Jonathan Galindo, el reto viral que incita a la autolesión y que provocó el suicidó de un niño en Italia

Un niño de 10 años se quitó la vida en Nápoles, Italia, a causa de un reto de Jonathan Galindo, un personaje de las redes sociales también llamado el Goofy humano.

El personaje conocido como Jonathan Galindo emplea una versión distorsionada de la  imagen de Goofy. (Foto Prensa Libre: Facebook)
El personaje conocido como Jonathan Galindo emplea una versión distorsionada de la imagen de Goofy. (Foto Prensa Libre: Facebook)

También conocido como el Goofy humano, este personaje contacta con sus víctimas, principalmente niños y adolescentes, a través de redes sociales como Facebook, Instagram, Twitter o TikTok y les envía mensajes privados.

Una vez entablada la comunicación, les encarga a sus interlocutores misiones de “valentía”, que son de naturaleza agresiva, peligrosa o incluso que incitan a la autolesión.
Un caso que ha causado revuelo es el de un niño italiano que se lanzó por la ventana de su vivienda, lo que le provocó la muerte.

De acuerdo con medios locales, el menor dejó una nota que decía “lo siento mamá, le tengo miedo al hombre de la capucha”.

El personaje, que busca tener una imagen aterradora, emplea una máscara creada por Samuel Canini, un productor de efectos especiales cinematográficos, y muestra una versión distorsionada del rostro de Goofy.

Esta no es la primera moda en internet que busca promover la automutilación entre los usuarios. Casos como “Ballena Azul” que tristemente también terminó en suicidio y se trataba de realizar 50 tareas en 50 días, consistiendo la última de ellas en quitarse la vida.

“Momo Challenge”, ha sido otro reto viral que se han popularizado en el que se retaba a los jóvenes a agregar un número de WhatsApp para chatear y este mostraba la cuenta de una muñeca de ojos saltones y aspecto terrorífico.

Se suponía que la persona debía escribirle a las tres de la mañana a ese número y, de no hacerlo, podría enfrentar consecuencias como la muerte.

 

En algunos colegios de Europa y Sudamérica se alertó a los padres sobre la posibilidad de que sus hijos estuvieran expuestos a un Momo Challenge que retaba a situaciones similares como la ballena azul, en el que jóvenes terminaban muriendo por suicidio.

Otra peligrosa moda de intenet estuvo presente entre la juventud de varios países fue “abecedario del diablo”, que consistía en recitar el abecedario y decir una palabra que empiece por cada una de las letras, mientras otra persona le aruña las manos.

Para ello se llegaron a utilizar tijeras y cuchillas escolares en algunas ocasiones, dejando serias marcas en las manos de los niños que alertaron a padres y profesores.