Estas son seis leyes que le interesan a Estados Unidos y que el Congreso debe priorizar

El Gobierno de los Estados Unidos tiene los ojos sobre un paquete de iniciativas que el Congreso de Guatemala ha archivado por años, su aprobación o rechazo será decisivo para la relación comercial de nuestro país con el mundo.

Publicado el
Una de las últimas sesiones de Pleno fue improductiva por la ausencia de una buena cantidad de diputados. Fotografía: Congreso de la República.
Una de las últimas sesiones de Pleno fue improductiva por la ausencia de una buena cantidad de diputados. Fotografía: Congreso de la República.

El Congreso se reactiva esta semana, tras más de dos meses de receso en sus plenarias, arrastrando responsabilidades que se unen a nuevas tareas que pesarán sobre los hombros de los 160 diputados.

Una de esas asignaturas pendientes es la prolongada elección de cortes, que coincide con la nueva interpelación contra el ministro de Energía y Minas, Alberto Pimentel.

Pero en el segundo período de sesiones, que comprende del 1 de agosto al 30 noviembre, se tienen discusiones y negociaciones de cajón: la renovación de la Junta Directiva y la discusión del Presupuesto.

No deje de leer
¿Por qué nos debe importar que no haya más embarazos en niñas y adolescentes?

La agenda del Congreso parece llena, pero autoridades de EE. UU., en su reciente visita a Guatemala, dejaron claro su interés en seis proyectos de ley.

La aprobación de esas iniciativas será clave para afianzar la relación comercial con el país norteamericano, pero su rechazo puede fragmentar más la relación, que ante la reciente coyuntura política parece que pende un hilo.

Las iniciativas

Entre esas iniciativas clave se encuentra la propuesta 5820, conocida como la Ley de Lavado 3, una herramienta jurídica que busca combatir el lavado de activos y prevenir el financiamiento de potenciales grupos terroristas.

Así como una nueva reforma a la Ley de Bancos —iniciativa 5157— que busca consolidar a las entidades bancarias para evitar que el sistema nacional quede expuesto, como ocurrió con el desaparecido Bancafé.

La Ley de Competencia —5074—, figura entre las prioridades de EE. UU. para continuar negociaciones comerciales con Guatemala que garanticen legalidad en la oferta y demanda de bienes y servicios.

Asimismo, la Ley de Puertos —5545— busca mejorar la seguridad en las fronteras marítimas para evitar que la Guardia Costera incluya a Guatemala en una lista negra, que le representaría pérdidas millonarias en materia de exportación.

Por último, se encuentran las iniciativas 5431, Ley General de Infraestructura Vial, y la 5506 un proyecto de Alianza Público Privada, ambas destinadas a mejorar la red vial, para exponer al país como un punto atractivo de inversión.

Cada iniciativa ha caminado lento. La falta de voluntad política ha pesado y en este período de sesiones el actuar de los congresistas definirá la negociación comercial con EE. UU..

El país norteamericano podría ignorar o poner más obstáculos si los diputados no agilizan la aprobación de las iniciativas, que son consideradas clave para llenar estándares internacionales en materia de inversión y seguridad.

Es importante que lea
Q4 mil 733 millones se disputan actualmente en demandas al Estado

Se comprometen

Uno de los temas que estuvo sobre los reflectores en las últimas semanas es la frágil seguridad en las portuarias, por contar con sistemas de videovigilancia que no operan 24/7 y un sistema de rayos X que en ocasiones presenta fallas.

Diputados de la Unidad Nacional de la Esperanza afirmaron que están de acuerdo con el proyecto y esperan conseguir apoyo de otras bancadas para que esta iniciativa que se encuentra apenas en primer debate se convierta en una ley.

“He tenido varias reuniones con la embajada norteamericana y ellos se han pronunciado a favor; el interés y la urgencia que tienen de aprobarla es porque nuestros puertos serán más eficientes en el cumplimiento de los estándares internacionales de seguridad (…) no es que nosotros tengamos que hacerle caso a EE. UU. o que recibamos órdenes en inglés, no es eso; no podemos caer en sanciones con nuestro principal socio comercial”, dijo la diputada Karina Paz.

