Hagamos la diferencia

Joven emprendedor y altruista

Samuel Reyes Gómez samreygo@yahoo.com

Quedé sorprendido hace algunos meses cuando se le hizo entrega a Fabián Francisco Escobar Portillo el distintivo “medalla de Rotario del año presea Arturo Bianchi Arguello”, por varias razones: la principal, por la juventud de Fabián. Siempre imaginé esa clase de distintivos en el pecho de personas mayores, como reconocimiento a un largo recorrido altruista en su vida. Más sorprendido aún, al saber que era la segunda distinción, pues también recibió la “medalla de Rotario del año Rudy Herman”. Segundo, el saber que fueron otorgadas por su espíritu altruista. Como rotario, actualmente está al frente de las entregas de insumos médicos en toda la República de Guatemala del comité de emergencia rotario, en conjunto con el Ejército de Guatemala, apoyando a hospitales, centros de Salud y personal médico en los cuatro puntos cardinales del país.

A Fabián me lo he encontrado constantemente en el ambiente académico, siempre ha sido un joven educado, inquieto y con ganas de superarse. Se gradúo de ingeniero administrativo en la Universidad Galileo, carrera novedosa que combina la ingeniería con la gestión administrativa. Luego curso un posgrado en Gestión y Administración de la Calidad, obtuvo la maestría en Gestión y Administración de la Calidad, carreras que complementan perfectamente su ingeniería, y está estudiando el doctorado en Administración con Especialización en Alto Desempeño. Además, como complemento, estudió el curso de Altos estudio Estratégicos del Ejército de Guatemala, curso al que son invitados algunos civiles claves dentro de la sociedad guatemalteca, un diplomado en inteligencia y contrainteligencia en Perú, así como el curso de supervivencia de las brigadas de fuerzas especiales Kaibil.

Ha desempeñado puestos como el de gerente de operaciones en Sistemas de Seguridad, S. A.; gerente general en Confecciones Escorpo, S. A.; secretario de la Junta Directiva del Club Rotario de la Ciudad de Guatemala, director de proyectos de la junta Directiva del Club Rotario de la Ciudad de Guatemala. Es fundador de la empresa Confecciones Escorpo, S. A., especializada en chaquetas para promociones, con bordados especiales, tanto de nivel medio como universitario.

No cabe duda de que Fabián Escobar Portillo es un ejemplo para la juventud de Guatemala, pues como él expresó al recibir las medallas: “Como guatemalteco, me siento orgulloso de servir a mi país; como rotario, he logrado entender que el dar de sí, antes de pensar en sí, es lo que distingue a nuestra Institución y que nos compromete los 365 días del año, las 24 horas del día, a dar lo mejor de nosotros a nuestro país. Agradezco a mis compañeros del Club Rotario de la ciudad de Guatemala por este honor, en elegirme en portar este año el premio de Rotario del Año. Estoy comprometido con mi país a seguir trabajando por una Guatemala mejor, y estoy presto y dispuesto al llamado del servicio”.

Jóvenes guatemaltecos: Es importante que sirvan al país, antes que anteponer intereses personales, pues son la esperanza de esta nación, tienen la energía necesaria para hacerlo, pues según Proverbios 20:29: La gloria de los jóvenes es su fuerza, y la honra de los ancianos, sus canas. Rompan con la estela del consumismo que les obliga a tener la mejor de las comodidades, rompan con la tecnología de diversión, que entenebrece su mente, y con el narcisismo que les obliga a querer todo solo para sí, pues el servicio al prójimo y a la nación es la conducta más gratificante que podemos tener, ya que esto asegurará un mejor bienestar para el país. Ninguno debe tener en poco su juventud, sino deben ser ejemplo para la nación.