Joaquín Sabina recuerda a Miguel Ángel Asturias durante el concierto que ofreció en Guatemala

Pasó un lustro para que Joaquín Sabina volviera a Guatemala, pero la espera valió la pena. El pasado jueves ofreció una velada que incluyó confesiones, risas y la picardía de uno de los mejores cantautores vivos de habla hispana. 

El cantautor español Joaquín Sabina le cantó a los guatemaltecos en Explanada Cayalá. (Foto Prensa Libre: Keneth Cruz)
El cantautor español Joaquín Sabina le cantó a los guatemaltecos en Explanada Cayalá. (Foto Prensa Libre: Keneth Cruz)

No faltó el bombín, las guitarras españolas, la complicidad de la banda y las risas del cantautor español, que presentó un repertorio muy compacto, con sus temas clásicos, pero también algunas canciones de las incluidas en Lo niego todo, su último disco.

Desde la última vez que Sabina cantó en Guatemala, su público ha crecido. Quedó confirmado el jueves último, en la larga fila para ingresar a la explanada de Cayalá, donde enmarcado en tres pantallas gigantes, el español, acompañado de guitarra, hizo el necesario repaso por su vida, plasmada en canciones.

Su vínculo con Guatemala

El cantautor español agradeció el apoyo de sus seguidores locales y durante la velada, recordó al Premio Nobel de Literatura guatemalteca.

“Es un enorme placer volver a este país hermoso y complicado del que me enamoré hace muchos años sin conocerlo, cuando en las clases de Literatura de la Universidad me obligaron a leer a Miguel Ángel Asturias. Cuando lo hice no tenía la menor idea de que alguna vez estaría aquí en un escenario, compartiendo con un público tan cómplice como ustedes mis canciones. Muchas gracias”, dijo Sabina, y el público lo ovacionó.

El repertorio

Los 69 años recién cumplidos hacen que Sabina no cante durante todo el show. Sin embargo, pasó la estafeta a otros dos genios, Panchito Varona y Antonio García de Diego, que en ningún momento consiguieron bajar la emoción de un público cautivado.

Acompañado de su guitarra, Sabina deleitó a su público
Los músicos que acompañaron a Sabina, brillaron en un escenario multicolor
A sus 69 años y con su infaltable sombrero, Sabina marca su particular estilo
Además de canciones, Sabina ofreció un espectáculo con luces e imágenes
Jaime Asúa y Panchito Varona, compartieron el escenario y micrófono con Joaquín Sabina
La complicidad de Sabina y sus músicos se proyectó durante la velada
La magia de las letras de Sabina cautivó a los asistentes
Mara Barros y Joaquín Sabina se funden en una sola voz al interpretar "Y sin embargo"
Tocando unos platillos y al ritmo de "Pastillas para no soñar", Sabina se despide de Guatemala
Sabina presume el acompañamiento de la bajista argentina Laura Gómez durante el recital

No faltó el homenaje a su gran amiga, Chavela Vargas, a quien saludó durante el tema Por el bulevar de los sueños rotos, como parte de sus más de 20 canciones que durante dos horas presentó.

El talento de su corista, Mara Barros, también destacó en la velada. En una canción en solitario Barros hizo gala de su talento e interpretó una canción de la autoría de Sabina: Hace tiempo que no. Sin embargo, el clímax de su poderosa voz lo alcanzó con la introducción de Y sin embargo.

El concierto finalizó con los aplausos del público que pidió más canciones al español, aunque en el repertorio lo dio casi todo. Pastillas para no soñar fue la última canción con la que Sabina cerró la velada sin prometer que regresa, aunque el público se fue con esa esperanza.

Contenido relacionado

> Por esta razón, Sabina revolucionó Twitter
> Estas imágenes, demuestran lo bien que se la pasó Fernando Delgadillo en Guatemala
> Los datos que todo fan de Maroon 5 debe conocer de Adam Levine