MiG-29: Por qué la propuesta de Polonia sobre la entrega de aviones causa polémica y cuál es la razón por la que EE.UU. la rechazó

Mientras Zelenksi hizo un llamado para el envío urgente de los aviones MiG-29, EE. UU. señala que la acción sería muy riesgosa y explicó por qué desencadenaría una “ampliación indeseada” en el conflicto con Rusia.

Publicado el
Cazas MiG 29
Polonia ha creado una polémica con los miembros de la OTAN con el ofrecimiento de todos sus cazas MiG-29 para apoyar al gobierno de Ucrania. (Foto Prensa Libre: BBC)

Los aviones de caza MiG-29 se han convertido en el foco de la reciente polémica entre los miembros de la OTAN, debido a la propuesta de Polonia de ofrecer estos aviones a Estados Unidos para que puedan ser otorgados al gobierno de Ucrania y así pueda defenderse de los ataques de la invasión de Rusia.

Estados Unidos ya ha afirmado que la propuesta polaca “no es sostenible” debido a las preocupantes implicaciones que conlleva que miembros de la OTAN envíen vehículos militares para ayudar a Ucrania en el conflicto que tiene contra Rusia.

El presidente de Ucrania, Volidimir Zelenski, pidió a los miembros aliados de la OTAN en un video de su cuenta de Telegram que tomaran rápido una decisión ante la propuesta, debido al incremente de los ataques del ejército ruso en varias zonas del país, concretamente en Kiev, su capital ucraniana, Járkov y Mariúpol.

¿Por qué esta propuesta preocupa tanto a los aliados de la OTAN? ¿Qué significa el apoyo de Polonia a Ucrania para el gobierno de Rusia?  ¿Cuáles son las razones de Estados Unidos de no aceptar la propuesta?

¿Qué son los MiG-29?

Llamados originalmente Mikoyan MiG-29, estos son un tipo de cazas que se fabricaron en las épocas de la extinta Unión Soviética durante la Guerra Fría, como respuesta ante los aviones de combate americanos como el F-16 Fighting Falcon y el McDonnell Douglas F-15 Eagles.

Iniciando sus operaciones en el año de 1982, los MiG-29 poseen armamento avanzado como munición de precisión y armas efectivas en espacio aéreo y en campo terrestre.

Estos aviones, a pesar de seguirse produciendo en territorio ruso, se han exportado a otros países que antes formaban parte de la Unión Soviética. Países como Eslovaquia, Ucrania, Polonia, Moldavia y Bulgaria tienen estos vehículos, además de otros países fuera el campo europeo como Cuba y Argelia.

Lea también: MiG-29: qué podría pasar con el plan de Polonia de dar sus cazas a EE. UU. para que los envíe a Ucrania

Envío de vehículos

El fin de semana pasado, Volodimir Zelenski había solicitado el envío de aviones de combate para defenderse de la invasión rusa, esto se hizo en una llamada en donde se encontraban más de 300 miembros del Congreso de los Estados Unidos.

Según la planificación original, Washington recibiría, por parte de los países miembros de la OTAN, antiguos aviones que se usaron en la época de la Unión Soviética, con la condición de que la misma OTAN les brindaría nuevos vehículos que cumpliera con las mismas características operacionales.

La propuesta

El 8 de marzo, por medio de un comunicado oficial, El ministro de Exteriores de Polonia, Zbigniew Raua aseguró que su gobierno está completamente listo para entregar todos sus aviones MiG-29 al gobierno de Estados Unidos, para que ellos puedan dejarlos a disposición del gobierno de Ucrania y así puedan contrarrestar el ataque del gobierno de Rusia.

La idea consistía en entregar los aviones a la base aérea Ramstein, que se encuentra en Alemania para que Estados Unidos pueda obtenerlos. El gobierno de Polonia aseguró que iban a comenzar nuevas negociaciones con Estados Unidos para la venta de nuevos aviones de combate mucho más modernizados.

