El fuerte video que muestra cómo policías usaron un perro para atacar a una persona durante su detención

Tres oficiales de la Policía de Missouri fueron grabados cuando tenían a un sospechoso inclinado sobre su patrulla policial.

Publicado el
Policía de Missouri usa la violencia para detener a sospechoso. (Foto Prensa Libre: Tomada de Facebook)
Policía de Missouri usa la violencia para detener a sospechoso. (Foto Prensa Libre: Tomada de Facebook)

Según las imágenes, dos de ellos lo presionaron contra el capó mientras que un tercero se quedó a unos metros de distancia, manteniendo a raya a un perro policía.

Pero durante los siguientes minutos, los oficiales en el suburbio de Woodson Terrace en St. Louis dejaron que el perro mordiera y tirara de la pierna y el pie del sospechoso durante aproximadamente un minuto mientras gritaba, informó el The Washington Post.

El video, grabado por un transeúnte durante el arresto del lunes por la mañana y publicado en Facebook , ha acumulado más de 7 mil 600 visitas y provocó una rápida reacción en las redes sociales y los líderes comunitarios.

El fiscal electo del condado prometió una “revisión exhaustiva” de lo sucedido. La junta editorial del St. Louis Post-Dispatch dijo que el hombre no representaba “una amenaza aparente” para los oficiales.

Al señalar que los tres oficiales son blancos y el sospechoso afrodescendiente, el periódico comparó el ataque del perro con lo que hizo el “infame jefe de seguridad pública, Bull Connor, en la década de 1960 para disuadir a los afrodescendientes de marchar por la igualdad de derechos” en Birmingham, Alabama.

“Este incidente tiene todas las características de los policías que deciden emitir su forma personal de justicia callejera”, escribió la junta el martes.

El departamento de policía de 18 oficiales en Woodson Terrace, una ciudad de aproximadamente 4 mil habitantes que se encuentra al sur del Aeropuerto Internacional St. Louis Lambert, emitió un comunicado defendiendo las acciones de los oficiales.

Los tres fueron a un negocio alrededor de las 7:15 am del lunes 20 de septiembre para atender una llamada sobre alguien que entró sin autorización y se negó a irse.

La persona que llamó tenía “miedo” de que el hombre se quedara en el edificio, dijo el Departamento de Policía de Woodson Terrace en el comunicado.

Cuando los agentes se reunieron con el hombre, la Policía afirmó que inmediatamente los amenazó con matarlos y se identificó como un “ciudadano soberano”, un grupo de personas afiliadas que no reconocen el poder del gobierno para cobrar impuestos o enjuiciarlos. Además, el sujeto gritó obscenidades, se negó a seguir órdenes y dijo que “no obedecería su contrato”, según el comunicado.

Luego caminó hacia el tráfico en la hora pico, lo que obligó a los oficiales a bloquear los vehículos para evitar que golpearan al hombre, según el comunicado.

Advirtieron al sujeto

Los agentes, que creían que el hombre estaba bajo los efectos de las drogas, le dijeron que se pusiera las manos a la espalda. La Policía dice que se negó, y cuando intentaron obligarlo a hacerlo, se resistió. Los oficiales, agregó el comunicado, luego le advirtieron varias veces que si no obedecía, desplegarían al perro policía.

Siguió resistiendo, según el departamento, provocando “heridas leves” a uno de los agentes.

Entonces los oficiales soltaron al perro. El video muestra que se enganchó al pie del hombre y lo mordió repetidamente durante unos 30 segundos mientras gritaba pidiendo ayuda.

Cuando el perro tiró de la pierna del hombre, dos de los oficiales lo tiraron al suelo y trataron de forzarle los brazos a la espalda. El perro siguió tirando de la pierna derecha del hombre. Siguió gritando el sospechoso.

El cuidador del perro finalmente retiró al animal del hombre, pero solo unos segundos después, lo soltó nuevamente cuando este se levantó y dio un paso en lo que parece ser un intento de huir. No está claro si estaba intentando evadir a los oficiales o alejarse del perro.

El perro nuevamente se abalanzó sobre el hombre, lo arrastró al suelo y le mordió la pierna repetidamente durante otros 30 segundos hasta que el oficial detuvo al animal. Luego, los agentes esposaron al sujeto, quien, al parecer herido, se acercó cojeando a un auto de la Policía.

