Muere niña mexicana que era abusada por sus padres y que pidió a los médicos que no la curaran para no volver a casa

La menor era abusada y explotada física y sexualmente por sus padres y estaba hospitalizada desde hacía cuatro meses.

“Mejor me quiero morir, no me curen”. Esa fue la petición de Yatziri, una niña de 7 años, a los médicos que la atendieron en agosto del 2020 en el Hospital de La Margarita, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Puebla, a donde había sido llevada para que la trataran de las graves lesiones que le hicieron sus padres y otros familiares.

La niña llegó con hemorragia interna, un pulmón colapsado, quemaduras en la espalda y señales de violación y desde entonces estaba ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Miguel Barbosa Huerta, gobernador de Puebla, dijo el 28 de agosto que los padres de la niña, Rafael N y Alejandra Viridiana N, fueron capturados como presuntos responsables de las agresiones de la niña, mientras que un tío está prófugo, pues se cree que él es el responsable de los abusos sexuales.

El Gobierno de Puebla publicó un mensaje en Twitter el 28 de diciembre de 2020 en el que informaba de la muerte de Yatziri y dijo que los actos contra la niña no quedarán impunes.

Agresión tras agresión

En agosto de 2020, las autoridades dijeron que Yatziri ya había sido ingresada a ese hospital semanas antes pues llegó con quemaduras en los glúteos y tenía destrozado parte del músculo, pero que el historial de ingresos de la menor data del 2019.

Recordaron que Mitzi Aidé, una hermana de Yatziri, murió asfixiada en junio de 2020. Se determinó que había sido por un broncoespasmo, pero se abrió una investigación para ver si los padres tuvieron algo que ver con el hecho.

Este fue el tuit que publicó la Fiscalía General de Puebla el día que capturó a los padres de la niña abusada.