Estos son los acuerdos entre Estados Unidos y México para frenar la migración indocumentada

México oficializó los compromisos asumidos con Estados Unidos en un intento por detener la oleada de migrantes indocumentados hacia la tierra de Trump y que se traducen en la cancelación de aranceles a productos.

Una familia centroamericana en la frontera EE. UU. México. (Foto Prensa Libre: AFP)
Una familia centroamericana en la frontera EE. UU. México. (Foto Prensa Libre: AFP)

Marcelo Ebrard, canciller mexicano, señaló en conferencia de prensa en Washington que los acuerdos asumidos entre ambos países fueron:

Reforzar las acciones para asegurar el cumplimiento de la ley en México.

Incrementar esfuerzos para la aplicación de la ley a fin de reducir la migración indocumentada.

Desplegar a la Guardia Nacional en todo el territorio mexicano con énfasis en la frontera sur (con Guatemala).

Acciones conjuntas para desmantelar redes de tráfico de migrantes.

Fortalecer la relación bilateral para el intercambio de información y acciones coordinadas en la frontera México-Estados Unidos.

Luego de que Estados Unidos envíe sin demora a migrantes que lleguen a su territorio para solicitar asilo, México los atenderá, dará oportunidades de empleo, salud y educación, a ellos y sus familias.

Protección de derechos humanos de los migrantes.

Revisión de los acuerdos asumidos dentro de 90 días.

En directa alusión a Guatemala, El Salvador y Honduras, Ebrard dijo que las conversaciones con Estados Unidos también incluyeron:

Fortalecer y ampliar la cooperación para crear en el sur de México y el Triángulo Norte Centroamericano una zona de prosperidad que permita a las personas y sus familias mejores vidas en casa.

El canciller mexicano Marcelo Ebrard habla con la prensa después de las negociaciones sobre aranceles en el Departamento de Estado de Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: EFE)

“Estados Unidos reiteró su beneplácito al Plan de Desarrollo Integral lanzado por el gobierno de México en conjunto con los gobiernos del Salvador Guatemala y Honduras para promover estos objetivos. México y  Estados Unidos liderarán el trabajo con socios nacionales e internacionales para conseguir una Centroamérica próspera y segura y así abordar las causas subyacentes de la migración, con el objetivo de que los ciudadanos puedan construir mejores vidas para ellos y sus familias en casa”, dijo.

Como antesala, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció en Twitter la suspensión indefinida de los aranceles a todas las importaciones de México que iban a entrar en vigor el próximo lunes gracias al acuerdo con ese país para “reducir considerablemente o eliminar” el flujo migratorio.

“Las aranceles programados para entrar en vigor el lunes contra México quedan suspendidos indefinidamente. México a cambio ha aceptado tomar medidas contundentes para detener la marea migratoria a través de México hacia nuestra frontera sur”, anunció Trump en Twitter.

“México, a su vez, acordó tomar medidas enérgicas para detener la marea de la migración a través de México y hacia nuestra frontera sur. Esto se está haciendo para reducir o eliminar en gran medida la inmigración ilegal que viene de México a Estados Unidos”, agregó Trump en esa red social.

Mauricio Ebrard, canciller mexicano que lideró las negociaciones con la administración de Trump, se expresó satisfecho porque no habrá aranceles para los productos de su país.

A la sombra esas negociaciones estaba la posición de Estados Unidos de que México podía hacer más por contener a los migrantes sin papeles dentro de su territorio, para que la crisis que no se trasladara a suelo estadounidense.

Trump hizo el anuncio luego de regresar de su viaje por Europa y que ponen fin a las rondas de las duras reuniones en Washington.

Manuel López Obrador, presidente mexicano, también se expresó contento por evitar la imposición de aranceles.