Desarrollo de país

La economía después de las elecciones del 2019

José Santiago Molina josesmolinam@gmail.com

Publicado el

En el programa de Guatevisión, el domingo 16 de junio, tuve la oportunidad de compartir escenario con el Lic. Jorge Briz, presidente de la Cámara de Comercio. Nos tocó desarrollar varios temas bajo la sombrilla del tema empleo. Quienes nos entrevistaron —Maricela Herrera y Alejandro Vidal— fueron de primer nivel.

Horas más tarde, todos supimos los resultados de la contienda electoral, donde destaca que el 11 de agosto habrá una segunda vuelta entre los binomios de los partidos UNE —Sandra Torres y Carlos Raúl Morales— y Vamos —Alejando Giammattei y Guillermo Castillo—. Es importante destacar que la UNE ganó más de cien alcaldías, que el partido Unionista nuevamente fue electo para gobernar la capital guatemalteca y que la UNE tendrá un tercio de los diputados en el Congreso de la República, pero con una composición de 19 partidos políticos.

Antes de anotar a mis propuestas a las autoridades que asumirán el cargo en enero del 2020, por esta vía hago ver la necesidad de que la legislatura actual, a partir del 15 de agosto, haga los cambios necesarios a la Ley Electoral y de Partidos Políticos para que en la próxima contienda tengamos algo sencillo, claro, funcional y atinado.

Solicito al Ejecutivo que desarrolle un adecuado plan de acciones sociales que deben priorizarse, y que se resumen en magistral plan de atención al problema de desnutrición crónica infantil, reforma del sistema de salud pública y reestructuración del sistema de educación pública, incluido el manejo de sindicatos. Considero muy importante que la ciudadanía conozca esos planes, que deben ser muy bien sustentados, antes del 11 de agosto. Seguramente, nos servirá conocerlos para que sea parte importante del análisis de por qué binomio votar.

¿Cómo se reactiva la economía y cómo se formaliza el empleo? Enviando a la población y al mundo mensajes que transmitan confianza a la inversión. Vean el caso de los presidentes Trump, en Estados Unidos, y Bolsonaro, en Brasil, donde los mercados reflejan el resultado de esa confianza transmitida con discurso y con hechos. Guatemala redujo posiciones en mediciones de inversión como porcentaje del PIB, según el FMI; en infraestructura y en competitividad, según el índice de competitividad mundial. Todo esto, desde que la administración de justicia fue más politizada que nunca.

Solicito a todos los alcaldes electos, a los 160 legisladores electos y al binomio que resulte electo el 11 de agosto que pongan mucha atención al tema de la reactivación económica, tan urgente. Guatemala tiene alrededor de 17 millones de habitantes, donde el 68% tiene edad de trabajar. Siete millones de personas es el estimado de la población económicamente activa. Se calcula que hay solo 30% de personas con empleo formal. Todos debemos contribuir a formalizar el empleo. Hay que reglamentar el Convenio 175 y hay que fomentar la inscripción en el seguro social.

Hay que trabajar a fondo la certeza jurídica. Debemos adecuar el reglamento del Convenio 169 de la OIT, imperio de la ley en invasiones o usurpaciones a propiedad privada y hacer un trabajo de dialogo y de ley y orden para minimizar la conflictividad.

Es necesario devolver los tres mil millones de quetzales que están registrados como devolución de crédito fiscal. Se necesita ese dinero para dinamizar la economía.

Se ha visto en el 2019 obra pública del gobierno en carreteras, y se necesita un gran plan de inversión en infraestructura 2020-2024. Guatemala está rezagado. Hay que cambiar el modelo de manejo de puertos. En Guatemala, caducó el modelo vigente. Hay que seguir el ejemplo de la Municipalidad de Guatemala que en los últimos 12 meses han aprobado más de tres millones de metros cuadrados de construcción. Eso se debe hacer en todo el país. Las municipalidades deben apoyar y facilitar la inversión.