Polémica en Google por el despido de una investigadora afroamericana

Un grupo de más de 1 mil trabajadores de Google piden explicaciones sobre el despido de una colaboradora afrodescendiente.

Publicado el
Google está acusada de usar su posición dominante para bloquear a la competencia.
Google está acusada de usar su posición dominante para bloquear a la competencia.

Más de 1 mil 400 empleados de Google exigieron el viernes que el gigante tecnológico explicara por qué despidió a una empleada afroamericana, investigadora de cuestiones de ética relacionadas con la inteligencia artificial (IA).

Timnit Gebru tuiteó el miércoles que Google la había desvinculado después de que enviara un correo electrónico a un grupo interno de la empresa lamentando el “silenciamiento de las voces marginadas”.

También dijo en ese correo electrónico al grupo que la compañía le había ordenado retractarse de un trabajo de investigación.

Gebru es una defensora de la diversidad y cofundadora de un grupo dedicado a impulsar el talento de personas afroamericanas en el ámbito de la inteligencia artificial.

Hasta el martes, era investigadora y codirectora de un equipo de ética en IA en Google.

Gebru tuiteó lo que dijo que era el mensaje de despido de Google, en el que se señala que “aspectos del correo electrónico que envió anoche a los empleados que no son parte de la gerencia reflejan un comportamiento que es inconsistente con las expectativas de un gerente de Google”.

El artículo de investigación del que se le pidió a Gebru que se retractara analizaba el potencial de una herramienta de inteligencia artificial utilizada por Google y otras empresas de tecnología para imitar la escritura humana del discurso del odio y el lenguaje sesgado, según un informe de la radio pública estadounidense, NPR.

Un poco más de 1 mil 400 empleados de Google se encontraban entre los casi tres mil 300 nombres de una carta en línea en la que se pedía al gigante tecnológico que explicara el despido de Gebru junto con el motivo por el que le ordenó que retirara su investigación.

La carta exigía que Google hiciera un compromiso “inequívoco” con la integridad de la investigación y la libertad académica.

“En lugar de ser aceptada por Google como una colaboradora excepcionalmente talentosa y prolífica, Gebru se ha enfrentado a una actitud defensiva, el racismo, censura en la investigación y un despido en represalía”, dice la carta.