Murió el asesino y líder de una secta Charles Manson a los 83 años

El asesino y líder de una secta Charles Manson murió a los 83 años por causas naturales en un hospital de Kern County, en California, informaron hoy las autoridades penitenciarias.

Fotografía tomada en agosto de 2017 por el Departamento de Correccionales y Rehabilitación de California. (Foto Prensa Libre: AFP)
Fotografía tomada en agosto de 2017 por el Departamento de Correccionales y Rehabilitación de California. (Foto Prensa Libre: AFP)

Cumplía cadena perpetura y hacía unos días había sido ingresado en el hospital después de que su estado de salud empeorara. Las autoridades penitenciarias no mencionaron más detalles.

En 1969, Manson cometió una serie de brutales asesinatos con un grupo de seguidores. Entre las víctimas estaba la entonces esposa del director Roman Polanski, la actriz Sharon Tate. Además Tate, que estaba embarazada, fueron también asesinadas en su mansión en Los Angeles otros cuatro invitados que estaban en la casa. A la noche siguiente, los asesinos entraron la casa del empresario Leno y Rosemary LaBianca.

Manson no estuvo en el lugar de los hechos, pero tras un largo y mediático juicio fue condenado por ser el cerebro de los asesinatos. En la primavera de 1971, Manson y sus seguidores más próximos fueron condenados a la pena de muerte. Como en California se eliminó la pena capital, la sentencia fue conmutada por cadena perpetua.

Actriz Sharon Tate y su esposo Roman Polanski en 1968. (Foto Prensa Libre: AFP)

El asesino estaba en la prisión estatal de Corcoran. Según el diario “Los Angeles Times”, se le negó una decena de veces una libertad bajo fianza. La próxima cita para revisar la condena había sido fijada para 2027.

Manson era un delincuente con una amplio expediente en antecedentes penales, aunque todos ellos delitos menores, pero 1967 comenzó a destacar en el ámbito hippy de San Francisco como carismático líder de de una comuna. La “Manson Family” se asentó en el sur de California.

Las mujeres que participaron en la secta, como Susan Atkins, Patricia Krenwinkel y Leslie Van Houten, mantuvieron durante el juicio su lealtad a Manson, a quien adoraban como a un “Jesucristo”. Tan sólo después se distanciaron de él y se arrepintieron de lo hecho. Atkins murió de cáncer en prisión en 2009. Tenía 61 años.

Profecía inspirada en los Beatles

Nacido el 12 de noviembre de 1934 en Cincinnati, en el norte de Estados Unidos, de una madre con solo 16 años, el pequeño Charles nunca conoció a su padre y creció sin amor.

Su infancia fue caótica. En la adolescencia fue internado en una institución para muchachos donde cayó en la delincuencia. En 1955, con 21 años, fue condenado a cinco años de cárcel por robo de automóvil, pero obtuvo la libertad condicional.

En 1969, Manson cometió una serie de brutales asesinatos con un grupo de seguidores. (Foto Prensa Libre: AFP)

Intentó sentar cabeza casándose con Rosalie Willis, pero un año después volvía a ser condenado por el mismo delito. En la cárcel supo que tenía un hijo, pero Rosalie pidió el divorcio y se fue con el niño.

Liberado por buena conducta, fue encarcelado de nuevo por diferentes delitos. “He pasado toda mi vida en prisión, lo que hace que aquí me sienta como en casa… ¿Cuánto hace que estoy en la cárcel? 34 años”, dijo en una entrevista en 1981.

En 1967, incluso pidió quedarse entre rejas, pero su petición fue rechazada. Fue en ese momento, en plena época hippy y con el apogeo de los Beatles, cuando fundó su “familia”, en torno a una profecía inspirada en canciones del mítico grupo inglés.

La comunidad de Manson, compuesta principalmente por mujeres ingenuas y entregadas, vive al margen de la sociedad. Nacen muchos bebés. El gurú tiene al menos un hijo con una de sus adeptas. La droga siempre está presente.

Nómada al principio, la comunidad se instala después en ranchos del Valle de la Muerte.

Creyéndose la reencarnación de Cristo, Charles Manson fomenta una serie de asesinatos para provocar el estallido de una lucha entre blancos y negros, bautizada como “Helter Skelter” por un título de los Beatles.

Cuando en numerosas entrevistas concedidas desde la cárcel se le preguntó qué consejo daría a los jóvenes, respondía: “deja huella para hacer saber al mundo que estuviste aquí”.

Más de 50 años después, los asesinatos de la “familia” Manson siguen atormentado las conciencias y suscitando una fascinación morbosa, alimentada por libros, canciones, circuitos turísticos, páginas web y películas. El propio Manson publico un álbum en 1970, que fue reeditado en CD en 2006.