¿Sabe qué es la regla de los 2 dólares y cómo influye en el comprador guatemalteco?

Se trata de un comprador que evita filas, aglomeraciones y quiere evitar estar visitando con una frecuencia distinta el lugar de compra. Dimensiones y precio influyen.

Archivado en:

Negocios pluspl plus
PL Plus
Los productos de más US$2 van ganando compradores y participación, impulsado por los sectores de alimentos básicos, lácteos, higiene personal, proteína y congelados, bebidas no alcohólicas. (Foto PL: Shutterstock)
Los productos de más US$2 van ganando compradores y participación, impulsado por los sectores de alimentos básicos, lácteos, higiene personal, proteína y congelados, bebidas no alcohólicas. (Foto PL: Shutterstock)

El comprador guatemalteco está optando por adquirir unidades más caras influenciado porque están comprando tamaños grandes o están aumentando la compra de marcas premium.

Este comportamiento es provocado por las compras de abastecimiento que se observaron durante la pandemia, el guatemalteco, prefirió gastar más en cada compra, haciendo compras de despensa y disminuyendo la frecuencia con la que va al punto de venta.

El comprador evita filas, aglomeraciones y quiere evitar estar visitando tan frecuente el lugar de compra, explicó la firma Kantar.

En el caso de Guatemala, del 100% del crecimiento de la canasta de consumo masivo el 75% es aportado por los productos que tienen un precio promedio por unidad mayor a los US$2, es decir, unos Q15.40.

Los productos de consumo masivo de más de US$2 que más crecen son del sector de Indulgencia, es un concepto que tiene que ver con productos que sean aceptables y que el consumidor pueda disfrutar sin culpa. Por ejemplo: harinas de maíz, harina de trigo y boquitas.

También, proteínas como los embutidos y lácteos (entre los que más crecen queso, crema comestible).

Los productos de indulgencia están ganando terreno entre los consumidores que se esfuerzan por combinar regímenes de alimentación saludable con golosinas ocasionales.

La indulgencia permitida es el concepto de disfrutar de productos poco saludables con menos culpa al tener cantidades o porciones más pequeñas o combinar ingredientes indulgentes con productos más saludables.

Según la firma especializada en investigación de mercados, los comercios se han adaptado a las necesidades del comprador, ofreciendo diversidad de productos, marcas, tamaños y presentaciones.

“El comprador está adquiriendo unidades más caras, es decir, que está gastando en tamaños más grandes, donde indulgencia es uno de los sectores que lo está impulsando”, reiteró Vivian Gálvez, gerente de Kantar para Centroamérica.

Más precio, más tamaño

El aumento en el gasto en productos de más de US$2 se relacionan con la compra de los tamaños grandes, porque observaron que el 70% de las categorías que incrementan su tamaño aumentaron la compra de ítems en cada visita a las tiendas, el comprador está llevando tamaños grandes, y 6 de cada 10 categorías de la canasta de consumo masivo que mide Kantar incrementan su tamaño.

Arturo Ramírez, gerente general de GS1 Guatemala, explicó que el retail en 2021 creció, según su primer estudio, en enero 2021 un 4.9% respecto al 2020 en casi todas las categorías, especialmente: alimentos, bebidas, higiene y hogar. Por otro lado, decrecen categorías de artículos varios como: librería y mercancía en general.
Ramírez agregó que el sector a impulsado la oferta y promoción como un mecanismo para desplazar inventarios rezagados por la pandemia lo que sube el ticket promedio.

“Algunas cadenas impulsaron hasta en un 5% sus ventas en línea aunque este dato no es preciso. En GS1 estamos trabajando con market places en cada país e iniciativas regionales como mercado libre.com”, resaltó Ramírez.

Le podría interesar | Economía conductual, o cómo influir en las decisiones financieras del consumidor

Comportamiento similar en Centroamérica

  • El 78% de los centroamericanos siente que su economía se ha visto afectada por la situación de la pandemia.
  • En Panamá y en Costa Rica, también, son los productos de más de US$2 son los que crecen, impulsado por los tamaños grandes.
  • El 55% del gasto que hicieron los centroamericanos durante el 2020 estuvo dirigido a productos de más de US$2.

“Compras de pánico”: La fiebre del papel higiénico

Hace un año con la alerta sanitaria por la pandemia del covid-19, y las medidas de restricción de los gobiernos, las “compras de pánico” abastecieron a los hogares, pero produjo falta de producto en los diferentes puntos de compra, aglomeraciones en supermercados y hasta limitantes en la cantidad de producto que se podía comprar por persona.

Las compras de papel higiénico fueron protagonistas en las compras de pánico vistas hace un año, esta categoría en el mes de marzo de 2020 logró ganar un 3% más de compradores versus el mes de febrero, lo que corresponde a casi 200 mil nuevos compradores en solo un mes, llegando al 90% de hogares compradores.

El desarrollo en ventas de esta categoría fue de doble dígito, creciendo en el mes de marzo un 17%, siendo que en enero y febrero de 2020 se contraía en promedio -3%.

El punto de crecimiento fue la semana del 16 al 22 de marzo del 2020, donde la compra de papel higiénico creció un 21%, justo en la semana que muchos países iniciaron sus confinamientos.

“Este fenómeno de las compras de pánico, hizo sentir seguros a muchos compradores, ya que estuvieron preparados para afrontar el confinamiento y lo que se iba a venir en los próximos días, pero sabemos que esto solo ocasionó desabasto en muchos lugares de compra, limitando la compra a las personas que realmente necesitaban el producto, y a su vez este comportamiento dio un giro al hábito de compra que veríamos durante la pandemia y aún seguimos viendo”, comentó Gálvez.

Otros sectores como los productos de limpieza del hogar crecieron hace un año, y se vieron escasos en los puntos de venta, como detergentes, cloro, desinfectantes, entre otros.

Lea también |  Consejos para llevar una gestión financiera satisfactoria e inteligente

Tendencias de compra 2021

Según Kantar es de esperar una disminución de la compra de consumo masivo para este 2021, pero eso no quiere decir que no siga un crecimiento dentro de la canasta, porque el comprador seguirá gastando más en consumo masivo, quizá no al ritmo del 2020, pero si mayor al visto en 2019.

“Podríamos ver una recuperación de la frecuencia de copra conforme se levanten medidas sanitarias contra el covid-19 y haya una tasa menor de contagio”, refieren los especialistas de Kantar.

El consumo dentro del hogar seguirá, aunque este año empezará a convivir con interacciones que se vivan fuera del hogar.

0