Finalmente, el comunicado finalizaba alentando a todos los países miembros de la OTAN que formaran parte de esta iniciativa de apoyar con equipamiento militar y vehículos al gobierno de Ucrania.

Lea también: Rusia y Ucrania: qué es una zona de exclusión aérea y por qué Occidente no la activa para defender a Ucrania

Las reacciones

La subsecretaria de Estado para Asuntos Exteriores de Estados Unidos, Victoria Nuland, aceptó que la propuesta de Polonia “tomó por sorpresa” a Estados Unidos, agregando que se trataba de “un anuncio sorpresa por parte de los polacos”.

En un principio La Casa Blanca afirmó que estaban realizando las consultas con respecto a la propuesta de Polonia junto a otros miembros de la OTAN. Sin embargo, el portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos, John Kirby, aseguró en ese mismo día del comunicado de Polonia que esa operación “no era sostenible”.

“La perspectiva de que los aviones de combate a disposición del Gobierno de Estados Unidos de América’ partan de una base de EE.UU. y la OTAN en Alemania para sobrevolar el espacio aéreo sobre Ucrania, disputado con Rusia, plantea serias inquietudes para toda la alianza“, aseguró el portavoz.

Este 9 de marzo, el Pentágono declaró oficialmente que rechazaron la propuesta de Polonia de recibir sus aviones MiG-29, debido a las graves consecuencias que esta negociación significaría no solo para estos dos países, sino para los propios aliados de la OTAN.

¿Cuáles son las implicaciones?

El 24 de febrero, cuando Vladimir Putin dio inicios a los operativos militares en Ucrania, advirtió a todas las entidades internaciones que no debían impedir ni intervenir en los operativos, ya que, si eso ocurría, provocaría “una respuesta rápida e inminente por parte de Rusia, desatando consecuencias nunca antes vistas”.

La OTAN, hay que recordar, es una organización militar compuesta por más de 30 países de América del Norte y Europa, con la única función de salvaguardar la seguridad de sus miembros ante cualquier amenaza externa.

Como lo dicta el artículo 5 del tratado de la OTAN:

“Las partes involucradas acuerdan que un ataque armado contra una o más de ellas, que tenga lugar en Europa o en América del Norte, será considerado como un ataque dirigido contra todas ellas, y en consecuencia, acuerdan que si tal ataque se produce, cada una de ellas, en ejercicio del derecho de legítima defensa individual o colectiva reconocido por el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas, ayudará a la parte o partes atacadas, adoptando seguidamente, de forma individual y de acuerdo con las otras partes, las medidas que juzgue necesarias, incluso el empleo de la fuerza armada, para restablecer la seguridad en la zona del Atlántico Norte”.

Lea también: “¡Los niños están bajo escombros!”: los videos que muestran las secuelas de los bombardeos rusos contra hospital ucraniano de Mariúpol

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, aseguró que la decisión de entregar sus aviones MiG-29 al gobierno de Ucrania debía ser contemplada por todos los miembros de la OTAN y Estados Unidos.

“Polonia no es parte en esta guerra. Una decisión sobre la transferencia de los cazas debe ser tomada por la OTAN en su conjunto. Por eso, esa decisión está en manos de EEUU y de la OTAN”, aseguró el ministro.

Finalmente, John Kirby afirmó que la propuesta de Polonia de apoyar a Ucrania con vehículos militares “podría conducir a una reacción rusa significativa que aumentaría la perspectiva de una escalada militar con la OTAN”.

El secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, conversó con el ministro de Defensa polaco, Mariusz Blaszczak este 9 de marzo sobre la propuesta, agradeciendo que Polonia apoyara a Ucrania. Pero que esa decisión “conduciría a una ampliación indeseada del conflicto que se vive entre Ucrania y Rusia, agregando a todos los aliados de la OTAN”.