Discusión sobre nueva normalidad en la educación apunta a un modelo mixto

Ante la expectativa de protocolos para un retorno seguro a clases, el país requerirá encontrar la forma de combinar lo presencial con lo virtual.

Publicado el
El Mineduc aseguró que para el plan de retorno cuentan con el apoyo de instituciones como el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia que han proporcionado epidemiólogos pediatras. Foto: Érick Ávila
El Mineduc aseguró que para el plan de retorno cuentan con el apoyo de instituciones como el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia que han proporcionado epidemiólogos pediatras. Foto: Érick Ávila

Aunque este año es un hecho que los estudiantes no regresarán a las aulas, autoridades trabajan en un plan para hacerlo en el próximo ciclo escolar. Sin embargo, este proceso afronta grandes dificultades, como que muchas escuelas ni siquiera cuentan con servicio de agua entubada para garantizar un lavado constante de manos.

Le puede interesar
Colegios concluirán clases a finales de octubre y las escuelas e institutos en noviembre, afirma el Ministerio de Educación

Los retos son diversos, desde aulas saturadas y la movilización de los estudiantes de su casa a la escuela hasta la carencia de servicios básicos, además de que en áreas rurales de escasos recursos los niños no tiene acceso a una mascarilla adecuada para prevenir los contagios.

El miércoles de la semana pasada la Comisión Presidencial de Atención a la Emergencia Covid-19 (Coprecovid) reveló que junto con el Ministerio de Educación (Mineduc) trabajan en el plan “Retorno seguro a clases”, que podría ser presentado oficialmente el próximo mes con miras a implementarlo en el ciclo lectivo 2021, “cuando la pandemia lo permita”.

En ese sentido, la titular del Mineduc, Claudia Ruiz, no descartó que el retorno a clases sea una combinación de actividad presencial y virtual.

El Mineduc aseguró que para el plan de retorno cuentan con el apoyo de instituciones como el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia que han proporcionado epidemiólogos pediatras. Foto: Érick Ávila
El Mineduc aseguró que para el plan de retorno cuentan con el apoyo de instituciones como el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia que han proporcionado epidemiólogos pediatras. Foto: Érick Ávila

Dificultades latentes

La posibilidad de lograr el retorno a las aulas de unos 2.5 millones de alumnos del sector público en una modalidad mixta (presencial-virtual) parece casi imposible, sobre todo en el área rural, donde miles de familias viven en pobreza y pobreza extrema y el acceso a internet todavía es muy complicado.

En estos lugares miles de familias están lejos de contar con una computadora u otro dispositivo similar para que sus hijos reciban clases y con una situación tan precaria, el contar con internet no es una prioridad. Esto implica que debería ser el Mineduc el que provea de estos insumos electrónicos con conectividad para facilitar su enseñanza.

Además, los días en que los menores tengan que ir al establecimiento podría implicar riesgos de contagio; por ejemplo, en el traslado de sus casas a los centros de estudio. También sería difícil estar pendiente de cada niño de primaria para recordarle que no se debe quitar la mascarilla y procurar no tocarse la cara.

“Serán los padres de familia los que tendrán la última palabra en cuanto a mandar o no a sus hijos”.

Diana Brown, secretaria ejecutiva de la Asociación de Colegios Privados

Y si de lavarse las manos se trata, la totalidad de escuelas deberían contar con servicio de agua entubada y jabón.

“Lo veo muy complicado, porque ya estamos viendo en países de Europa y en Estados Unidos que han tenido que retroceder y regresar a los alumnos a sus casas porque el contagio es muy alto. No habrá seguridad hasta que exista la vacuna”, señaló Ester Ortega, consultora independiente en educación.

La también exviceministra de Calidad Educativa señala que regresar a clases representará “muchos riesgos”, puesto que en las escuelas de las áreas rurales hay pocas facilidades de higiene.

Por su parte, la exministra de Educación María del Carmen Aceña reconoce que es un reto considerable volver a clases, por lo cual desde ya “hay que tomar acción”. En ese sentido, afirma que los meses que quedan de este año deberían ser aprovechados para que todos los establecimientos educativos dispongan de servicios sanitarios y agua entubada, en lo cual los alcaldes tienen un papel crucial.

También coincide en que se contemple un sistema educativo híbrido y para ello sugiere que un grupo de alumnos podría ir lunes y martes, y otro jueves y viernes, para que el miércoles las instalaciones cumplan un proceso de desinfección, una prevención sanitaria que involucraría a las asociaciones de padres de familia.

Según Aceña, el Mineduc debería proveer de dispositivos electrónicos a los estudiantes para recibir clases presenciales, así como computadoras a los maestros.

“No podemos pretender que los niños están aprendiendo, así como están —con guías de estudio—”.

María del Carmen Aceña, exministra de Educación

“Riesgo necesario”

El comisionado de la Coprecovid Edwin Asturias admite que regresar a las aulas representará un “riesgo importante”. En otros países se ha tenido malas experiencias, puesto que se han incrementado los contagios. Asimismo, por su condición de menores, muchos de los estudiantes contagiados suelen ser asintomáticos, lo cual dificulta su detección.

Más allá de los riesgos, Aceña estima necesario que los alumnos vuelvan a recibir clases presenciales, debido a que “este fue un año perdido”.

¿Es posible regresar?

Para Rubén Alfonso Ramírez, pedagogo y quien durante 22 años ejerció la docencia en primaria y secundaria, el motivo más importante para regresar a las clases de una forma segura es porque muchos de los estudiantes necesitan el acompañamiento físico del maestro, y aunque reconoce que puede haber riesgos, afirma que si los estudiantes no logran ir los cinco días de la semana a la escuela, al menos deben asistir dos.

Salvador Paiz, presidente de la Fundación Sergio Paiz Andrade (Funsepa) considera que “el regreso a clases puede ser seguro y exitoso si planificamos adecuadamente e incorporamos insumos técnicos y científicos a los protocolos”.

Diana Brown, secretaria ejecutiva de la Asociación de Colegios Privados, expuso que debido a que se desconoce cómo estará el comportamiento del virus en enero próximo se preparan previendo tres escenarios, el primero en el cual las clases seguirían 100% virtuales, otro que sería la totalidad presencial y un tercero que sería una combinación de ambos.


0