Estos son los 10 sectores productivos que atrajeron inversiones extranjeras este año (y por qué se logrará superar la meta establecida)

El Ministerio de Economía estima que se superará la meta de US$1,200 millones al cierre del 2021.

Publicado el
Guardar Compartir
Una de las inversiones más recientes fue la del edificio Pradera East, de Telus en Guatemala, con una inversión de US$28.4 millones. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Una de las inversiones más recientes fue la del edificio Pradera East, de Telus en Guatemala, con una inversión de US$28.4 millones. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Manufacturas (livianas y diversas), alimentos y bebidas, energía, textiles, comercio, agroindustria, tecnología de la información, farmacéuticos y dispositivos médicos; Contact Center y servicios varios son las actividades productivas que recibieron la mayor parte de US$1 mil 50.4 millones en inversión extranjera directa (IED) este año.

Este monto que se acerca a la meta de US$1 mil 200 millones planteada para este año por el Ministerio de Economía y según el Programa Nacional de Competitividad (Pronacom) solo en el último mes, se registraron 11 proyectos de inversión y reinversión, los que representan US$105.3 millones y tienen el potencial de generar 400 empleos directos.

En los sectores mencionados se reportan 77 proyectos de inversión que generan no menos de 16 mil empleos y la meta mencionada podría ser superada con “creces”, proyectó Rolando Paiz, comisionado presidencial de Competitividad.

LEA TAMBIÉN:
Fabricar vacunas contra el covid-19 en Guatemala: una posibilidad que no se descarta

Con ello se refería a la reciente adquisición de Comcel (Tigo) por parte de Millicom, compra accionaria que se concretó en noviembre y que representó el desembolso de US$2 mil 200 millones.

Juan Pablo Carrasco, presidente de la Cámara de Comercio Guatemalteco-Americana (AmCham) recomendó cautela porque aún no se ha determinado si el Banco de Guatemala tomará esta negociación como IED o como una transacción entre empresas. En este último caso, tal transacción no se reflejaría en ese indicador.

Algunas inversiones

Pero ese es solo un ejemplo, pues recientemente, se llevó a cabo la inauguración del nuevo edificio Pradera East, de Telus en Guatemala, con una inversión de US$28.4 millones y oportunidad de generar 3 mil 200 nuevos empleos directos y 16 mil indirectos. Jeff Puritt, presidente de Telus Internacional, manifestó durante la actividad que la intención de la compañía es continuar invirtiendo en el país.

En el tema comercial, se habilitó la segunda fase de Interplaza Escuintla, de Metro Proyectos, que representó una inversión de US$42 millones y generará 900 plazas de trabajo para los vecinos del sector, indicó Jean Francois DuBois, director adjunto, quien enfatizó la importancia de continuar apostando por las ciudades intermedias y aprovechar el bono demográfico, que será el que contribuirá al desarrollo económico local.

En octubre pasado, la Cooperativa de Productores de Leche Dos Pinos informó sobre la inversión de Q57 millones en su planta de producción que hoy ocupa un área de mil 150 metros cuadrados de construcción y un centro de distribución de cuatro mil metros cuadrados ubicados en Fraijanes.

La Cámara Oficial Española de Comercio de Guatemala compartió en agosto pasado la inversión de la compañía Faes Farma, que adquirió la farmacéutica guatemalteca Global Farma por US$30 millones, para expandir su presencia en la región.

También, el grupo Nextil Group de origen español, que se dedica a la fabricación textil, confirmó una inversión de US$40 millones en San José Pinula.

Y la Embotelladora Los Volcanes, franquicia encargada de producir y distribuir bebidas de la marca Coca-Cola desde Retalhuleu, invirtió US$60 millones en la ampliación de la planta y generó 90 nuevos empleos directos.

Sectores con mayor potencial

Juan Carlos Zapata, director ejecutivo de la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa),  explicó que la firma consultora McKensey realizó un estudio en el marco del Programa Guatemala No Se Detiene, en el que se plasmaron 20 productos en siete sectores donde Guatemala puede aumentar su producción local con una visión de exportación.

El que tiene mayor potencial es el de manufactura ligera, especialmente el textil, que podría aumentar las exportaciones en US$1 mil 500 millones, aunque en nuevas inversiones hay otros sectores como farmacéutica, aparatos médicos y electrónicos, servicios a empresas (en tecnología y servicios tercerizados).

