Desarrollo de país

Guatemala: productividad y certeza jurídica

José Santiago Molina josesmolinam@gmail.com

Publicado el

La realidad económica de Guatemala y la realidad económica de Estados Unidos es muy importante conocerla y entenderla (14.13 veces más grande per cápita Estados Unidos que Guatemala). Para detener el fenómeno migratorio ilegal de Guatemala a Estados los ciudadanos guatemaltecos responsables y honestos, que somos la inmensa mayoría, debemos de buscar el camino correcto del desarrollo sostenible del país. Solo así, en mi opinión, minimizará ese fenómeno sin necesidad de usar la fuerza pública en fronteras y de construir muros físicos.

La Corte de Constitucionalidad dio un gran paso la semana pasada cuando con un fallo razonado dejó sin lugar las acciones presentadas en contra del Acuerdo Gubernativo 89-2019 que da vida a la legislación del empleo a tiempo parcial que es una realidad de muchos países del mundo y que es basado en un muy bien elaborado Convenio 175 de la Organización Internacional del Trabajo. Poder tener acceso al empleo a tiempo parcial de manera formal con seguridad social es una enorme contribución para que Guatemala tenga más rutas en la recuperación y el desarrollo económicos, y para que los trabajadores tengan certeza de los beneficios de ley del empleo formal. Además, el empleo formal es parte de lo necesario en el ámbito de dar certeza jurídica a las inversiones. Seguramente esas empresas que pueden brindar ese empleo a tiempo parcial contribuirán a no migrar ilegalmente.

Parte del plan del Plan de Desarrollo Económico que desarrolló McKinsey & Company en una alianza entre empresarios y la Municipalidad de Guatemala que el gobierno actual tomó como el proyecto base para el Plan Guatemala No se Detiene, requiere del empleo a tiempo parcial para que negocios como los call centers, por ejemplo, sean una fuente de empleo para quienes estudian y no pueden trabajar 8 horas pero que necesitan de ingresos.

Guatemala necesita formalizar el empleo y formalizar la economía, pero también necesita seriamente trabajar en la certeza jurídica. Mientras más formalidad hay en el empleo más bienestar tiene el trabajador por tener acceso a las prestaciones de ley que sin duda alguna son beneficiosas, y mientras más se formalice la economía mucho mejor para los ingresos públicos -más recaudación- para que si se planifica bien y se invierte y gasta con transparencia y con eficiencia, habrá mejores servicios públicos y mejor obra pública.

Sin embargo, para que la inversión sea mucho mayor a la actual se necesita trabajar fuertemente en la certeza jurídica. Eso incluye el tema laboral, garantía de propiedad privada, agilidad en la creación de empresas, funcionamiento adecuado sin corrupción y sin politización del sistema de justicia, agilidad en devolución de impuestos como el IVA en la exportación, aplicación de la ley a quienes la incumplan y todo lo necesario para que nos ponga en un marco de competitividad de primer mundo.

La productividad del guatemalteco es muy bien vista en los Estados Unidos, pero también en Guatemala. Donde cuando se paga por productividad se ve que si se quiere se puede. Soy un convencido qué a mayor nivel de educación académica y tecnológica, mayores son las oportunidades de mejores empleos o mejor es la base para el emprendimiento. Un gran pendiente en Guatemala es hacerle una completa reingeniería al sistema de educación pública, tal como hay que hacerle al de salud pública y Ministerio CIV. Está demostrado que con el liderazgo sindical actual no se avanza. En Estados Unidos la educación pública permite poder llegar la universidad y salir adelante. Quizá de ahí viene una de las razones de por qué el estado de California con los habitantes que tiene produce lo mismo que India, y que el estado de Texas produzca lo mismo que Brasil y el estado de Nueva York produzca lo mismo que Canadá.