Revista D

Recorrido fotográfico por las obras arquitectónicas que Guido Albani levantó en el país

El constructor italiano fue pionero de la arquitectura moderna del país; contribuyó en la recuperación del patrimonio nacional luego de los destructivos terremotos de principios del siglo XX.

Por Roberto Villalobos Viato

A principios de la centuria pasada, el arquitecto italiano Albani ayudó a reconstruir la iglesia del Cerrito del Carmen. Foto Prensa Libre: Gigi Chang
A principios de la centuria pasada, el arquitecto italiano Albani ayudó a reconstruir la iglesia del Cerrito del Carmen. Foto Prensa Libre: Gigi Chang

Los terremotos de 1917 y 1918 dejaron en ruinas a gran parte de Guatemala. Estructuras icónicas de la capital tuvieron serios daños, entre estas la Catedral Metropolitana, el Paraninfo Universitario y el Cerrito del Carmen.

Pocos meses después de aquellos fatídicos movimientos sísmicos —hace una centuria— arribó al país el arquitecto italiano Guido Albani, quien había trabajado por un tiempo en El Salvador. “Era un especialista del cemento armado (…) Fue pionero de la moderna arquitectura de Guatemala por haber sido él quien empezó este tipo de construcción”, consigna el historiador Agustín Estrada Monroy en un artículo publicado en 1980 en la revista Boletín Eclesiástico de la Arquidiócesis.

A continuación, un recorrido fotográfico por los edificios en los que participó Albani y que hoy todavía se encuentran firmes.

Paraninfo Universitario

Aquí funcionó la Escuela de Medicina de la San Carlos; hoy es el Centro Cultural Universitario. El primer inmueble fue derribado después de los terremotos de 1917-1918. En 1922, José Alcaine presentó un proyecto, pero fueron ingenieros del Estado quienes tuvieron a cargo el diseño final. La construcción empezó con el anfiteatro y se concluyó en  1929. Ese mismo año, Albani levantó la Escuela de Medicina en base al diseño de Carlos Malau; dicha sección quedó lista en 1930.

Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL
Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL

Hermosa edificación

En esta estructura, que data de principios del siglo XX, está la sede de la Fundación G&T Continental, la cual difunde y apoya el conocimiento de la riqueza cultural de nuestro país. La residencia, diseñada por Albani, fue habitada por la familia Castillo. Se localiza en la 5a. avenida, entre 12 y 13 calles de la zona 1 capitalina.

Foto Prensa Libre: Gigi Chang
Foto Prensa Libre: Gigi Chang

Cuartel de Amatitlán

Este edificio está en la esquina de la 2a. avenida y 7a. calle del Barrio San Antonio, en Amatitlán. Fue construido por Albani entre 1921 y 1924. Su diseño es ecléctico, ya que tiene características neoclásicas y art-decó. Fue uno de los últimos proyectos que se trabajaron bajo un presupuesto en pesos nacionales, previo a la reforma monetaria que estableció el uso del quetzal como moneda. El 6 de abril del 2009 se le declaró Patrimonio Cultural de la Nación.

Foto Prensa Libre: David Gil
Foto Prensa Libre: David Gil

Santuario de Guadalupe

El primer templo se concluyó en 1793, pero fue destruido por los terremotos de 1917-1918. Los planos de la nueva iglesia estuvieron a cargo de Albani, en 1929, y fueron aprobados por el entonces canónigo José Ángel Montenegro. Tenía una cúpula y dos torres. La construcción fue lenta y fue hasta 1933 que quedó lista la torre del campanario. El italiano, fallecido en 1936, no vio terminado el santuario —de hecho, la fachada estuvo a punto hasta 1942—. Fueron varios constructores los que participaron en esta obra.

Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes
Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes

Para el descanso eterno

El arquitecto Albani diseñó la tumba de la colonia italiana que está en el Cementerio General —de hecho, sus restos descansan ahí—. En la parte frontal lleva inscrita las palabras Italicum pantheon. En ese camposanto también levantó varios pozos de agua; solo uno de estos está activo.

Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes
Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes

Catedral Metropolitana

Con los terremotos de 1917-1918 se desplomó la cúpula y las torres, mientras que el frontispicio quedó destruido. Se produjeron, asimismo, grietas en los arcos y las bóvedas. Albani empezó con reforzar la fachada y a levantar la bóveda central y una nueva cúpula, ya con concreto reforzado; esto quedó listo a finales de 1924. También reparó las naves con hierro y cemento. Todas aquellas reparaciones emprendidas por Albani resistieron al terremoto de 1976.

Foto Prensa Libre: Gigi Chang
Foto Prensa Libre: Gigi Chang

Propuesta con toque milanés

En enero de 1920, Manuel Estrada Cabrera anunció la intención de construir un nuevo palacio que concentrara los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. En el libro Algunos datos para la historia del Palacio Nacional se cita la propuesta de Albani, presentada el 5 de febrero de ese año. Su edificio abarcaría cuatro manzanas y en su diseño se conservaría el antiguo portal. De ese proyecto solo se colocaron los cimientos, pero todo se suspendió en abril. Nunca llegó a levantarse.

Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL
Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL

Biografía

Albani nació en 1885 en Merate, provincia de Lecco, Milán, Italia. Falleció el 17 de enero de 1936; su cuerpo descansa en el Cementerio General, en la capital guatemalteca.

Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL
Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL

Acuerdo

El 17 de mayo del 2018, el Ministerio de Cultura y Deportes emitió el acuerdo 379-2018 para que este año se recuerde el centenario de la llegada a nuestro país del italiano Guido Albani, quien contribuyó a cambiar la forma de construir luego de los terremotos de 1917-1918.