Los números del histórico Mercado Central

Unas 40 mil personas acuden a diario a este establecimiento, el establecimiento más antiguo en su tipo de la capital.

Los locatarios aseguran que todos sus productos son frescos y de la mejor calidad. Foto Prensa Libre: Edwin Bercián.
Los locatarios aseguran que todos sus productos son frescos y de la mejor calidad. Foto Prensa Libre: Edwin Bercián.

En la Ciudad de Guatemala operan 17 mercados satélites —que están en la vía pública— y 23 minoristas municipales, que son aquellos que están en un edificio.
Dentro de estos últimos está el Mercado Central, localizado en la 7 avenida, entre 7a y 8a calles de la zona 1, justo atrás de la Catedral Metropolitana.
Este  centro de comercio es uno de los más importantes del país y el más antiguo de la capital, tanto por la actividad que  registra a diario como por su historia.
A mediados del siglo XIX, el terreno pertenecía a la Iglesia Católica. Ahí había una capilla, un campanario y un cementerio que era conocido como El Sagrario.
El 24 de octubre de 1869 se colocó la primera piedra del primer módulo, dirigido por el arquitecto Julián Rivera y que contó con la asesoría de Andrés Pedretti y Juan Tonel. La construcción quedó lista el 15 de febrero de 1871, aunque se abrió al público hasta el 16 de octubre de ese año.
Aquel mercado era de un solo piso y estaba dividido en las plazas Norte y Sur. La primera estaba en el exterior y constaba de 64 locales que vendían ropa, calzado, jarcia, colchones, cera, carne, granos, especias y comida preparada, mientras que la segunda sección, ubicada adentro, tenía tiendas de ropa, verduras, frutas y flores.
Este inmueble fue dañado por los terremotos de 1917 y 1918, pero se le pudo reparar. Sin embargo, no resistió los embates del sismo del 4 de febrero de 1976, por lo que, por seguridad, se ordenó su demolición.
Mientras se reconstruía, los locatarios se trasladaron provisionalmente a la Plaza Barrios y en los alrededores del Parque Colón.
El nuevo Mercado Central quedó listo el 29 de octubre de 1983 y fue inaugurado por el entonces alcalde, el ingeniero José Ángel Lee.
Consta de tres pisos. En el superior, aparte de comercios, tiene la  Plazuela de El Sagrario.

Los números

  • 9,344 metros cuadrados de comercios distribuidos en tres pisos.
  • 3,963 metros cuadrados y  310 locales de productos típicos, manualidades, joyería, cerería y lácteos tiene el primer piso.
  • 2,985 metros cuadrados tiene el área del segundo piso en los que hay 325 locales entre comedores,  carnicerías, floristerías, cererías, fruterías y verdulerías. Los  servicios sanitarios también están en este piso (Q1 por usuario).
  • 3,923 metros cuadrados (tercer piso)  con 215 locales de almacenes con productos  artesanales de cuero, joyería y  cuadros decorativos.
  • 23 metros cuadrados, aproximadamente, mide el local más grande.
  • 850 inquilinos registrados
  • 4 mil personas trabajan a diario en las temporadas de alta demanda, según cálculos de la comuna capitalina.
  • 40 mil clientes acuden cada día en las temporadas altas, según la administración del mercado.
  • 50 centavos al día es el costo de cada metro cuadrado de comercio. Hay locatarios que pagan  solo Q1 diario por su espacio.
  • Q500 mil puede llegar a costar el derecho de llave de ciertos locales. Hay casos en que se han negociado hasta por Q1 millón, con mercadería incluida.
  • 1 escuela Pennat (Programa de Educación del Niño y la Niña y Adolescente Trabajador). Se imparten clases a unos 40 estudiantes de primaria y secundaria.
  • 1 radioemisora de circuito cerrado que  transmite información general del mercado, desde anuncios y saludos por cumpleaños, hasta llamados de atención. Q1 se cobra por canción solicitada.
  • 2 incendios se han registrado. El primero fue el 28 de diciembre del 2000; el segundo, el 5 de enero del 2011.
  • 150 automóviles pueden estacionarse en el parqueo del mercado, el cual es administrado por Emetra.
  • 7 A 18 horas es el horario para el público, de lunes a sábado. Los domingos es de 7 a 14 horas.