Q6 mil millones han pasado por el Ministerio de Salud para la lucha contra el covid

Según datos oficiales, el gasto para atender esta emergencia representa el 26% del presupuesto total del Ministerio de 2020 y 2021.

Publicado el
Guardar Compartir
A pesar de los millonarios recursos el Gobierno no ha podido construir un hospital nuevo para la atención de pacientes de covid-19 y el instalado en el Parque de la Industria es temporal. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
A pesar de los millonarios recursos el Gobierno no ha podido construir un hospital nuevo para la atención de pacientes de covid-19 y el instalado en el Parque de la Industria es temporal. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

A un año y 10 meses de que la pandemia del coronavirus llegara a país, con el anuncio del primer caso positivo, el 13 de marzo de 2020, el Gobierno de Guatemala, que en ese momento recién se estrenaba, comenzó una carrera por tratar de manejar la emergencia.

El virus SARS-CoV 2 causante del covid-19 había hecho su aparición cuatro meses antes en Wuhan, China, con el primer caso positivo, aunque posiblemente surgió antes. Para marzo, causaba estragos en toda Europa. Ya había sido declarada la pandemia.

La enfermedad tomó desprevenidos a todos los gobiernos, a unos más que otros, pero causó mayores problemas y luto en aquellos países que enfrentaban rezagos históricos en sus sistemas de salud, como en el caso de Guatemala.

De inmediato los países comenzaron a destinar recursos para enfrentar la pandemia, algo que al Gobierno de Guatemala no le ha faltado, independientemente de si el dinero lo ha utilizado bien y si este se ha reflejado en la atención que presta.

LEA TAMBIÉN
Vacunación covid-19: “La improvisación ha marcado las acciones de las autoridades”

El Sistema de Contabilidad Integrada del Estado (Sicoin) detalla que entre 2020 y 2021 se asignaron al Ministerio de Salud para atender la emergencia poco más de Q6 mil millones, esto es el 73% del presupuesto que ese ministerio tenía asignado el año pasado previo a la pandemia.

En 2020 le fueron asignados Q1 mil 564 millones y en 2021 Q4 mil 439 millones más

En ese monto se incluyen Q1 mil 500 millones para la compra de vacunas anticovid-19. Hasta el momento aparecen ejecutados Q1 mil 14 millones, de los cuales Q614 millones fueron pagados a Human Vaccine para la compra de ocho millones de vacunas Sputnik V, las cuales Salud tendrá que ver cómo y a quién aplica, porque el fármaco de fabricación rusa no goza de la confianza total de los guatemaltecos.

Sin infraestructura

La analista Karin Slowing, experta en temas de salud, expuso que los recursos nunca serán suficientes principalmente si se trata de un sistema sanitario que tiene un rezago estructural de 40 años.

Durante el año, plersonal médico externo reclamos por el atraso en el pago de salarios. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Lea también: A dos años del inicio de la pandemia, me invadió el pánico del covid; sentí como si fuera el primer día

Sin embargo, considera que los fondos de los que ha dispuesto Salud son lo mínimo para dar una atención digna a la población lo cual no ocurrió del todo. Desde la llegada de la pandemia a Guatemala se han conocido problemas de capacidad, falta de pago de salarios al personal médico y hoy en día no hay infraestructura hospitalaria nueva, como lo ofreció el presidente Alejandro Giammattei.

En ese sentido, el analista y exviceministro de Salud, Adrián Chávez, señala que a poco de comenzar ya el tercer año de la pandemia, el hospital de referencia para atender a pacientes con covid-19 aún es temporal y “a estas alturas ya deberíamos contar con hospitales permanentes acondicionados y preparados”.

Además, recordó que la mayoría de las vacunas continúan siendo donadas y siguen los problemas para la compra de medicamentos e insumos que “no se han logrado corregir”. Por haber menos pacientes en los hospitales los problemas no se notan, dijo. Pero si aumenta de nuevo el número los contratiempos regresarían.

Problemas de ejecución

Pero los problemas de abastecimiento o falta de pago de salarios que ha enfrentado el Ministerio no necesariamente tienen que ver con falta de recursos, sino con la poca capacidad de ejecución.

