Ventana

La sabrosura de vivir

Rita María Roesch clarinerormr@hotmail.com

Publicado el

Gonzo, como le llaman su familia y amigos, es un joven amante de la música, DJ y conocido como Mr. Tropical, un personaje de su creación que narra que viene de otra dimensión para recordarnos a los humanos que existimos para encontrar nuestros superpoderes, fue diagnosticado con un cáncer linfático en el 2018. ¡Qué paradoja! Tenía los pulmones colapsados y masas cancerosas por todo el cuerpo. “Imagina”, escribe en su diario, “que un día despiertas y todo lo que conoces hasta ese momento desaparece. Todo lo que te gusta, lo que te inspira, las personas que amas y te aman, tu mundo entero, deja de ser lo que es y no sabes qué pasará.” “Tremendo”, pensé. “Es como si de pronto desapareciera la luz del sol y quedáramos en tinieblas, sin saber por dónde caminar. ¡Qué pesadilla!”

A partir de ese momento oscuro, Gonzo decidió escribir un diario para internalizar el proceso médico, para estar muy consciente del inconmensurable desafío que el universo le presentaba. Caminaba en la cuerda floja, “entre la vida y la muerte”, susurró el Clarinero.

Su nombre es José Raúl González Iturbide. En la introducción de su libro, titulado La sabrosura de vivir, pregunta al lector: “Hola… ¿qué sientes al estar vivo este día?” Al leerlo me trajo de inmediato al presente. Me sacó del letargo y de la presión del trabajo diario. Admiré la actitud que asumió para superar esta difícil prueba. Debía conservar una actitud positiva, y tener coraje, amor, perdón y agradecimiento. Percibió que ese era el mejor camino para lograr la transformación y la sanación en su vida. Son necesarios para tener la valentía de conocer el origen de su enfermedad, porque las emociones impactan la salud del cuerpo. Con un discurso muy honesto, para nuestra sociedad conservadora, Gonzo nos conmueve con su testimonio. Va develando día a día, con reflexiones puntuales durante el proceso de las quimioterapias y conversaciones con su mamá, familiares y amigos, las circunstancias dolorosas que vivió de niño, especialmente el dolor que sintió y escondió por el rechazo constante que sintió de su padre. Sus reflexiones invitan a quien lo lee a que aproveche la oportunidad y se explore, que viaje a su interior, porque el mundo sería otro si nos conociéramos mejor. Sugiere que de la misma manera que hacemos ejercicio para cuidar el cuerpo, es necesario “hacer músculo espiritual”, aprender a controlar la mente para transformar las programaciones negativas que hemos recibido y evitar el desarrollo de alguna enfermedad.

Transcribo algunas de sus introspecciones. Día 5. Día de Biopsia. “Aunque exista miedo en nosotros, solo con recordar que el Amor lo puede todo ya estamos haciendo algo para cambiar las cosas”. Día 27: Un Monje-Niño. (La quimioterapia provocó la caída del pelo). “Mi mamá dice que parezco una combinación de monje y niño…” “Voy a tomar esta etapa como cuando los niños nacen y no tienen mucha idea de cuál es su misión específica, solo viven el momento presente con asombro y mucha curiosidad, aprendiendo todo el tiempo”.

Día 85: Un Pequeño Milagro. “Hoy sentí deseo de abrazar a mi papá. Lo llamé y al momento llegó junto a mí. La verdad es que no lo había abrazado en el pasado o no lo recordaba como lo hicimos hoy…”. Contra todo pronóstico, Gonzo logró recuperarse totalmente. En noviembre del año 2019 se casó con Sofía, “el ángel de su vida”. Sin embargo, en febrero de este año 2020 recae y le detectan el segundo cáncer: leucemia mieloide aguda y septicemia. Entra al intensivo por 40 días. Los doctores no creían que aguantaría más de 3 a 4 semanas de vida. Aunque parezca increíble, hace poco menos de un mes, en los últimos exámenes, se le diagnosticó ¡remisión hematológica, o sea que ya no presenta señales de enfermedad en la sangre! Gonzo y su esposa están felices. ¡Es un milagro! Saben que una nueva vida empieza y que su experiencia “será una luz en el camino de otros…”

(Solicite el libro por Whatsapp al 57012425. También se encuentra en librerías Progreso y Sophos).