“Hice lo que cualquier madre haría”, el desgarrador testimonio de una mujer que asesinó a puñaladas al vecino que abusó de su hijo

Una mujer de 38 años admitió que no se arrepiente de lo que hizo debido a que se encontraba “desesperada por proteger” a su hijo.

Publicado el
Sarah Sands, de 38 años, fue condenada por apuñalar a su vecino después de enterarse de que era un pedófilo. (Foto Prensa Libre: Twitter)
Sarah Sands, de 38 años, fue condenada por apuñalar a su vecino después de enterarse de que era un pedófilo. (Foto Prensa Libre: Twitter)

Según informes oficiales de Reino Unido, una mujer identificada como Sarah Sands, de 38 años, fue condenada por apuñalar a su vecino después de enterarse de que era un pedófilo y que abusó de su hijo de 12 años.

Sands es la responsable de la muerte de Michael Pleasted de 77 años, a quien le quitó la vida en su apartamento ubicado en el este de Londres, semanas después de descubrir que el adulto mayor había abusado de varios menores, incluyendo su hijo.

En 2015, Sands, madre soltera de cinco hijos, fue declarada culpable de homicidio involuntario por pérdida de control. Además, fue sentenciada a tres años y medio en prisión, pero un tribunal de apelaciones extendió la pena de prisión “indebidamente indulgente” a siete años y medio.

Durante su juicio, se supo que Michael Pleasted tenía más de 20 condenas por delitos sexuales que se remontaban a más de tres décadas.

“Hice lo que cualquier madre haría porque él le hizo eso a mi hijo pequeño”, dijo Sands, antes de ser liberada.

“No me enorgullezco de eso, pero al menos sé que Pleasted no puede lastimar a nadie más. Nunca volvería a matar, no me veo como una asesina, pero no me arrepiento de lo que hice porque fui una madre desesperada por proteger a mis hijos”, agregó Sands.

Lea también: Ofreció 8 mil dólares para que asesinaran a familiares de su exesposa y fue delatado por el sicario

Durante su testimonio, Sands reveló detalles de cómo acabó con Plesasted.

“Bebí dos botellas de vino y me arrodillé en el suelo. Sostuve una foto de los niños y grité, no había podido llorar antes” dijo Sands.

“La culpa que sentía por no protegerlo me abrumaba. Fue entonces cuando tomé el cuchillo y fui a casa”, agregó y según reportes, Pleasted le abrió la puerta y sin pensarlo, Sands lo atacó. “Le pinché en la frente con el cuchillo, no podía permitir que hubiera más dañados, alguien tenía que proteger a las personas”, reveló Sands.

Además: “Esas cosas son del diablo”: Mujer no se vacuna por recomendación de un pastor evangélico y muere por covid-19

La policía indicó que Pleasted fue apuñalado ocho veces con un cuchillo de cocina de 12 pulgadas. En agosto de 2018, Sands se reunió con su familia y se enfocó en el libro Loss of Control.