Opinión

Economía para todos

Empresas familiares en Guatemala

José Molina Calderón josemolina@live.com

Archivado en:

José Molina Calderón

En el idioma inglés, family business es la terminología utilizada para lo que en español se llama empresa familiar (EF). La traducción de la palabra business, que significa negocio, por alguna razón no tiene tan buena prensa en el país, aunque es una palabra apropiada. La EF es la combinación del negocio en sí (el dinero) y de la familia (vínculos sanguíneos). Puede ser una mecha encendida para una bomba poderosa.

La EF es de interés para nuevos emprendedores y para quienes forman parte de la misma, tanto para el padre de familia, como su esposa, hijos e hijas, nietos y nietas, cuñados y cuñadas, empleados y, en fin, todos los que son parte de esa unidad socioeconómica.

La EF puede llegar a la bancarrota por falta de previsión en su organización, desarrollo y sucesión. Lo usual en una EF que quiera pasar a una nueva generación –a menos que tenga hijo único o hija única— es redactar la carta magna familiar también conocida como protocolo familiar.

La mayor parte de las empresas de Guatemala son familiares. Sin embargo, del paso de la primera a la segunda generación muere la mayoría de ellos. De la segunda a la tercera generación muy pocas pueden hacer una transición ordenada. A las que sobrepasan la cuarta y siguientes generaciones habría que otorgarles la Medalla de Empresa Familiar. Hay EF de Guatemala que lo han logrado.

¿Cuántas empresas familiares hay en Guatemala? No hay estadísticas completas. Sin embargo, pueden deducirse algunos datos. El Instituto Guatemalteco de Seguridad Social no llega a 100,000 patronos inscritos, de los cuales cotizan solo el 23%. El Banco de Guatemala mide la economía a través del producto interno bruto (PIB). Entre los datos que utiliza están las encuestas que hace con las empresas. El Directorio Nacional de Empresas y sus Locales (Dinel 2007) elaborado por el Programa de Mejoramiento de las Estadísticas Económicas (Proname) en el 2002, y actualizado en el 2007 por el Banco de Guatemala, contabilizó 219,675 empresas.

La microempresa arroja 175,466 organizaciones, con el 80% del total. La mediana empresa suma 43,395, el 19.7% del total. Las grandes empresas constituyen 604 compañías, el punto cero tres por ciento del universo de empresas del país, que generan el 63% del PIB, y emplean el 25% de la población económicamente activa (PEA).

El Dinel 2013 el Banco de Guatemala lo actualizó, pero de una forma distinta, registrando solamente 79,542 empresas, por lo cual el dato del 2007 es el más orientador para el tema de EF.

Las EF constituyen el sector propietario más grande de Guatemala, y poco a poco va siendo más estudiada.

En el último tercio del siglo XX llegaron a Guatemala asesores internacionales de EF que atendían empresas grandes y además daban cursos de capacitación.

Tuve la suerte de trabajar con uno de ellos, el Dr. Joan Ginebra, que falleció el 30 de diciembre del 2018. Era catalán, radicado en México, profesor de Escuelas de Negocios en Barcelona (IESE), en México (Ipade), y en Guatemala (UBS). Combinaba muy bien el tema de la familia que era numerosa, y el de la empresa por su gran experiencia en ese ámbito.

Desde finales del siglo XX y ya en el siglo XXI, las universidades de Guatemala empezaron a interesarse en las EF. Se disponen de tesis e investigaciones al respecto.

Nuevo aporte de talento es que ya hay varios consultores especializados en EF, lo que es un gran avance.

josemolina@live.com