Republicanos de EE.UU. fracasan de nuevo en aprobar una ley migratoria

Los líderes republicanos de la Cámara Baja de Estados Unidos fracasaron este miércoles de nuevo en aprobar una ley migratoria con la que pretendían dar un camino a la ciudadanía a 1,8 millones de jóvenes indocumentados, pero también recortar la inmigración legal y dotar de financiación la construcción del muro fronterizo con México.

Paul Ryan habla con durante una conferencia de prensa sobre el proyecto de ley de inmigración. (Foto Prensa Libre:AFP).
Paul Ryan habla con durante una conferencia de prensa sobre el proyecto de ley de inmigración. (Foto Prensa Libre:AFP).

Con 121 votos a favor y 301 en contra, los republicanos se mostraron de nuevo incapaces de proponer un texto legislativo que convenza tanto a sus correligionarios como a los demócratas para solucionar el problema de los jóvenes indocumentados, atajar la separación familiar y fortalecer la seguridad en la frontera.


La propuesta planteaba un camino a la ciudadanía para 1,8 millones de jóvenes sin papeles, conocidos como “soñadores“, y ponía fin a la separación familiar en la frontera, pero a la vez limitaba la reunificación de los inmigrantes legales separados de sus parientes y concedía US$25 mil millones  para crear el muro fronterizo con México.
A pesar de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, dio su apoyo al texto “in extremis” durante la mañana de este miércoles, el liderazgo republicano fracasó tras semanas de negociaciones con su ala más moderada.
No obstante, pese a la derrota, el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, logró el principal de sus objetivos: frenar que demócratas y centristas forzaran un voto en el pleno sobre este asunto mediante una maniobra legislativa.
Activistas protestan por la visita del Fiscal General Jeff Sessions y sus políticas antimigrantes en Los Ángeles, California. (AFP).

Se trata de una estrategia política, ya que así Ryan evita la posibilidad de que los republicanos más moderados obliguen a considerar sus propuestas migratorias, más progresistas, y que podrían obtener el respaldo suficiente en la Cámara Baja, pero no con el visto bueno de Trump.

Lea además; Tribunal de EE. UU. ordena que se reúna a las familias de inmigrantes separados

El proyecto de hoy también incluía una iniciativa conservadora para poner fin a la separación familiar en la frontera, uno de los temas más candentes después de que el presidente impusiera una política migratoria de “tolerancia cero”, que ha provocado la separación de más de 2.500 niños de sus padres al tocar suelo estadounidense.
El texto hubiera anulado lo que se conoce como el acuerdo Flores, que establece estándares mínimos de reclusión y un límite de 20 días para la detención de menores.
No obstante, todavía es posible que la Cámara Baja someta a votación una medida más simple destinada únicamente a poner fin a la separación familiar, aunque aún no está claro el procedimiento.


Se espera que se presenten varios proyectos de ley diferentes en la Cámara de Representantes, y también se están realizando esfuerzos similares en el Senado a este respecto.
Después del fracaso del voto, Trump insistió en que, en cualquier caso, la legislación hubiera fallado en el Senado, donde la mayoría republicana es mínima.
“El problema es que necesitamos votos demócratas en el Senado y es por eso que no me emociono demasiado con el proyecto de ley de la Cámara, porque no va a pasar en el Senado, no vamos a lograr que los demócratas voten por nada. Podemos darles el 100% de lo que quieren, y duplicarlo y aun así no lo aprobarían”, dijo el mandatario a la prensa.
Activistas protestan por la visita del Fiscal General Jeff Sessions y las administraciones Trump políticas de inmigración en Los Ángeles, California (AFP).

Por su parte, la líder de la minoría demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, consideró que la norma propuesta por Ryan era inadmisible.
“El proyecto de ley de Ryan era el escandaloso y ofensivo programa de deportación masiva del presidente hecho ley”, apuntó la congresista.
Manifestantes bloquean la calle frente al Edificio Federal en un acto de desobediencia civil mientras se unen a activistas que protestan por la visita del Fiscal General Jeff Sessions en Los Ángeles, California. (AFP).

“Lamentablemente, los republicanos de la Cámara de Representantes continúan amenazando la salud y la seguridad de los niños en la frontera con un nuevo proyecto de ley diseñado específicamente para llevar a cabo la bárbara orden ejecutiva de detención familiar indefinida”, añadió Pelosi.
La demócrata advirtió de que, de haber salido adelante, los republicanos hubiera legalizado “la monstruosidad” de “encerrar a niños y familias sin papeles indefinidamente”.
“El Congreso debería proteger a los niños traumatizados, no allanar el camino para su encarcelamiento indefinido y la destrucción de sus derechos humanos”, reiteró la legisladora.

Contenido relacionado;

>Demócratas presentan proyecto de ley sobre peticiones de asilo para Centroamérica
>Juez autoriza demanda contra cancelación de TPS en EE. UU.