“Cobra Kai”: una serie por la que vale la pena contratar YouTube Premium

La serie Cobra Kai revive la nostalgia y continúa la historia de la afamada película Karate Kid, estrenada en 1984; sin embargo, cuenta una historia fresca y con conflictos actuales, dando un giro interesante a la historia al mostrar el punto de vista del personaje que originalmente parecía el villano.

Archivado en:

streamingYouTube
El actor William Zabka retoma su papel como Jhony Lawrence. (Foto Prensa Libre: Faebook)
El actor William Zabka retoma su papel como Jhony Lawrence. (Foto Prensa Libre: Faebook)

En una época en la que la creatividad parece haberse acabado y las productoras se basan en historias antiguas que tuvieron éxito en su época para crear series y películas, las cuales, por lo general, terminan casi comprometiendo el legado de sus antecesoras.

Este no es le caso de Cobra Kai, una serie que da continuidad a los acontecimientos de Karate Kid, una cinta con la que se identificó una generación.

Esta nueva serie de YouTube Premium ofrece un giro innovador porque muestra el punto de vista de quien en la cinta original fue visto como el villano.

En la cinta original, Daniel Larusso, interpretado por Ralph Macchio, es un joven que llega a una nueva ciudad y se enamora de una compañera de clases, cuyo exnovio es Jhonny Lawrence (William Zabka) el campeón de karate local.

Luego de varios roces entre ambos, Lawrece y sus amigos golpean a Larusso; sin embargo, este es rescatado por el señor Miyagi (Pat Morita 1932-2005), quien decide tomarlo como su aprendiz en el karate para que aprenda a defenderse.

Lawrence y Larusso se ven las caras en la final del torneo de karate local y el aprendiz del señor Miyagi se lleva la victoria con una espectácular patada llamda “La Grulla”.

En Cobra Kai vemos como ese día cambio la vida de Lawrece, quien ahora, 34 años después, es un hombre sin ambiciones y con gusto por el alcohol, pero que se verá motivado cuando su vecino adolescente, Miguel Díaz (Xolo Maridueña), le pide que le enseñe karate.

Este nuevo propósito hace que Lawrence decida reabrir su antiguo dojo (escuela de karate), Cobra Kai, lo que no es visto con buenos ojos por Larusso, quien ahora es un ciudadano ejemplar con una empresa exitosa y una buena familia.

Larusso tiene una mala opinión de Cobra Kai por lo que hará lo que sea para impedir que resurja de las cenizas. Ambos se verán en una competencia por ver qué filosofía de karate prevalece.

El resultado de este giro en la historia, es una serie que no tiene villanos, sino que está repleta de héroes cuyos puntos de vista a veces entran en conflictos y por eso antagonizan, pero es sumamente complicado tomar partido, ya que el espectador se puede identificar con ambos bandos.

Con tantas plataformas de streaming luchando por la atención de la audiencia (y muchas más que están por llegar) parece absurdo recomendar suscribirse a una más; sin embargo, todos aquellos que crecieron viendo las películas de Karate Kid y soñaron con partir tablas de madera de un golpe, encontrarán algo especial en esa serie.

Cobra Kai ofrece la reivindicación del villano, un personaje que luego de haber sido derrotado se convierte en un perdedor, solo para luego verlo alzarse.

Con tanta serie que apela a la nostalgia, muchos seguidores veían con recelo que se hiciera una que pretendía subirse en los hombros de Karate Kid para salir adelante, principalmente por el peligro de dañar su legado.

Sin embargo, la primera temporada fue un éxito rotundo tanto con la audiencia como con la crítica. Y lo que parecía poco probable era que mantuvieran ese nivel para la segunda temporada, pero se consiguió; además, el desenlace deja ver que la tercera temporada, que ya fue confirmada, también estará cargada de emociones.

Gran parte del éxito de la serie es que los personajes están bien trabajados, todos caen bien y se nota el esfuerzo del guion en hacer que el espectador empatice con ambos lados.

Las tramas están muy bien desarrolladas y permiten conocer bien a los personajes, sus antecedentes, sus motivaciones y sus problemas internos.

La parte de los antecedentes va muy bien con los protagonistas, tanto Zabka como Macchio logran dar continuidad de manera exitosa a los personajes que interpretaron hace 34 años, es decir que no da la impresión de que fueran otras personas.

La trama que antes parecía blanco y negro, con los papeles del villano y el héroe bien definido, ahora parece tener tonos más grises y eso no ocurre solo con los personajes adultos que figuraron en Karate Kid, sino también en los personajes jóvenes estudiantes de karate, quienes también tienen tramas complejas.

La serie combina de forma inteligente algunas imágenes de las películas originales con la historia actual; sin embargo, no apela a la nostalgia para ganar audiencia. Si se tratara de una historia completamente nueva, también funcionaría.

Fanservice

Aunque la serie puede ser disfrutada por todos, aunque no hayan visto las películas de la década de 1980 y 1900, los creadores también se esfuerzan por consentir a aquellos seguidores que crecieron con esa saga.

Los personajes y elementos que regresan a la historia tienen una justificación para estar en la serie porque tienen repercusiones reales en la historia.

Las referencias al querido personaje del señor Miyagi y sus enseñanzas acompañan la narrativa, así como los momentos claves de las películas ven sus repercusiones en el presente.

Otros personajes de la historia original también sorprenden con sus apariciones.

Cobra Kai actualmente solo tiene dos temporadas y se espera que la tercera se estrene en el 2020. En YouTube se pueden ver los primeros dos episodios de forma gratuita.

Luego usted puede suscribirse y recibir un mes gratis para continuar viendo la serie.

Contenido relacionado:

Por esta razones, YouTube prohibió las videos de bromas y desafíos 

Así han sido los intentos de extorsión que preocupan a YouTube 

Esta es la teoría de conspiración que YouTube alimenta 

 

0