Economía para todos

Yernos y nueras en las empresas familiares

José Molina Calderón josemolina@live.com

Para comprender el funcionamiento de las empresas familiares (EF), se realizará un recorrido de los temas de interés.
Entre estos temas están los siguientes: familia y negocio ¿son compatibles?; empresas familiares centenarias en Guatemala; paralelismos de la Constitución Política de la República de Guatemala y Carta Magna Familiar (CMF); áreas de los externos; la propia Carta Magna Familiar: alcances y límites; mayorías requeridas: un ejemplo práctico. Y finalmente, el contenido de la CMF.

El Proceso de Sucesión se suele iniciar cuando los hijos y las hijas de la segunda generación, le preguntan al padre de familia en dónde cabemos. A veces ya han trabajado ahí mismo o simplemente están de observadores. Por supuesto, la madre al lado participando u observando.

Los procesos de sucesión en la EF suelen ser de larga duración. Especialmente en la primera generación, el patriarca domina toda la situación y puede considerar que es autosuficiente y, además, con largos años de experiencia.
Los patriarcas por supuesto no creen que son inmortales, pero se consideran inmoribles. Esta última palabra significa que los patriarcas consideran que son cuasieternos.

Empero, hay un momento en el que los aspirantes de la segunda generación empiezan a plantearle temas al patriarca, que se resiste a tratar los temas y, finalmente, después de una o dos décadas da a conocer que está dispuesto a platicar al respecto.

Mientras tanto, durante ese período los miembros de la segunda generación han trabajado dentro de la EF, y su vida puede depender de ella. En cierta manera son cautivos del patriarca en lo sanguíneo y en lo monetario.

Cuando por fin la familia está dispuesta a platicar sobre el proceso de sucesión, se encuentran que no saben por dónde empezar. Y esto es lo que se sugiere en esta ocasión: iniciar el proceso de sucesión elaborando un documento que recoja los intereses de cada uno de los miembros de la familia.

Familia y negocios son compatibles. Cada grupo familiar conoce a sus miembros y conforme las familias aumentan de número, también crecen las variantes de entendimiento. Hay personas solteras, casadas y con todas las variantes que se dan en la familia. Y por supuesto, aparecen lo yernos y las nueras que, anticipo, aunque al inicio se les excluye del plan de sucesión, son la voz más importante porque tienen conversación permanente en la almohada y eso es diariamente. Se observan muchos casos en que por diferentes circunstancias yernos y nueras son parte activa. Así que no hay que ignorarlos.

El negocio puede ser de cualquier actividad económica, y de cualquier tamaño: micro, pequeño, mediano o grande. Y lo que se trata en el plan de sucesión es hacer compatibles la familia y el negocio, y separar los temas que corresponden a cada uno para evitar interferencias y tener un buen manejo de las relaciones entre familia y negocio.

En el mundo hay muchas EF. En la Unión Europea y en los Estados Unidos de América las hay gigantescas. En América Latina también las hay de lo más variadas. Y el último grito de la moda lo tiene Asia con una explosión de EF impresionante, quizás las más conocidas son de la China Continental. Ha crecido tanto Asia que los consultores de EF se han movido a ese continente en donde han encontrado una recepción notable. La globalización de los capitales ha hecho que grandes compañías compren EF.

Esto ya ha pasado en Guatemala. Puede decirse que esa globalización de las empresas es antifamilia.