Charlize Theron confiesa las dificultades de su nuevo papel

La actriz sudafricana tuvo que subir 50 libras para interpretar a una madre soltera en su más reciente película.

Publicado el
Charlize Theron en su paso por la alfombra roja para el estreno de "Tully" el pasado miércoles en Los Ángeles, Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: AFP).
Charlize Theron en su paso por la alfombra roja para el estreno de "Tully" el pasado miércoles en Los Ángeles, Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: AFP).

Charlize Theron no es la primera actriz, y tampoco será la última, que modifique su cuerpo para encarnar a un personaje. La surafricana ya lo hizo en 2004 en Monster, papel por el cual ganó el Óscar, pero esta vez el proceso fue distinto.


Theron tuvo que ganar aproximadamente 50.5 libras para su papel en Tully. Este cambio físico hizo que estuviera “bastante deprimida”, algo que la actriz atribuye a la dieta poco saludable que llevaba.

“Por primera vez en mi vida he tomado mucha comida procesada y bebida refrescos con azúcar. A todas horas”, confesó la actriz en una entrevista con Entertainment Tonight. Theron agregó que al principio era muy divertido y se sentía como un niño en una tienda de dulces. Pero después, comer se convirtió en un trabajo.


Para lograr subir el peso necesario, la actriz se levantaba por las noches solo para comer. “Ponía la alarma a las dos de la mañana para levantarme y comer un tazón de macarrones con queso que había dejado en la mesa de noche. Solo pensaba en tragar y tragar”, explicó la actriz, quien añadió que la experiencia “no fue divertida”.

La surafricana estaba comprometida en dar todo para el papel de Marlo. “Quería sentir lo que esta mujer sentía, y creo que quizás por eso esta vez he ido más lejos que nunca para meterme en la mente del personaje”, comentó.

Al terminar la grabación Theron trabajó para recuperar su cuerpo. Pero esto no fue sencillo. “Me preocupé porque con Monster simplemente dejé de picotear cinco días y volví a la normalidad”, detalló sobre el proceso que atravesó en 2004.


“Tu cuerpo a los 27 años no es igual que a los 43. Afortunadamente mi médico me hizo comprenderlo y que lo llevara con cuidado”, confesó. La actriz no optó por “dietas milagro”, por lo que le tomó un año y medio regresar a su cuerpo de siempre.

Contenido relacionado:

> La exmánager de Mariah Carey demanda a la cantante por acoso sexual
> Conchita Wurst se sincera y revela que es portadora de virus
> Beyoncé deslumbra en Coachella

Archivado en:

Charlize Theroncine