La SIP condena las agresiones a periodistas durante las protestas de EE. UU.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó este martes 2 de junio las agresiones, detenciones y amenazas que están sufriendo los periodistas mientras cubren las protestas que tienen lugar en en Estados Unidos a raíz de la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía en Mineápolis (Minesota).

Manifestantes sostienen carteles mientras protestan en EE. UU. por la muerte de George Floyd. (Foto Prensa Libre: AFP)
Manifestantes sostienen carteles mientras protestan en EE. UU. por la muerte de George Floyd. (Foto Prensa Libre: AFP)

El presidente de la SIP, Christopher Barnes, dijo en un comunicado que “si bien los periodistas conocen los riesgos a los que se exponen durante la cobertura de protestas sociales”, en muchos de los casos denunciados la prensa “se convirtió en el objetivo de la Policía y los manifestantes”.

La SIP denunció la detención en Mineápolis el pasado viernes del corresponsal de la CNN Ómar Jiménez mientras transmitía en vivo y de otros dos miembros de su equipo, así como la agresión a la fotoperiodista Linda Tirado, que esa misma noche recibió un disparo con una bala de goma en el ojo y perdió la visión.

En esta ciudad también fueron heridos por perdigones de goma el periodista Julio-César Chávez y Rodney Seward, ambos de Reuters; Ali Velshi y su equipo del canal MSNBC; Susan Ormiston, periodista del Canadian Broadcasting Corporation, y John Marschitz, ingeniero de sonido de CBS News.

Las protestas por el fallecimiento de Floyd, que fue arrestado el 25 de mayo, comenzaron la semana pasada y continúan a día de hoy en numerosas ciudades a lo largo de todo el país en las que los manifestantes piden que se acabe con la brutalidad policial.

La detención de Floyd fue captada en video por transeúntes y muestra a un oficial de Policía con su rodilla sobre el cuello del arrestado, esposado y en el suelo, y quien en varias ocasiones gritó que no podía respirar.

Las protestas contra el racismo han puesto el toque de queda en varias ciudades de Estados Unidos para reprimir los disturbios, luego de la muerte de George Floyd. (Foto Prensa Libre: AFP)

 

Hasta ahora, las autoridades han detenido también durante las protestas al corresponsal de la cadena australiana 9News, Tim Arvier en Minneapolis; a las fotógrafas Bridget Bennett y Ellen Schmidt en Las Vegas (Nevada), y en Nueva York al reportero del HuffPost Christopher Mathias, y al comentarista de CNN Keith Boykin.

Los manifestantes también agredieron en Washington, DC, a Leland Vittert, reportero de Fox News, y a su equipo cerca de la Casa Blanca, y en Pittsburgh (Pensilvania) a Ian Smith, fotoperiodista de la cadena KDKA TV, a quien le destruyeron su cámara.

Además, un grupo de manifestantes causó destrizos en la sede central de CNN en Atlanta (Georgia).

La SIP junto a otras 96 organizaciones de prensa firmaron una carta que enviaron a la Policía y a autoridades estatales de Minesota, en la que protestaron por el trato recibido durante la cobertura de las manifestaciones.

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Roberto Rock, subrayó que “cuando se agrede a la prensa se afecta el derecho del público a recibir noticias” e instó a que se detengan las agresiones y detenciones y “se garantice la libre movilización de la prensa”.