Después de que los agentes lo arrestaron, encontraron metanfetamina en el hombre, según la declaración del departamento, “lo que explicaría por qué los agentes no pudieron contener al sujeto”.

Llegaron los paramédicos, pero el sospechoso se negó a recibir tratamiento, por lo que los agentes lo llevaron al departamento de Policía. Después de que comenzó a quejarse de sus heridas, se llamó nuevamente a los paramédicos y el hombre fue llevado al hospital.

El fiscal del condado de St. Louis, Wesley Bell, dijo en un comunicado que su oficina “está al tanto de este video y que haremos una revisión exhaustiva del incidente”,

Se negó a comentar más y su oficina no respondió a un mensaje de The Washington Post el miércoles por la noche.

Le puede interesar: Acción policial contra manifestaciones por muerte George Floyd genera repudio

La Policía de Woodson Terrace y el alcalde de la ciudad, Lawrence “Butch” Besmer, no respondieron de inmediato a los mensajes de The Post preguntando si se había abierto una investigación de asuntos internos.

El jefe de Policía de Woodson Terrace le dijo a KTVI que deseaba que los oficiales hubieran estado usando cámaras corporales para brindarle a la gente una imagen más completa de lo que sucedió. El departamento obtuvo la aprobación para comprarlos a principios de este año, pero no han llegado.

Michael Gould, un experto en perros policía, le dijo a KSDK que el video era “perturbador” y calificó el uso de la fuerza por parte de los oficiales como “problemático”. Reconoció que no sabía exactamente lo que estaban experimentando los agentes, pero dijo que las imágenes parecen mostrar que tenían al hombre bajo control.

Gould, que tiene más de 35 años de experiencia con la Policía y los perros de servicio, dijo que los animales son instrumentos que deben “desplegarse con mucho cuidado”. Los oficiales deberían considerar otras formas de aliviar una situación, agregó.

“Lo analizaría con mucho cuidado, por qué no se habrían utilizado otros niveles de fuerza”, dijo Gould a la estación. “Según lo que … vi, parecía que el sujeto estaba bajo control”.

No existen estándares nacionales para el adiestramiento de perros policía, sin embargo, envían a miles de estadounidenses a las salas de emergencia de los hospitales cada año, según “Mauled: Cuando los perros policía son armas”, una investigación de un año realizada por Marshall Project, AL.com, IndyStar. y el Instituto Invisible.

Si bien muchos departamentos de todo Estados Unidos afirman que utilizan perros solo para capturar a sospechosos acusados ​​de cometer delitos violentos o para intervenir cuando los agentes están en peligro, la investigación de “mutilado” descubrió que a menudo se usaban en casos menores, como infracciones de tránsito, controles de salud mental, y situaciones en las que los sospechosos entraban ilegalmente o huían de la Policía.

Para leer más: Quién es la oficial que confundió su arma de fuego con una taser y mató a Daunte Wright en Minnesota

Y cuando los perros mordían, a menudo causaban lesiones graves y, en ocasiones, la muerte.

“Los perros que se utilizan en los arrestos son criados y entrenados para que tengan una mordida lo suficientemente fuerte como para atravesar la chapa”, según la investigación. “Sus mordeduras pueden parecerse más a ataques de tiburón, según expertos e investigadores médicos. Cuando se usan en personas, pueden dejar cicatrices desgarradoras, músculos desgarrados e infecciones peligrosas”.

Gould, el experto en perros policía, dijo que el poder de los perros policía es la razón por la que los agentes no pueden esperar que alguien obedezca sus órdenes cuando los muerden y los tiran.

“Es una respuesta refleja humana, no puedes tener un perro de 80 libras pinchando tu piel y ser obediente”, dijo. “Es prácticamente imposible”. El consejo editorial del periódico local fue más directo.

“No hubo nada tan urgente en el arresto de Woodson Terrace que impidiera que los oficiales probaran técnicas alternativas para que prevalecieran las cabezas más frías”, afirma el editorial Post-Dispatch. “El único mensaje parecía ser: si tú, como persona afrodescendiente, muestras la más mínima resistencia, esto es lo que podemos hacerte.