Científicos reavivan células de mamuts y en estudio hablan de una posible “resurrección” de una especie extinta

Las células utilizadas para el estudio fueron sustraídas de un mamut fosilizado que data de hace más de 28 mil años.

Publicado el
Mamut
Ilustración de un mamut lanudo macho en el Ártico de Alaska, hace 17 mil 100 años. La imagen está realizada a partir de una pintura original de tamaño natural del paleoartista James Havens, que se encuentra en el Museo del Norte de la Universidad de Alaska. (Foto Prensa Libre: EFE)

Otro estudio de “Nature” ha demostrado que la células de los restos fósiles de un mamut conversan hasta ahora actividad biológica, luego de que fueron trasplantadas en células de ratones.

De ser posible lo que afirma el estudio, el descubrimiento se convertiría en un hito dentro de la ciencia, pues trataría de la relativa “resurrección” de una especie animal extinta hace mucho tiempo, publicó El Universal.

Según la publicación, las células con las que un grupo de científicos japoneses experimentó, fueron sustraídas de un ejemplar fosilizado que data de hace más de 28 mil años.

El mamut ha sido llamado como “Yuka” y que estuvo congelado todo el referido tiempo; fue hallado en un permafrost siberiano.

Sin embargo, previo a dar inicio al estudio, las y los expertos compararon el ADN de la especie con el de un grupo de elefantes, para identificar las similitudes genómica entre uno y los otros.

Luego, se encargaron de aislar los núcleos menos dañados de “Yuka”, para observar la dinámica a través de la que actuaban, luego de ser implantados (por medio de transferencia nuclear) en ovocitos de ratón, que son un tipo de célula germinal de ratones hembra.

Posteriormente, las y los investigadores se llevaron una gran sorpresa, al percatarse que, los restos del mamut todavía conservaban componentes nucleares.

Como resultado, el estudio publicado en 2019 en “Scientific Reports”, observó el proceso que ocurre antes de la división celular, lo que daría lugar a una posible probabilidad de reparar el ADN dañado de la especie extinta.

Mientras que Kei Miyamoto, autor principal del estudio, resaltó que este podría ser el paso que de lugar a la resurrección de los mamuts, pero más importante aún, podría significar un indicio invaluable de la base genética de la especie, lo que ayudaría a comprender los procesos evolutivos y adaptativos.

Lea también: El singular hallazgo de los restos de 14 mamuts de 15.000 años de antigüedad en México que cambia la idea de cómo cazaban nuestros ancestros

Aunque en ese momento, Miyamoto reconoció que todavía les queda un largo camino por recorrer, en materia de visión celular, por lo que en los últimos años se han dedicado a desarrollar la tecnología de clonación, mediante transferencia nuclear de células somáticas.