La severa ola de covid-19 que golpeo al país entre mayo y septiembre causó que los hospitales dejaran de recibir pacientes, incluso el de Parque de la Industria. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Lea también: La verdadera razón por la que habrían asesinado al presidente de Haití

Por ejemplo, de los Q1 mil 564 millones que tuvo a disposición el año pasado el Ministerio de Salud se quedó pendiente de gastar Q341.3 millones, según el Sicoin. Este año la ejecución avanza apenas al 56%, cuando el año fiscal prácticamente ya terminó.

Por aparte, de los más de Q1 mil 800 millones que el Congreso aprobó en septiembre pasado para atender la emergencia, solo se ha ejecutado el 35.4%, están pendientes de ejecución más de Q1 mil 221 millones.

El presidente de la Comisión de Salud del Congreso, Herbert Figueroa, subrayó que el Ministerio “ha tenido dificultad” para ejecutar los recursos aprobados en septiembre, por tal motivo la Comisión busca una reunión con las autoridades de Salud para hallar soluciones, puesto que la Ley de emergencia pierde vigencia el próximo 31 de diciembre.

El legislador afirmó que el Congreso y la Comisión que preside “han trabajado bastante en el tema” y ha habido voluntad de apoyar al Ejecutivo, por lo que “el problema es del Ministerio”.

La incapacidad de masificar las pruebas es una de las principales críticas al Ministerio de Salud. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Figueroa considera que las autoridades “tienen la voluntad” de trabajar, pero cree que están “amarrados con la Contraloría General de Cuentas” que ha botado cerca del 50% de los eventos de compras que ha sacado Salud, informó.

Lea también: Ómicron es un ensayo general para la próxima pandemia

Pero más que un problema de la Contraloría los inconvenientes pueden obedecer a errores administrativos de Salud, considera el legislador. “Van a tener que mejorar en cuanto a la planificación de los eventos”, dijo.

El médico Francisco Arredondo lamentó que “la capacidad hospitalaria no fue ni será suficiente” y que el Gobierno no haya hecho las “inversiones ni suficientes ni bien planificadas” que demandaba la emergencia, como ejemplo puso la compra de vacunas rusas proceso que considera una “estafa” no solo económica, sino humana.

Las deficiencias se mantuvieron este año “a pesar de las ampliaciones presupuestarias fuertísimas que llevaron al endeudamiento al país. ¿Dónde están los fondos de las ampliaciones?”, cuestionó.

Guatemala es de los países que menos avances reporta en vacunación por lo cual aún es una asignatura pendiente. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Balance negativo

Los analistas coinciden en que el balance del segundo año de la pandemia es negativo.

En primer lugar, porque el Ministerio de Salud no ha sido capaz de masificar las pruebas y una gran parte de ellas se hace en lo privado lo que es una limitante para la detección de casos.

Lea también: Nuevos medicamentos contra el covid resultan esperanzadores ante la amenaza de la variante ómicron

La vacunación es otro aspecto en el que el Ministerio ha quedado a deber ya que el país se encuentra a la zaga con apenas 26% de su población vacunada con el esquema completo cuando en el resto del continente ya se aplican la tercera dosis de refuerzo.

“Países como Costa Rica, Panamá, el Salvador están arriba del 60%.  Si Guatemala, para el final del año no llega al 60% de cobertura completa, lo cual es prácticamente imposible, será excluido el sistema sanitario mundial”, advierte Arredondo.

Salud no ha sabido lidiar con el gran rechazo que hay a la vacuna en la provincia, así como con la poca aceptación en las áreas urbanas hacia la Sputnik V, de la cual Guatemala pagó por adelantado ocho millones, aunque a la fecha no se completa el pedido.

Mientras las medidas de restricción prácticamente se liberaron, la vacunación no se acelera. Viajantes ingresan al país en el Aeropuerto Internacional La Aurora. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Para que el 2022 sea un mejor año, las autoridades debieran corregir todos los errores que se cometieron en los primeros dos años de la pandemia, subrayan los expertos. De lo contrario, podrían esperarse más olas de covid-19 propiciadas por la variante ómicron y una situación muy parecida a la vivida a mediados de este año.

Otro aspecto que preocupa es cómo la pandemia ha afectado por completo el funcionamiento del Ministerio de Salud en especial la cobertura de otros servicios y la vacunación para prevenir otras enfermedades. “Hay que recordar que no todo es covid-19 y las enfermedades siguen su curso normal”, dijo Chávez.

Prensa Libre pidió una postura al Departamento de Comunicación del Ministerio de Salud, pero al momento de la publicación de esta nota no había respondido.


0