10 proyectos que le dieron un nuevo sabor a la música nacional en 2019

Folk, synth-pop, electroacústica, shoegaze o post-rock, son algunos de los géneros que componen el nuevo panorama de música confeccionada por jóvenes guatemaltecos.

Muchos de los lanzamientos de artistas nacionales pueden disfrutarse en plataformas como Spotify, Youtube o Bandcamp. (Foto Prensa Libre: Servicios)
Muchos de los lanzamientos de artistas nacionales pueden disfrutarse en plataformas como Spotify, Youtube o Bandcamp. (Foto Prensa Libre: Servicios)

Acostumbrados a un estilo de vida con constantes reproducciones musicales en plataformas como Spotify o YouTube, es necesario voltear la mirada (y escucha) hacia aquellos proyectos que -sin apuntarle a la masificación de plays- se han posicionado tanto en el radar local de la música, como en las listas de reproducción de nuevos seguidores.

Presentamos 10 bandas y/o músicos con propuestas novedosas dentro del panorama nacional, que marcaron un nuevo precedente en el acervo sonoro, durante los últimos meses. Su denominador común lo definen la juventud y la apuesta por detonar géneros que, hasta hace tiempo, eran atípicos en el país.

Cynhtia Fión

Conocida por compartir escenarios y canciones con Kontra Marín, la intérprete dice presente en la escena nacional como solista.

Cynthia Fión ha lanzado dos sencillos que formarán parte de su prime EP, producido por el músico Franc Castillejos. (Foto Prensa Libre: FB Cynthia Fión / Byron Mármol)

Este año publicó los sencillos, El Juego y Ritual, que se proyectan entre energéticos ritmos pop, y que se guían por tonadas R&B. Aunque se trata de melodías fulminantes, las letras en cada tema de Cynthia aluden a la vulnerabilidad. Es con estos componentes que la artista elabora así un hipnótico, pero contrastante viaje.

Casa de Kello

Un par de cuerdas, un ensoñador sintetizador y un Tengo el corazón estacionado afuera de tu casa, reciben al oyente dentro del más reciente larga duración de Casa de Kello, “Remoto”.

La agrupación Casa de Kello inició su carrera con la publicación del disco “Tercera Guerra Mundial”, en el 2017. (Foto Prensa Libre: FB Casa de Kello / Angel Quiñonez)

El álbum de la banda es percibido como un producto elegante donde las distintas capas sonoras nos acogen dentro de un imaginario de ilusiones. En las 7 canciones del corte, los integrantes de Casa de Kello supieron confluir rock, intimidad y desamor. “Remoto” se siente como una nueva posibilidad de musicalizar una actual o próxima relación amorosa.

Bubó

Hace dos años Bubó debutaba en el radar nacional con una propuesta eminentemente pop que se aderezaba con tintes psicodélicos. Este año, con el lanzamiento de su más reciente producción, la fórmula fue invertida.

El proyecto musical de Bubó se define como uno bohemio y romántico. (Foto Prensa Libre: FB Bubó)

Bajo el título de “A Rudy No Le Gusta El Hardcore” Bubó se arriesga con su nuevo disco -entre guitarras y baterías constantes- en un paraje más abstracto (y a veces estruendoso), para demostrar por qué la reinvención es una de las formas de supervivencia más efectivas en la música.

Valerie Rigalt

Hay algo de mágico en la música de Rigalt. Quizá esto se deba a la literalidad de sus canciones que, aludiendo a fenómenos climáticos o estacionarios, logran entregarnos las mismas sensaciones que sus títulos: “Verano” es un abrazo cálido que incrementa con el sonar de las cuerdas, mientras que “Lluvia” se percibe como un nostálgico episodio que propicia la modesta voz de su cantautora.

Valerie Rigalt confecciona sus canciones entre tonadas folk y pop. (Foto Prensa Libre: FB Valerie Rigalt)

Sea cual sea el estado emocional o climático en que se escuche, la música de esta joven es un acercamiento puro hacia la sensibilidad.

