Nevada inusual en el desierto del Sahara sorprende al mundo

Como algo muy inusual una nevada cubrió con un manto blanco el desierto del Sahara, uno de los lugares del mundo con las probabilidades más bajas de que ocurra ese tipo de fenómenos. 

Con un fenómeno inusual, las dunas del Sahara se cubrieron de nieve el domingo pasado. (Foto Prensa Libre: Facebook Zineddine Hashas)
Con un fenómeno inusual, las dunas del Sahara se cubrieron de nieve el domingo pasado. (Foto Prensa Libre: Facebook Zineddine Hashas)

La nevada cayó el pasado domingo en la ciudad de Ain Sefra, en el desierto del Sahara, y aunque la nieve solo pudo mantenerse por poco más de una hora y media, las imágenes captadas por Zinnedine Hashas han dado la vuelta al mundo.


Una de las curiosidades es que la mencionada ciudad no se encuentra en un punto propenso para nevar porque se encuentra a mil metros sobre el nivel del mar y sumado a eso, según el servicio meteorológico local la temperatura habitual en esta época del año ronda los 12 grados Celsius.

Esta zona del mundo se estima que recibe un promedio de 169 milímetros de lluvia por año, muy por debajo de lo establecido para declarar un área como desértica.

Las montañas alrededor del desierto mantuvieron la nieve por más tiempo. (Foto Prensa Libre: Zineddine Hashas)

Argelia ya había alertado sobre una posible nevada durante el fin de semana en la zona oeste del país, la previsión era hasta 15 centímetros de nieve, alerta a la que la mayoría restó importancia por la zona.

Así ocurrió el domingo cuando las dunas se cubrieron de nieve, una mezcla del color marrón de sus arenas con el blanco de la nieve.

Según el medio ABC, es la tercera nevada que se registra en esa zona en los últimos 50 años, pero ninguna había sido tan severa desde 1979 (hace 39 años), después de esa ocurrió una leve el año pasado y la del domingo último que acumuló los 15 centímetros de nieve. 

Video ABC

¿Por qué nevó?

Según la explicación técnica, el fenómeno fue causado por una corriente de aire frío en forma de espiral que provenía del mar Mediterráneo, la responsable de llevar y formar la nieve a Ain Sefra.

La nieve solo permaneció sobre las tunas por poco más de hora y media. (Foto Prensa Libre: Zineddine Hashas)