Así le pueden afectar las decisiones que tomen los CEOs en los próximos tres años

La confianza en la economía global y en el de las propias organizaciones ha vuelto a niveles que no se veían desde el inicio de la pandemia del covid-19, y los tomadores de decisiones buscan un equilibrio entre salud y resultados económicos.

Publicado el
Guardar Compartir
El rol del CEO sigue siendo vital dentro de las tomas de decisiones de la organización. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)
El rol del CEO sigue siendo vital dentro de las tomas de decisiones de la organización. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)

Recordemos que el CEO por sus siglas en inglés se refiere al “Chief Executive Officer” y se traduce al español como el director general de las organizaciones.

El estudio KPMG 2021 CEO Outlook. Conectividad, enfoque en las personas y liderazgo con propósito, consultó a más de 1 mil 300 CEO´s globales sobre sus estrategias y perspectivas en un horizonte de tres años.

Algunos de los hallazgos reflejan que el 60% (74% México y 58% Centroamérica) confía en las perspectivas de crecimiento de la economía global durante los próximos tres años (en contraste con el 43% de CEO Outlook Pulse 2021, que se llevó a cabo entre enero y febrero de 2021).

LEA TAMBIÉN:
¿Por qué la suspensión del Doing Business deja un vacío en la forma de evaluar el clima de negocios

El análisis identifica que un 30% de los directores (22% México, 31% Centroamérica) planea invertir más de un 10% de los ingresos de la organización en medidas y programas de sustentabilidad en los próximos tres años.

Hugo Rodríguez, socio director de KPMG en Guatemala comparte los cuatro temas que los CEO´s priorizarán para la toma de decisiones:

  1. Confianza en la recuperación: Los CEO´s regresan a niveles de confianza similares a los que existían antes de que se desatara la pandemia y a pesar de los últimos retos que han surgido durante los pasados meses, alrededor de las nuevas variantes del virus, realizan planes de crecimiento basados en fusiones y adquisiciones (M&A) y alianzas estratégicas.
  2. Un propósito con visión ASG (ambiental, social y de gobierno corporativo): Los líderes globales y regionales visualizan el propósito de su organización como el marco rector de sus decisiones y transformación de sus modelos de negocio, considerando esquemas de inversión relevantes en programas de sustentabilidad sociales y de gobernanza.
  3. La relevancia de los grupos de interés: Los retos en atender todas las necesidades de sus grupos de interés tanto internos como externos, serán solventados por medio de acciones relevantes por parte de los líderes, ya que el cumplimiento de estos objetivos está inevitablemente ligado a los resultados de la organización y su crecimiento a largo plazo.
  4. Poner a prueba la resiliencia: Los CEO´s visualizan la resiliencia de su cadena de suministro, estrategias de ciberseguridad y respuesta ante cambio climático como factores decisivos en el crecimiento de su organización y la confianza que generen en los grupos de interés.

Acompañamiento del CEO

Rodríguez explicó que, en general, observan que cuatro de cada diez CEO´s globales se basan en la estrategia de contratar trabajadores a distancia, a fin de atraer al mejor talento posible e incrementar la resiliencia de la organización.

Para lograrlo, las empresas deberán asegurarse de tener propuestas de valor convincentes para atraer y retener al mejor talento.

“Calidad de trabajo, recompensa y reconocimiento, aprendizaje y desarrollo, propósito y valores corporativos; son fundamentales en estos nuevos entornos de trabajo”, resaltó el profesional.

La demanda por personal calificado en áreas específicas ha ido en aumento en el mercado laboral y existe una creciente demanda que supera la oferta laboral en ciertas áreas de especialidad.

La búsqueda del equilibrio

Para Rodríguez es importante determinar si son necesarios los pesos y contrapesos de la jerarquía organizacional, es necesario considerar que una de las estrategias del Gobierno Corporativo es la implementación de una estructura firme y eficiente que resulte clave para fortalecer la capacidad de gestión de la organización para contar con reglas claras sobre acuerdos entre accionistas y sobre aspectos estratégicos y clave en la operación.

