Panamá Papers: las claves para entender la filtración

Un enorme caudal de documentos pertenecientes al despacho panameño de abogados Mossack Fonseca, una importante generadora de sociedades offshore a nivel mundial, fueron filtrados y dados a conocer este domingo tras extensas investigaciones. Los primeros resultados de esa investigación fueron difundidos bajo el nombre de Panamá Papers e implican a decenas de políticos de alto rango, deportistas y personalidades mundiales. 

Esta es la primera vez que se conoce al detalle el funcionamiento de esta sociedad offshore. A continuación algunas claves dadas a conocer por el periódico alemán “Süddeutsche Zeitung”.

Según la filtración el astro argentino Leo Messi, el director de cine español Pedro Almodóvar y Pilar de Borbón, tía del rey Felipe VI, tienen o tuvieron empresas opacas en Panamá, 

  • ¿Cómo se hicieron públicos estos documentos?

Hace más de un año una fuente anónima contactó con el diario alemán “Süddeutsche Zeitung” (SZ) y le transfirió documentos internos de Mossack Fonseca a través de una vía encriptada. El volumen llegó a ser de aproximadamente 2,6 terabytes. El periódico señaló que la fuente no quiso ni dinero, ni ningún tipo de contraprestación por los documentos filtrados, si bien sí solicitó algunas medidas de seguridad.

Debido a la magnitud de los datos filtrados, el SZ decidió compartir la información con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) para analizarlos de manera conjunta. El ICIJ tenía experiencia en coordinar otros proyectos de investigación de este tipo como Lux-Leaks y Swiss-Leaks, en los que también participó el SZ.

Panama Papers es el mayor trabajo de cooperación de este tipo hasta el momento. Cerca de 400 periodistas de más de 100 organizaciones mediáticas en cerca de 80 países trabajaron durante los últimos doce meses en los documentos. Entre ellos se encuentran el diario argentino “La Nación”, el español “El Confidencial” y “El Universo” de Ecuador.

  • ¿En qué consisten los documentos?

Los Panamá Papers abarcan 11,5 millones de documentos internos del despacho de abogados panameño Mossack Fonseca. La cifra es superior a los documentos filtrados por Wikileaks, Offshore-Leaks, Lux-Leaks y Swiss-Leaks juntos.

Principalmente se trata de e-mails, pdfs y material fotográfico, así como de extractos bancarios internos de Mossack Fonseca. Los datos proporcionan información que se extiende desde la década del 70 hasta comienzos de 2016.

Son documentos vinculados a sociedades offshore en 21 paraísos fiscales.

  • ¿Qué personalidades relevantes están implicadas?

Las fuentes que dieron a conocer los resultados de esta primera investigación mencionan a doce jefes de Estado o primeros ministros, 128 políticos de distintas esferas gubernamentales, 61 familiares o socios cercanos a líderes políticos y futbolistas, empresarios, actores y otras personalidades públicas.

  • ¿Qué es exactamente Mossack Fonseca?

El despacho de abogados Mossack Fonseca de Panamá ofrece el servicio de crear y administrar empresas offshore. De acuerdo con sus propios datos, la empresa cuenta con más de 500 colaboradores en todo el mundo. Está presente en Belice, Países Bajos, Costa Rica, Reino Unido, Malta, Hong Kong, Chipre, Islas Vírgenes Británicas, Bahamas, Panamá, Anguila, Seychelles, Samoa y en los estados norteamericanos de Nevada y Wyoming.

Fue fundado en 1977 por el abogado de origen alemán Jürgen Mossack, que nació en la ciudad de Fürth y emigró, según pudo saber el SZ, siendo un niño con su familia a Panamá. En 1986 se unió a ella el panameño Ramón Fonseca Mora.

¿Qué mecanismos fueron utilizados?

Ante todo, las llamadas sociedades fantasma o instrumentales, para disimular haberes y ocultar la identidad real de un propietario real de una cuenta o una sociedad.

Se trata de los trusts, estructuras jurídicas offshore, basadas en el extranjero y a menudo en paraísos fiscales.

Son administradas por personas que aparecen como directivos de estos trusts, lo que permite ocultar la identidad de los verdaderos beneficiarios, que eluden así el impuesto en su país de origen.

“Hay centenas de miles de trusts en el mundo”, en Panamá, pero también en Guernesey, Bahamas o las Islas Vírgenes británicas, explica Daniel Lebgue, presidente de Transparency International France.

El escándalo de los Panama Papers ilustra asimismo, en las estrategias de evasión fiscal, la omnipresencia de las “acciones al portador”  o “bearer shares”, acciones que permiten no divulgar la identidad de su propietario, a diferencia de las acciones nominales.

¿Son ilegales?

Recurrir a sociedades offshore no es en sí ilegal. En Francia, por ejemplo, están autorizadas si son declaradas al fisco.

Pero, según Lebgue, “detrás de estas estructuras opacas, hay dinero muy negro, procedente de actividades criminales (droga, terrorismo, delincuencia), del dinero negro (obtenido mediante corrupción) y del dinero gris (obtenido de la optimización fiscal).”

Tampoco las acciones al portador son ilegales, según los expertos.

“En cambio, son contrarias a las normas internacionales. No por la acción al portador en sí, sino por no saberse quien está detrás de ella”, afirma Pascal-Saint Amans, que coordina la lucha contra los paraísos fiscales en la OCDE.

¿Cómo erradicar la evasión fiscal?

Se han hecho muchos esfuerzos en este sentido desde el 2009, bajo el impulso del G20.

Ello permitió una fragilización del secreto bancario  (90 países se han comprometido a intercambiar automáticamente sus informaciones antes del 2018) y la adopción de un plan de lucha contra la optimización fiscal de las multinacionales, el “BEPS”, adoptado en noviembre, que las obliga a declarar sus actividades país por país.

  • En INFOGRAFÍA: “¿Cómo funciona el sistema de evasión fiscal de las compañis offshore?

001_9C51G.jpg

“El G20 se ha puesto de acuerdo sobre el objetivo y el principio” pero “no todos (los países) han tomado las medidas necesarias para aplicarlos” matiza Daniel Lebgue.

Más globalmente, los países tienen dificultades para acabar con la opacidad debido a la falta de cooperación de ciertas jurisdicciones, y a la complejidad de las técnicas utilizadas.

“Los defraudadores se adaptan” explica Antoine Bozio, director del Instituto de políticas públicas  (IPP) , para quien “la lucha contra el fraude fiscal se juega en el terreno de las técnicas financieras”.

¿Qué países plantean aún problemas?

Según una lista de la Comisión europea publicada en junio, 30 jurisdicciones son consideradas aún no suficientemente cooperativas.

Entre ellas, islas del Caribe como Anguila y Antigua-y-Barbuda, aunque también Seychelles o Liechtenstein.

La OCDE cita por su lado a 38 jurisdicciones que deben hacer más progresos.

Un país centra las críticas: Panamá, considerado por las oenegé como la oveja negra de la lucha anticorrupción, debido a su gran número de sociedades offshore  (unas cien mil ) y su reticencia a hacer más transparentes las famosas “acciones al portador”.

“El +black money+ se ha concentrado en las jurisdicciones que siguen siendo las más opacas, y la más opaca de todas es Panamá”  destaca Pascal Saint-Amans, que alude a una “línea de frente”.

“Cuanto más avanzamos, más los defraudadores se concentran en los países que no han hecho progresos” explica.

  • En VIDEO: “Investigación Panama Papers salpica a personalidades mundiales”.https://www.youtube.com/embed/fAokZ5WUdfE