Economía para todos

Empresa familiar de Antonio José de Irisarri

José Molina Calderón josemolina@live.com

El historiador Horacio Cabezas proporciona el relato de la empresa familiar de Juan Bautista de Irisarri (1740-1805). Dice así:

Antonio José de Irisarri (1786-1868). Político, diplomático, periodista polemista, poeta satírico y filólogo. Nació en la ciudad de Guatemala, el 7 de febrero de 1786. Su padrino fue Gregorio Ignacio de Urruela y Angulo. Sus padres fueron Juan Bautista de Irisarri y María de la Paz Alonso y Barragán. Estudió en la Escuela Belem y en el Seminario Tridentino.

En 1805, al morir su padre, quedó a cargo de la empresa familiar; el año siguiente partió hacia México en viaje de negocios; posteriormente se dirigió a Perú y Chile, con la misma finalidad.

En 1809 se casó, en Santiago de Chile, con Mercedes Turcios y Larraín, una prima lejana, quien era propietaria de un mayorazgo en La Paz, Bolivia, con ella procreó a Hermógenes. Pronto se relacionó con el sector político que promovía la independencia de aquel país.

Desempeñó, entre otros, los cargos siguientes: Regidor del Ayuntamiento de Santiago de Chile, intendente de Santiago de Chile, ministro de Relaciones Exteriores de Chile, director supremo interino de Chile —1813, por siete días—, cargo equivalente en el siglo XXI a jefe de Estado o Presidente.

En 1822, pocos días después de haber conseguido un préstamo de un millón de libras esterlinas en Londres, Inglaterra, recibió instrucciones para que anulara lo actuado. Como Irisarri no pudo efectuar lo que se le pedía, fue removido del cargo de ministro plenipotenciario de Chile en Londres.

Durante su estancia en Londres, junto con Andrés Bello publicaron El Censor Americano (1820). En 1829, sin previa experiencia militar, fue nombrado comandante en jefe de las Operaciones del Estado de Guatemala. Al ser ocupada la ciudad de Guatemala de la Asunción por el Ejército Aliado Protector de la Ley, comandado por Francisco Morazán, fue hecho prisionero. Al año siguiente, Irisarri logró fugarse de la cárcel y embarcarse hacia Chile, donde se dedicó al manejo de un viñedo.

En 1837 acompañó una expedición comandada por Manuel Blanco Encalada, que marchaba hacia Perú con la misión de desintegrar la Confederación Perú-Bolivia. Iba nombrado como encargado de negocios ante el gobierno de Perú, con la misión de establecer un tratado favorable a Chile; sin embargo, después de varias derrotas militares, decidió firmar el Tratado de Paz de Paucarpata, para evitar el aniquilamiento del ejército chileno en los campos de batalla.

El gobierno de Chile rechazó lo actuado por Irisarri y le llamó a dar cuentas, pero este se rehusó a retornar y, desde la clandestinidad, redactó varios panfletos en los que se defendió de la acusación de traición y de la condena a muerte.
En 1849 se estableció en Nueva York desempeñando cargos diplomáticos, representando a Guatemala, Nicaragua y El Salvador ante el gobierno estadounidense.

El gobierno de Guatemala creó el 11 de octubre de 1973 la Orden Antonio José de Irisarri. La Escuela de Diplomacia del Ministerio de Relaciones Exteriores creó el Premio Irisarri, para la mejor tesis de sus graduados. En la Avenida de La Reforma capitalina hay una estatua de su persona hecha por Rodolfo Galeotti Torres.

Marcelino Menéndez Pelayo, escritor español, filólogo y crítico literario, lo calificó como uno de los hombres de más entendimiento, de más vasta cultura y de más fuego en la polémica que América ha producido.

Comentario mío final: La empresa familiar ya no aparece en los registros de Guatemala después de la Independencia de 1821.