Desarrollo de país

2021: Salud, desnutrición y reactivación económica

José Santiago Molina josesmolinam@gmail.com

Publicado el

¡Feliz Año Nuevo! Mis mejores deseos por que hayan pasado unas sanas y descansadas fiestas de Navidad y Año Nuevo. Hoy 4 de enero, de nuevo a la actividad laboral. ¡Ánimo! Tuve la oportunidad de pasar unos días en el suroccidente de Guatemala. Fue muy emotivo ir a San Carlos Sija, Quetzaltenango. Ahí viví con mis padres y mi hermana los primeros 4 años de mi vida. También estuve en Salcajá, Quetzaltenango, en Nuevo San Carlos, Retalhuleu, y en ambas cabeceras departamentales. Fue muy interesante escuchar a los familiares y a los amigos opinar del acontecer nacional e internacional. Hay coincidencia en la preocupación de la salud por el covid-19, por la situación económica de muchos y por la dinámica de la política en el país, donde ven a un Congreso de la República con imagen muy dañada, a un Ejecutivo desgastado, un sistema de justicia con serias dificultades, ciertos problemas de seguridad ciudadana que causan las maras y el narcotráfico, y corrupción en varias instituciones. Les comparto comentarios y mis reflexiones sobre esas interesantes conversaciones:

1) Covid 19: Vi a muchos usando la mascarilla. Las noticias internacionales de la segunda ola y no tener certeza de fechas y plan de la vacuna en Guatemala causan preocupación. El Gobierno debe hacer su mejor esfuerzo para que a la brevedad posible tengamos la vacuna y que haya suficiente para que pronto termine este martirio del coronavirus.

2) Reactivación económica: Se deben tomar cuatro acciones: a) Que el Ejecutivo termine de corregir el presupuesto 2021 en la primera quincena de enero. Debe priorizarse la salud (covid), la reconstrucción de áreas dañadas por las depresiones tropicales Eta e Iota, la desnutrición infantil, la crisis alimentaria (Eta e Iota), mantenimiento apropiado en carreteras de pavimento y de terracería, e inversión en infraestructura como estaba planteado a inicios de 2020. b) Que todas las instituciones públicas rindan verdaderas cuentas (usan fondos públicos). Se dice que se va 25% del presupuesto en corrupción, por lo que si no auditamos desde la ciudadanía y desde las instituciones de control, no habrá mejora tangible en el uso de los recursos. c) Que el sector empresarial tenga confianza e invierta lo más que pueda en el país. El plan de McKinsey dará la guía. d) Que el sistema de justicia camine en la ruta correcta para que exista justicia pronta y cumplida, y certeza jurídica (solo así vendrá inversión extranjera).

3) Congreso: Vemos un organismo de Estado con mala imagen por ausencia de transparencia en su actuar. Tienen cómo corregir y deben corregir. Deben trabajar de acuerdo a la ley, buscando plantear iniciativas de ley y aprobar leyes que sirvan al país. Es peligroso no corregir su actuar e imagen.

4) Ejecutivo desgastado: Un año como el 2020 es desgastante para cualquier gobernante. Durante diciembre tuvieron oportunidad los gobernantes de revisar quién sigue y quién no en ministerios y secretarías. Retomando el rumbo pueden recuperar buena parte de lo perdido en gestión en el primer año de gobierno.

5) Cortes, sistema de justicia y certeza jurídica: El sistema de justicia en Guatemala está muy mal visto, tanto por lo politizado e ideologizado en la CC, politizado en la CSJ, por lentitud en todo y por corrupción en algunas judicaturas. Guatemala debe tener a los mejores profesionales en las Cortes y en los juzgados. Solo así podemos corregir. En 2021 debe elegirse a los mejores para CSJ y Apelaciones, y para CC.

Soy optimista y estoy seguro de que el Gobierno y las municipalidades harán un gran esfuerzo por retomar el rumbo. La salud, la educación, la seguridad y la economía irán por un mejor camino. Debemos dar pasos serios en desarrollo económico, en combate de la corrupción y del crimen organizado, que afectan lo anterior.