Campesino encuentra fósil de 16 mil años en Uruguay

Los restos de un gliptodonte, que datan de unos 16 mil años de antigüedad, fueron descubiertos por un campesino en la ciudad de Carmelo, al suroeste de Uruguay, quien decidió contactar con el paleontólogo del Museo Nacional de Historia Natural (MNHN) Andrés Rinderknecht para notificar el hallazgo.

Resto fósil del caparazón del gliptodonte en Carmelo (Foto Prensa Libre: Museo Nacional de Historia Natural)
Resto fósil del caparazón del gliptodonte en Carmelo (Foto Prensa Libre: Museo Nacional de Historia Natural)

La lluvia fue la herramienta oportuna para que el fósil se dejara ver a orillas de un arroyo, así fue como el campesino lo divisó.

El experto dijo que el fósil era parte de un caparazón “muy duro” de un gliptodonte, mamífero herbívoro gigante que vivió en la llamada “Era del Hielo” hace unos 50 mil años, junto a mastodontes y perezosos gigantes.

El proceso de limpieza llevó unos tres días, Rinderknecht comentó que este “no fue dificultoso” ya que el animal vivo pesaría de 800 a mil kilogramos, pero al descubrir solo un trozo del esqueleto, el peso de la pieza cambia a unos 70 u 80 kilogramos.

Andrés Rinderknecht del MNHN durante el trabajo de retiro de la pieza (Foto Prensa Libre: Museo Nacional de Historia Natural)

Según señaló, el gliptodonte tuvo una caparazón redonda y alta, una cabeza pequeña y era de movimientos lentos debido al peso y a la protección que le propiciaba su rígida cobertura.

Al mismo tiempo, su extinción fue hace unos 8 mil años y, al igual que los mastodontes, la razón sigue siendo “un misterio”, indicó el paleontólogo.

La aparición de estos animales “no es excepcional”, contó el paleontólogo, quien informó que en el país suramericano hay alrededor de seis “esqueletos completos” exhibidos en los departamentos de Colonia y San José, (suroeste) y Canelones (sur).

Sin embargo, destacó este descubrimiento desde un punto de vista didáctico o pedagógico porque el esqueleto quedará rezagado en Carmelo para su exhibición y no para estudiarlo como sucede en los que se encuentran en el Museo Nacional de Historia Natural.

El gliptodonte o Glyptodon, fue un mamífero perteneciente a la megafauna del Pleistoceno y es originario de Suramérica, estos mamíferos herbívoros surgieron en la Patagonia argentina, y tras la unión de este subcontinente con el resto de América algunos se extendieron hacia el norte.

Además, sostuvo que existen dos teorías, una es que los animales gigantes murieron debido a un cambio climático, tras el calentamiento global y el fin de la era glacial o por la convivencia con el ser humano que los cazaba para su alimentación.

Otros hallazgos

En Coto Brus, Costa Rica, el 28 de agosto se encontraron huesos de un perezoso gigante, es por esto que el paleontólogo venezolano, Ascanio Rincón, se encuentra en el país centroamericano para realizar una investigación.

“Trabajamos para identificar, sobre todo, el origen de un perezoso gigante encontrado en Coto Brus. Hasta la fecha en América se conocen 14 especies de perezosos gigantes que migraron dentro del continente, y lo que buscamos es confirmar o descartar que el encontrado en Costa Rica pertenezca a alguna de estas familias”, explicó Rincón en un comunicado de prensa.

El experto indicó que se trata de un perezoso que, según los 2 mil 600 registros de fauna asociada en el sitio, es mucho más antiguo que la formación de Centroamérica, por lo que la investigación trata de averiguar cómo llegó hasta esta zona.

Contenido Relacionado

> Un pez fósil en Guatemala
> Desaparece fósil y piedra lunar propiedad del Congreso
> Exhiben dinosaurio de 30 metros de largo