Por su parte, Rodolfo Neutze, presidente de la Comisión de Economía, aseguró que se tiene que socializar más la Ley de Lavado 3. Indica que solo el nombre de la propuesta puede parecer invasiva y generar una percepción de algo que no es.

Estima que la herramienta legal es útil, así como la Ley de Competencia, proyecto que ante la crisis sanitaria se solicitará al pleno del Congreso que regrese a Comisión para recibir una actualización.

Así lo dijo

“No es que tengamos que hacerle caso a EE. UU. (...) No podemos caer en sanciones con nuestro socio comercial”

“Si la necesitamos para llenar los requisitos que nos exige la comunidad internacional, a la que venderemos nuestros productos, es bueno que la ley exista y que sea aprobada a la brevedad para darle acceso a esos mercados a los miles de pequeños y medianos empresarios que ya compiten en un mundo globalizado. Creo que la iniciativa de ley actual está bien hecha, bien documentada y asesorada, pero el mundo cambió después del covid-19 y hay que actualizarla a la realidad global y sobre todo a la nacional”, señaló.

Las carreteras representan un papel clave cuando se habla de reactivación económica, por eso las dos iniciativas que tiene relación directa con la red vial deben de ser apoyadas, pero este consenso tendría que salir desde la instancia de jefes de bloques.

“Hemos visto durante años carreteras sin el mantenimiento debido, que no han estado bien. Miramos a nivel general las quejas de los diferentes sectores, y trae un mayor costo para todos los involucrados que viven en esos sectores. Es vital este segundo período legislativo para esas iniciativas; siempre he dicho que hay tiempos legislativos; pero ahorita es fundamental aprobar una buena cantidad de iniciativas que vengan a apoyar el desarrollo de nuestro país”, dijo José Alejandro de León, diputado de la Comisión de Comunicaciones.

Así lo dijo

“Es fundamental aprobar una buena cantidad de iniciativas que vengan a apoyar el desarrollo de nuestro país”

Panorama incierto

Tarde o temprano, las iniciativas requeridas por EE. UU. para continuar una buena relación con Guatemala serán aprobadas, según analistas en política y Derecho Internacional.

La reciente e incierta coyuntura política jugará un papel clave, según Cesil de León, analista y docente universitario.

De León prevé un cambio en la relación de fuerzas del Congreso, debido a que los diputados están dispuestos a pelear con casi todo el mundo, menos con el Gobierno de EE. UU.

“Hay una circunstancia que, en mi opinión, temen mucho los diputados, y es aparecer en la lista de enemigos de EE. UU. o de perseguidos legales. Definitivamente, hay un actor tras bambalinas en toda esta coyuntura en Guatemala que es los EE. UU. y sus capacidades de influencia e intervención; ese país hará todo lo posible para cumplir sus objetivos”, enfatizó.

Con un panorama similar se encuentra Mario López, analista independiente y catedrático universitario, quien considera que hay propuestas que pueden avanzar más fácil que otras.

Pero aquellas que generan ruido o hasta un desgaste político por los señalamientos de aparente privatización de carreteras serán, según López, de esas que sigan con un paso lento dentro del hemiciclo.

Aunque no descarta que el gobierno norteamericano esté próximo a pasar la factura al gobierno de Alejandro Giammattei, tras estar brindando una amplia cooperación para atender la crisis sanitaria del covid.

“Hay posibilidades en aquellas iniciativas en materia de seguridad, y eso va aunado a la cooperación que está haciendo EE. UU. Es un hecho que ahorita está dando una cooperación en las demandas que tiene la ciudadanía. También un hecho que EE. UU. vaya a pedir algo a cambio que vaya acorde a sus intereses nacionales, uno de ellos es la seguridad y el otro el comercio exterior”, puntualizó.

 


0