Asimov

¿Se ha preguntado cómo se sentirá estar y no estar a la vez? Aunque esto responda a una paradoja, puede que el álbum debut de Asimov, “Todo lo que buscamos es desaparecer”, se acerque a esa figura.

“Todo Lo Que Buscamos Es Desaparecer”, primer álbum de la agrupación Asimov, tomó forma en dos años. (Foto Prensa Libre: FB Asimov)

Con la aleación de los géneros shoe-gaze y dreampop, el cuarteto ha interpretado la melancolía en un disco que, más allá de ser un ave rara para la música nacional, es un espacio donde todas las personas pueden encontrar un aliciente.

Mabe Fratti

Exintegrante del proyecto FRAAEK, y actual residente en la Ciudad de México, la cellista Mabe Fratti consolidó este año su primer álbum bajo el título “Pies Sobre la Tierra”.

El disco debut de Mabe Fratti fue lanzado vía el sello mexicano Hole Records. (Foto Prensa Libre: FB Mabe Fratti)

Con una narrativa que se cuela por distintos territorios abstractos, Fratti configura desde la electroacústica y sus vocales un cuadro sonoro tan diverso, como disruptivo. El disco resulta ser, según la artista, un viaje por “un lugar de relativa libertad e ilusión”.

Nachi Cae

El primer disco del cantautor Nachi Cae es un acercamiento a la intimidad que como “Hombre” (título del álbum), ha hilvanado desde sus relaciones interpersonales.

“Hombre”, primer disco del cantautor Nachi Cae tiene colaboraciones de músicos nacionales como Mabe Fratti, David Juárez y Franc Castillejos. (Foto Prensa Libre: Bandcamp Nachi Cae / Santiago Penados)

Remitiéndose a territorios geográficos y en ocasiones, a los momentos del día, la producción es un transcurrir por las emociones más crudas de una persona que decide abrirse desde la música, sin prejuicios.

YECTO

La propuesta musical de este joven es tan enigmática como su nombre, pero algo que queda claro después de escucharlo son las réplicas llenas de color, aún cuando sus dos canciones (“Más Allá” y “Ola”) han terminado.

Con apenas dos sencillos lanzados, YECTO ha reunido distintos seguidores durante el año. (Foto Prensa Libre: FB YECTO)

Las vibraciones de sus tonadas pop se acrecientan con cada segundo que transcurre, hasta hipnotizar al oyente dentro de un escenario líquido y sensato. Un proyecto para no quitarle la vista de encima.

El Orden Natural de las Cosas

Una orquesta que musicaliza el final de una escena épica o bien, el inicio de una. Así podría interpretarse el sonido de esta banda post-rock que lanzó su primer sencillo este año: “Coexistir”.

El Orden Natural de las Cosas lanzó “Coexistir”, su primer sencillo, en febrero de 2019. (Foto Prensa Libre: Bandcamp El Orden Natural de las Cosas)

Sin necesidad de voces, la canción magnifica lo contemplativo, detonando entre la poderosa batería y cuerdas. Aunque posee un solo track, El Orden Natural de las Cosas se vislumbra en el panorama nacional como uno de los proyectos más contundentes que ha visto la luz en los últimos meses.

Dinosaur 88

La historia de este dueto se remonta a 2016 cuando publicaron su primer material, “Giant Ghosts”.

Los miembros de Dinosaur 88 también integran el proyecto de western surf rock Los Tiros. (Foto Prensa Libre: FB Dinosaur 88 / Denise Pimentel)

Tres años después de ese momento, Dinosaur 88 publicó “Ukiyo”, un disco que manifiesta desde matices electrónicos una apreciación del paso del tiempo. Aunado a esto, hay momentos donde tópicos como la protesta y la añoranza emergen desde rincones instrumentales.  

Contenido relacionado:

> Fotogalería: Así se vivió el Festival de Independencia 2019

> Fiestas sin ruido: una nueva dinámica para disfrutar en Guatemala

> Libertad de Expresión ¡YA!: el concierto que marcó una época del rock guatemalteco