¿Por qué no se juzga en Guatemala a los extraditables que reclama Estados Unidos?

Por el país pasa una gran cantidad de droga hacia EE. UU. y también confluyen personas a cargo de las operaciones, según lo demuestran las capturas, por ejemplo, las más recientes.

Publicado el
Geovani de Jesús Aguirre González es detenido por la PNC, pues en su contra hay una orden de extradición a Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: PNC)
Geovani de Jesús Aguirre González es detenido por la PNC, pues en su contra hay una orden de extradición a Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: PNC)

En lo que va del año, las autoridades han detenido a 23 personas que son reclamadas por Estados Unidos, de estas, el 70% está señalada de narcotráfico, el resto son señaladas por otros delitos como sustracción de menores de edad, asesinato, asalto sexual agravado a menor de edad, asalto sexual infantil, abuso infantil y homicidio.

En total son 17 los supuestos narcotraficantes detenidos durante 2021, todos serán juzgados en EE. UU. como parte de acuerdos de cooperación que Guatemala cumple. Además, expertos en Derecho Penal aseguran que se ha vuelto una práctica el juzgar a los sindicados en el país que tenían como destino final del trasiego por ser delitos trasnacionales, sin que esto limite a cualquier país abrir una investigación.

El narcotráfico es un delito transnacional, y las organizaciones cometen acciones en diferentes países que atraviesan para trasegar las drogas, señala Gerson Alegría, jefe de la Fiscalía Contra la Narcoactividad del MP, que reconoce que tienen investigaciones en la cuales el delito es trasnacional, pero si tienen abierto algún expediente lo persiguen en Guatemala y reclaman también la extradición.

El fiscal ejemplificó que trabajan con países del continente en operativos como “Arpón de Neptuno”, en donde fueron capturados más de 25 implicados en cuatro países, incluido Guatemala.

Lea también:
¿Por qué los decomisos, capturas y extradiciones no detienen al narco?

“En el país tenemos una investigación de 12 personas, se les responsabilizó. En Colombia también se detuvieron personas en ese país y se les responsabilizó. En este caso, se extraditó a una persona, se solicitó la extradición de uno que estaba en Colombia y Colombia solicitó la extradición de otro que estaba en Guatemala. Es donde se tenga la investigación -que se lleva el proceso-”, detalló.

En esta línea, el exministro de Gobernación, Francisco Jiménez, explica que existe una agenda conjunta de cooperación para reducir el trasiego de drogas, por lo que, siendo una tarea transnacional, muchos países asumen que el Estado de destino de los cargamentos debe juzgar a los traficantes.

“De lo contrario el abordaje de la justicia criminal sería complicado, porque están implicados varios Estados donde se origina la droga –se fabrica y comienza el trasiego–. El país o países de paso, o de almacenaje pueden ser varios o el país de destino final para su consumo. El consenso implícito está en que se juzgue en la medida de lo posible en el país de destino final”, señaló.

Hay capacidad, pero no confianza

En opinión del exministro del Interior, Francisco Rivas, existe una buena coordinación entre las fuerzas de seguridad y la justicia de Estados Unidos y Guatemala que permite las extradiciones de “importantes líderes” de narcotráfico y lavado de dinero.

No obstante, afirma que la corrupción, la impunidad y la penetración del crimen organizado en las instituciones de justicia ha motivado a que las autoridades estadounidenses busquen personas confiables, honestas y capaces que trabajan en las diferentes dependencias del sector justicia para integrar los equipos de trabajo.

Alegría explica que la mayor parte de droga que se desplaza por el país tiene como destino EE. UU. y toman acciones para coadyuvar a las solicitudes de extradiciones, pero en Guatemala también efectúan esfuerzos, por ejemplo, llevan más de 30 detenidos por tráfico de drogas, más de Q106 millones incautados en bienes y dinero en efectivo, y también solicitan apoyo a otros países para fortalecer sus investigaciones y responsabilizar a los implicados en casos.

Un exfuncionario, que opinó con la condición de reservar su identidad, señala que uno de los problemas que se enfrenta en el país para que no se confíe en el sistema de justicia para juzgar a un narcotraficante es que está demostrado que siguen operando desde la cárcel, lo cual se reduce cuando son recluidos en una prisión estadounidense.

Mientras que Rivas señala que el sistema de inteligencia financiero en Guatemala no funciona para detectar y denunciar el lavado de dinero. Indicó también que los bancos del sistema almacenan millones de dólares, la Intendencia de Verificación Especial no verifica ni denuncia, y el Ministerio Público no investiga ni persigue a los lavadores.

Para Rivas, en Guatemala existe la capacidad de investigar y juzgar a los narcotraficantes, porque hay policías, fiscales y jueces eficientes en su labor, pero “la piedra en el zapato” es que no hay voluntad política de las autoridades superiores para apoyarlos, establecer mecanismos de cooperación y coordinación entre las instituciones.

Punto de encuentro

Por el país pasa una gran cantidad de droga hacia EE. UU. y también confluyen personas a cargo de las operaciones, según lo demuestran las capturas, por ejemplo, las más recientes.

José Juan Súñiga Rodríguez, hermano del fallecido exalcalde de Ayutla, San Marcos, Erick Salvador, fue detenido el pasado miércoles y con él son 17 los supuestos narcos capturados tan solo este año.

José Juan, según informó el Ministerio Público (MP), es acusado por la Corte Distrital del Este de Texas de conspiración para manufacturar y distribuir cinco kilogramos o más de una mezcla o sustancia conteniendo una cantidad detectable de cocaína hacia EE. UU.

El MP informó que una investigación realizada por las autoridades estadounidenses identificó una organización de tráfico de drogas operando a través de Sur, Centro y Norte de EE. UU., la cual es responsable de importar grandes cantidades de cocaína.

Antes, el 30 de marzo, fue detenido Adalberto Fructuoso Comparán Rodríguez, exalcalde de Aguililla, Michoacán, México, en la zona 10 de la capital.

Según la información divulgada por el MP, Comparán conocido como fruto es el líder de los Carteles Unidos de México y además integró Los Caballeros Templarios, y envió más de 500 kilos de metanfetaminas a Texas y Florida, luego de reuniones en Colombia con miembros de dicho cartel de drogas.

Del  2016 al 2019 se reporta un total de 30 extraditables detenidos, según información del MP.


0