También la industria de Call Center genera un atractivo importante, y lo estratégico sería seleccionar a un grupo más amplio de empresas, contactarlas y realizar reuniones para incentivarlas a que vengan, aprovechando que en el país ya operan compañías reconocidas con inversiones que superan los US$2 mil millones como Teleperformance, Alórica, Capgemini.

Otras medianas como Telus, ya van por los US$1 mil millones; y algunas más pequeñas como Allied Global y 24/7, reinvierten cada año buena parte de sus ganancias. “Ese tipo de empresas demuestra que se pueden hacer bien las cosas. Hay una firma nueva que está analizando ampliar operaciones en el país, por lo que el panorama es positivo”, enfatizó.

El Pronacom refirió que otro factor fundamental es que la atención a las empresas ha sido personalizada, lo cual genera más confianza y certeza jurídica; porque no solo las han atendido por su potencial de invertir, sino también se ha impulsado la atención a inversionistas que ya están instalados en el país (aftercare) para que continúen expandiendo sus operaciones.

Metas más agresivas

El directivo de AmCham afirmó que es positiva la cifra de atracción de inversión en medio de la pandemia y en un año de reactivación económica, porque esta venía en desaceleración desde hace unos diez años, lo que era motivo de preocupación.

“El indicador IED es sumamente importante porque tiene un impacto directo en la generación de empleo y desarrollo socioeconómico. Esto porque si no hay crecimiento económico, habrá más migración. Aunque si bien, es positivo que ya se hayan rebasado los US$1 mil millones en IED, sigue siendo un número bajo, por el tamaño de nuestro mercado”, afirmó.

En opinión Zapata, los resultados mencionados son fruto de los esfuerzos públicos y privados que se plantearon a través de la iniciativa “Guatemala no se detiene”.

“La meta propuesta para este año de US$1,200 millones era ambiciosa, pensando en que es un momento de recuperación económica; pero las expectativas de crecimiento son buenas y esperamos que se logre mantener ese ritmo en los próximos dos años, para alcanzar la meta de los US$2 mil 100 millones establecida para el 2030, que es parte de la hoja de ruta para los próximos 10 años”.

Carrasco insistió en que un objetivo razonable para el país debería ser un ingreso de IED anual de  US$2 mil millones, para que esa inversión se traduzca en más empleos. En esa línea, el comisionado para la Competitividad aseguró que se están sentando las bases para que el país se plantee metas más agresivas en IED, y que a partir de ahora se debería pensar en que sean por arriba de los US$3 mil millones.

La alta expectativa surgió del foro que se llevó a cabo recientemente llamado: Invest in Guatemala, Nearshoring 2021 rethinking your supply chain, Invest in Guatemala, y que podría evidenciar resultados en el mediano plazo.

Zapata dijo que el foro fue un paso en el camino hacia atraer más IED y el esfuerzo conjunto de diversas entidades públicas y privadas está evidenciando resultados positivos. “Continuar estableciendo un marco de confianza es clave para ir generando más atracción de inversión y más empleos”.

LEA ADEMÁS:
Una Ley de Competencia sería de beneficio para la población y los expertos explican por qué

Llamado regional

El ministro de Economía, Antonio Malouf, participó recientemente en el “Foro Empresarial: Construyendo la Transformación del Desarrollo Regional”, organizado por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), donde se intercambiaron ideas entre representantes de los sectores público y privado para generar más oportunidades de negocio y de comercio.

El evento, que se llevó a cabo en Punta Cana, República Dominicana, el 26 y 27 de noviembre pasados, fue aprovechado por el funcionario para exponer a la región SICA los atractivos y las fortalezas de Guatemala como un destino de inversión extranjera.

Durante su participación, Malouf destacó aspectos como la fortaleza macroeconómica del país,  la balanza comercial con el mundo y especialmente con República Dominicana, las oportunidades de invertir en Zonas Francas y  en las Zonas de Desarrollo Económico Especial Públicas (ZDEEP) y la ubicación geográfica estratégica de Guatemala respecto al mercado más grande del mundo.

También mencionó las reformas a leyes como la de Zonas Francas, la de Simplificación de Trámites, la Ventanilla Ágil para la Construcción y la oportunidad de realizar grandes obras de infraestructura dentro de la modalidad de alianzas público-privadas, entre un largo listado de oportunidades y ventajas para el inversionista extranjero.

“Podemos ser más efectivos siendo complementarios y actuando como una región integrada. Si sumamos la producción e inversión de la región, el resultado es más que proporcional y por eso hay que trabajar por la integración y facilitación en Centroamérica”, expresó el funcionario.


0