#GobiernoAExamen: Un Ministerio de Educación con mayor ejecución, pero con más rezago educativo

Mientras la mayor parte del presupuesto del Ministerio de Educación va para funcionamiento, el rezago educativo crece más tras el cierre de las escuelas a dos años de la pandemia.

Publicado el
Guardar Compartir
Claudia Ruíz es la ministra de Educación desde su nombramiento, el 14 de enero del 2020 por Alejandro Giammattei. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Claudia Ruíz es la ministra de Educación desde su nombramiento, el 14 de enero del 2020 por Alejandro Giammattei. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El Ministerio de Educación es uno de las carteras que mayor presupuesto tiene (Q18 mil 029 millones para el cierre del 2021) y quien cumple con una ejecución arriba del noventa por ciento.

Pero a pesar de beneficiarse con recursos, el rezago en la educación que reciben los estudiantes cada vez es mayor y ante la ausencia de datos actualizados, se desconoce la magnitud del problema. Esta es una de las quejas recurrentes de investigadores y especialistas en educación que piden conocer los resultados de las evaluaciones diagnósticas de docentes y graduandos del último año.

La pandemia ha sido una variable que puso en juego la capacidad de los funcionarios que tuvieron que improvisar estrategias para que las metas anuales puedan estar lo menos rezagadas posibles. Sin embargo, para los expertos, esta prueba no fue superada por la actual ministra Claudia Ruiz.

Lea también:
#GobiernoAExamen: Mindef con desempeño aceptable, pero sin recursos para su modernización

“La ministra no ha cumplido con las expectativas, es una de las más nefastas administraciones de los últimos años. Es cierto que le ha tocado una situación difícil, pero aun así no ha hecho nada, no hay propuestas ni estrategias”, responde el investigador Mario Rodríguez.

Con el proyecto de presupuesto propuesto para 2022 y que se aprobó por mayoría en el Congreso, el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) señalaba que, a pesar de haberse incrementado las asignaciones, las metas físicas se recortaban.

Mientras que la cobertura del seguro médico escolar aumentó a Q312 millones para el próximo año, el presupuesto para los textos escolares para los estudiantes de preprimaria, primaria, nivel medio y ciclo básico disminuyó.

“En términos presupuestarios, es una de las instituciones con mayor presupuesto asignado ha llegado a una ejecución del 91%. Sin embargo en termino operativos, durante el 2020 no se inscribió cerca del 30% de niños en edad escolar y por otro lado el problema sobre la débil y poca infraestructura educativa presente ha tenido un impacto sustancial en la enseñanza, metodología de aprendizaje y atrasos considerables en los procesos educativos de los niños”, refirió el Centro de Investigación para el Desarrollo Regional (Cindere).

Jorge Benavides, investigador asociado de la Fundación para el Desarrollo (Fundesa), agregó que el problema es que buena parte de ese presupuesto es absorbido por el Pacto Colectivo de Trabajadores “quedando pendiente la deuda de recuperar los niveles de cobertura deseados, mejorar la infraestructura educativa y garantizar el máximo nivel de profesionalización docente y supervisión administrativa”.

 

Calidad educativa

Aunque es sentida la falta de liderazgo de la ministra Ruiz, pese a que su curriculm vitae muestra a una profesional con magister en Gerencia Educativa y una carrera de 33 años en el ámbito educativo, la coordinadora de la Gran Campaña Nacional de la Educación, Gabriela de Burbano, prefiere señalar las metas y rezagos en materia educativa para resaltar los retos que se vienen para el próximo año.

“Se necesitan estrategias para reducir el rezago educativo, muchos de los estudiantes no han podido recibir sus clases por falta de conectividad o por no contar con medios electrónicos adecuados y por tener un pobre acompañamiento pedagógico”, resaltó de Burbano.

A decir de la coordinadora de la Gran Campaña, son esenciales conocer los resultados de las evaluaciones a docentes y graduandos para saber cuál es la magnitud de ese rezago y aunque no hay datos actualizados, para 2019 la Unesco ya advertía de resultados muy por debajo de los esperados.

En 2019, el Estudio Regional Comparativo y Explicativo (Erce) revelaron que en Guatemala existía una disminución en los resultados de los logros de aprendizaje de Matemática, Lectura y Ciencia. De esta forma los estudiantes guatemaltecos se ubican por debajo del promedio latinoamericano.

Con el rezago que provocó la pandemia, dice de Burbano, el Ministerio de Educación necesita estrategias de carácter urgente que refuercen la educación en los alumnos y que asegure la permanencia en especial en la transición de primaria a básicos y de básicos a diversificado.

“El ciclo básico y de diversificado ha tenido una baja en la cobertura y es porque muchos estudiantes, por la edad, han tenido que trabajar, han emigrado, han abandonado sus estudios por razones económicas o han formado alguna familia. Se debe buscar la forma de garantizar la permanencia de todos ellos”, agregó.

¿Cuál es la autoevaluación del Mineduc ante su gestión? Esta pregunta fue dirigida a la directora de Comunicación de la cartera, Julieta Méndez, el martes 3 de enero para conocer la postura de las autoridades ante sus dos años de gestión, pero al cierre de esta edición no fue respondida pese a la insistencia de este medio.

 


0