Enviudó y 14 meses después dio a luz al bebé de su esposo fallecido: La emotiva historia de una mujer en Oklahoma

Sarah Shellenberger perdió a su esposo de manera inesperada y meses después, gracias a un tratamiento de fertilización in vitro, trajo al mundo a su primer hijo.

Publicado el
Sarah documentó todo el proceso de esta increíble historia en su perfil de Instagram. (Foto Prensa Libre: @sarahrshellenberger/Instagram)
Sarah documentó todo el proceso de esta increíble historia en su perfil de Instagram. (Foto Prensa Libre: @sarahrshellenberger/Instagram)

La increíble historia de una mujer que dio a luz al bebé de su fallecido esposo ha conmocionado a los usuarios de redes sociales.

Sarah Shellenberger, de 40 años, trajo al mundo a su hijo luego de que su esposo, Scott, falleciera trágicamente 14 meses antes del parto.

La pareja de Oklahoma se casó en 2018 y tras varios meses de intentar concebir un bebé, consideraron la posibilidad de acudir a una clínica de fertilización para realizar este proceso.

Con la intención de tener su primer hijo, ambos acudieron a una clínica en Barbados para comenzar con el proceso de la fertilización in vitro.

A pesar de esto, Scott, quien era docente en la Universidad de Oklahoma, falleció a causa de un paro cardíaco en febrero de 2020 mientras impartía una clase de ciencias.

 

Además: Meghan Markle: ¿De qué trata su primera producción en solitario con Netflix?

Luego de algunos meses, y tras la trágica muerte de Scott, la clínica de fertilización le informó a Sarah que los resultados del proceso eran positivos y derivado de esto se produjeron dos embriones en perfectas condiciones.

Ante esta oportunidad única, Sarah decidió quedar embarazada por uno de los embriones y continuar el proceso que habían planeado en conjunto a su difunto esposo.

Lea también: “Como una trituradora de papel”: El relato de una joven que sobrevivió al ataque de un tiburón

“A nuestros ojos, tenemos estos dos embriones que ya están creados y son nuestros hijos. Para mí, no había otra opción. Son nuestros hijos. Tuve que tratar de quedar embarazada y traer a nuestros hijos a este mundo, relató Sarah a The Mirror.

Finalmente, Sarah y Scott tuvieron su primer hijo: Hayne. El nombre del bebé fue acordado desde el inicio del proceso de fertilización in vitro y es una manera de mantener la memoria de su esposo intacta.

Asimismo, la madre del pequeño relató el proceso de su embarazo en su perfil de Instagram y anunció que tiene la intención de quedar embarazada del segundo embrión.