Hagamos la diferencia

Coopachol, R.L.

Samuel Reyes Gómez samreygo@yahoo.com

Publicado el

El cooperativismo o movimiento cooperativo es una doctrina, un sistema, un movimiento, una actitud que estimula y defiende la cooperación como medio para lograr un mayor beneficio comparado con el que las personas logran a nivel individual, y permite, además, satisfacer las necesidades existentes. El cooperativismo tiende a defenderse como una fuerza económica que favorece la inclusión financiera de los más necesitados. Consiste en el cambio de espíritu de lucro personal por el de servicio, libertad y participación. Este tipo de movimiento surge como una gran alternativa al mundo económico imperante en el siglo XVIII, en donde se hace énfasis en el trabajo solidario, ayuda mutua y primacía del hombre. En el año 1844, en el poblado de Rochdale, Lancashire, Inglaterra, un grupo de 27 hombres y una mujer fundaron la primera cooperativa, para proporcionar una alternativa asequible para obtener provisiones y alimentos de buena calidad, pues se estaban proporcionando de muy mala calidad y adulterados. Utilizaron los excedentes en beneficio de la comunidad. Desde entonces, el cooperativismo ha prosperado y se ha extendido por todo el planeta; hoy día, abarca a todos los sectores de la economía.

A finales de 2021, según Inacop, en el país se tenían registradas 1,196 cooperativas; de ellas, 1,175 son de primer grado, de varias clases: agrícolas 388, ahorro y crédito 432, comercialización 106, consumo 54, pesca 10, producción 83, servicios especiales 37, transporte 18 y vivienda 47. Además, 16 federaciones, 2 confederaciones y 3 centrales de servicio. A la fecha, son 1,215. El número de asociados superan ya los 2 millones y medio, que actualmente son más del 33% de la población económicamente activa (PEA) del país. Las cooperativas de ahorro y crédito ocupan un lugar importante dentro de la banca nacional; estarían ocupando entre la cuarta y quinta posición entre los bancos, si se les equipara; importante es también mencionar que tienen acciones en por lo menos uno de los bancos grandes del país. Las cooperativas fomentan el movimiento económico en las comunidades de influencia del grupo, manteniendo una neutralidad política y religiosa, con igualdad de género, y se rige bajo los principios de honestidad, transparencia, responsabilidad social y preocupación por los demás.

En el municipio de El Chol, Baja Verapaz, en la aldea de Los Amates un entusiasta grupo de personas y amigos dedicado/as a la agricultura, a la ganadería, al comercio, así como a proveer servicios diversos en educación, salud, construcción se han unido para formar la Cooperativa de Ahorro y Crédito, Los Amates, El Chol, R.L denominada (Coopachol, R.L.). que pretende contribuir al movimiento económico productivo así como de ahorro y crédito en el municipio de El Chol, la idea es asociar a gran parte de los habitantes de este municipio, para apoyarles en sus actividades productivas, desarrollando además proyectos de beneficio para la comunidad cholense y posteriormente para las comunidades aledañas, especialmente del sur de Salamá. El día de ayer los asociados firmaron su Acta Constitutiva la que fue autorizada por el alcalde municipal Prof. Enrique Milián y su sede ocupará el edificio donde funcionó Correos y Telégrafos, en el corazón comercial del municipio. La cooperativa en formación está en trámites finales para completar su autorización por parte del instituto Nacional de Cooperativas (Inacop), luego su inscripción en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), Inspección General de Cooperativas (Ingecop) y la Intendencia de Verificación Especial (IVE).

No dudamos que esta cooperativa llevará más desarrollo a este pujante, paradisiaco y tranquilo municipio que es ejemplo de paz en la Verapaz, al contribuir a que las personas productivas del lugar puedan realizar sus transacciones monetarias, recibir beneficios como asociados activos de la cooperativa y participar en proyectos que estarán a disposición a sus asociados. Todas las ideas son bienvenidas.