Lo anterior genera mayor confianza ante potenciales inversionistas y permite facilitar el acceso a mercados y financiamiento en condiciones óptimas para lograr los objetivos del negocio, reduce conflictos familiares, así como controversias en la sucesión, además de mejorar la imagen de la empresa ante terceros, por último, transparenta la rendición de cuentas presentes en todas las interacciones de la empresa para impulsar el crecimiento sostenible.

Así cambió la pandemia la visión del CEO

Cualquier persona es vulnerable ante el covid-19, afirmó Rodríguez, y durante el año pasado descubrieron que la experiencia personal del CEO, la de su familia o de su equipo, hicieron que pusiera mayor atención en el aspecto humano y cambiaron su respuesta a la pandemia en términos de estrategia.

Este año, uno de los hallazgos más interesantes es cómo los líderes están basando sus estrategias de crecimiento y objetivos en satisfacer las necesidades de sus grupos de interés alineados a factores ASG (ambientales, sociales y de gobernanza) para asegurarse que sus organizaciones cumplan con un propósito que va más allá de resultados positivos económicamente, afirmó el ejecutivo de KPMG.

El rol del CEO sigue siendo vital dentro de las tomas de decisiones de la organización; además de ser la cara de la empresa al interior y el exterior, es el encargado de planear, supervisar y reportar que los objetivos de las empresas que dirigen están cumpliéndose de manera positiva.

También, será responsable de tomar las acciones necesarias para generar los resultados que inversionistas y miembros del Consejo persiguen, alineándose a un propósito común que proporcione el mayor beneficio posible a todos los grupos, concluyó Rodríguez.

El futuro del trabajo

Solo un 21% de los CEO´s consultados dijo que (12% México, 18% Centroamérica) planea reducir, o ya ha reducido, la huella física de su organización, un cambio dramático desde agosto de 2020, con la primera ola de la pandemia en su punto máximo, cuando 69% (82% México, 90% Centroamérica) afirmaba que planeaba reducir su espacio físico.

En cambio, actualmente más de la mitad (51%) se enfoca en proporcionar mayor flexibilidad a su fuerza laboral, invirtiendo en espacios de oficina compartidos (50% México, 40% Centroamérica), en contraste con el 14% de CEO Outlook Pulse 2021 de inicios de año (enero-febrero).

Además, 37% (34% México, 33% Centroamérica) ha implementado un modelo híbrido de trabajo para su personal, en el cual la mayoría trabaja a distancia durante dos o tres días a la semana.

LEA ADEMAS:
Amistad y confianza en los equipos de trabajo exitosos

 Preocupación por reformas fiscales internacionales

Tres de cada cuatro CEO´s (74%) consideran que la presión ejercida sobre las finanzas públicas por la respuesta a la pandemia ha aumentado la urgencia de la cooperación multilateral en el sistema fiscal global (78% México, 85% Centroamérica).

Al mismo tiempo, 77% (76% México, 69% Centroamérica) coincide en que el régimen fiscal mínimo global propuesto causa “inquietud significativa” de cara a los objetivos de crecimiento de su organización, generando preocupación por los riesgos regulatorios, que ocupan el segundo lugar en el mundo, cuarto lugar en México, sexto puesto en Centroamérica.

Finalmente, el estudio muestra que 74% (88% México, 78% Centroamérica) reconoce el fuerte vínculo entre la confianza del público en sus negocios y cómo su enfoque fiscal se alinea con sus valores organizacionales.

A medida que las empresas apuntan a reconstruirse mejor, la mayoría (68%) siente más presión por informar públicamente sobre sus contribuciones fiscales como parte de sus compromisos ASG (ambientales, sociales y de gobernanza) (72% México, 73% Centroamérica).


0