“Con el bitcóin no se sabe qué pueda pasar”: La preocupación de la banca por las criptomonedas

La Asociación Bancaria de Guatemala (ABG) sigue de cerca la normativa que se emitió en El Salvador sobre el uso del bitcóin, y está a la expectativa de la publicación del reglamento en las próximas semanas.

Publicado el
Guardar Compartir
Luis Lara Grojec presidente de la ABG fijó postura sobre las criptomonedas, y siguen de cerca lo que aprobó El Salvador. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Luis Lara Grojec presidente de la ABG fijó postura sobre las criptomonedas, y siguen de cerca lo que aprobó El Salvador. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Luis Lara Grojec, presidente de la ABG, conversó con Prensa Libre sobre la criptomoneda y planteó algunas preocupaciones, así como los efectos que podrían alcanzar a Guatemala, considerando que El Salvador es el principal socio comercial en la región.

¿Qué postura reflejan como ABG sobre el bitcóin?

La mejor ley es cuando se deja a los agentes económicos decidir. ¿Por qué se va a imponer a los tomadores de decisión qué es lo que ellos deben de hacer? Lo importante es brindar la libertad para que los agentes decidan.

En ese sentido, la Ley de Libre Negociación de Divisas que se aprobó en Guatemala en 2001, es una extraordinaria normativa y se deja a los agentes económicos que hagan las transacciones que quieran en cualquier moneda, y no se les dice cuál es la de curso legal o que están obligados a recibirla.

lea además
Coronavirus: Variante delta e inflación pueden afectar recuperación en EE. UU. y así se ve desde Guatemala

Con el bitcóin en El Salvador, ¿qué analizaron?

Por ejemplo, hay cuatro mil criptomonedas, nacen, crecen, se reproducen y mueren. De esas cuatro mil. ¿por qué escoger el bitcóin, y por qué no se escoge el cardano o ethereum u otras de esa gran gama? Uno no sabe si esa criptomoneda tendrá buen futuro.

En lo personal, no le veo ningún buen futuro al bitcóin, porque consume mucha energía, pero -insisto- por qué se va a escoger a esa criptomoneda, y no pensar en una libre negociación y que sea optativo.

Por ejemplo, si yo le quiero comprar un bien a usted, le quiero pagar con esa criptomoneda y usted me dice que no se lo quiero recibir, pero le expongo lo que dice la ley de la obligación de recibirla, lo voy a meter a un problema. Por eso le insisto en que hay que dejarlo con libertad.

Como ABG, ¿qué escenarios han planteado que podría afectar en actividades de negocios con El Salvador?

Es muy importante, ya que hace falta como seis semanas para que se publique el reglamento, y vamos a estudiar lo que dice esa normativa.

Ahora hay mucho rumor; al principio se había escuchado de una obligatoriedad de recibirlo y ahora en apariencia ya no.

Estamos muy al pendiente de analizar lo que el reglamento dice, pero ojalá que este sea dirigido a una línea de libertad a los agentes económicos para que escojan la divisa, la moneda para poder hacer las transacciones a su conveniencia.

Lea también. “El dinero no siempre llegó a quienes lo necesitaban” y otros preocupantes hallazgos de la pandemia en Centroamérica

¿Perciben que podría haber un efecto en las relaciones comerciales?

Puede ser difícil, y un problema grande que tiene el bitcóin es su volatilidad, que es impresionante, que de US$60 mil baja a US$30 mil, luego sube a US$40 mil y tiene una volatilidad tremenda, las personas no se van a sentir muy cómodas, y sí puede haber un efecto.

Además, esa criptomoneda puede sufrir ataques. Ha habido problemas porque es utilizada para lavar dinero, tráfico de armas, entre otros, y no se conoce al beneficiado final.

¿Han tenido acercamiento con otras organizaciones bancarias?

Con la Asociación Bancaria Salvadoreña aún no hemos tenido comunicación, pero estamos esperando a que se publique el reglamento.

Insisto, el bitcóin tiene ciertos problemas y uno es el consumo de energía para operar, consume un buen porcentaje en sus plataformas mundiales.

El otro problema es que se necesitan mineros para asegurar que no haces dos transacciones con el mismo bitcóin, y con ese mismo bitcóin compro dos bienes al mismo tiempo para que no exista fraude.

A su entender, ¿cómo se debe adoptar esta tendencia en Guatemala?

La ley de Guatemala es la más sabia que existe con la Libre Negociación de Divisas.

En lo personal, creo en las monedas respaldadas por los bancos centrales porque se sabe quién están ahí, y en el bitcoin nadie sabe lo que pueda pasar. Si se cuenta con un quetzal ahí está el banco central, se sabe quién lo emitió y a quién reclamarle.

¿Qué mensaje se le puede brindar a los agentes guatemaltecos?

Hay que ser sumamente prudentes, y para los guatemaltecos las monedas que valen son las respaldadas por los bancos centrales, no hay que dejarse sorprender por temas que pueden ser especulativos, lo mejor es ser conservador.

Le puede interesar: Sube precio de café: ¿Cómo deben tomar los productores guatemaltecos el sorpresivo salto del grano?

En otro tema, ¿cuál es el escenario para el desempeño económico en el segundo semestre?

Mi escenario es muy optimista para el país, y acaba de haber una helada en Brasil y eso provocará el precio del café y del azúcar tiendan a incrementarse dependiendo de los daños, y por otro lado, los 16 trillones de dólares que se inyectaron de liquidez en el mundo para afrontar el covid-19 hacen que los precios de las materias primas suban.

Cinco de los seis principales productos de exportación de Guatemala son materias primas, y vienen buenos años. El principal producto, que es vestuario y textil, está viendo inversiones importantes por el rompimiento de las cadenas y por contar con cadenas de producción cerca de EE. UU.

Con los números observados en el primer semestre, ¿cuál es su expectativa de cierre?

Este año que no sorprenda que podamos llegar a un crecimiento de 5%.

Las remesas y las exportaciones se van a incrementar, solo en las remesas van a superar los US$13 mil millones y será un monto mayor al presupuesto y una buena parte de ese dinero se destina al consumo y las empresas van a producir más, otra parte a construcción e inversión y eso significa que habrá mucho dinero en circulación y que crecerá la economía.

 


0