Por qué Mario Vargas Llosa decidió visitar Zacapa

Una conversación, unos libros y la tradición oral: ¿qué fue lo que llevó a Mario Vargas Llosa a Zacapa?

Jorge Pinto, Carlos Interiano, Vilma Sánchez y Hugo Gutiérrez, en el evento donde se contó sobre la visita de Mario Vargas Llosa (Foto Prensa Libre: Pablo Juárez).
Jorge Pinto, Carlos Interiano, Vilma Sánchez y Hugo Gutiérrez, en el evento donde se contó sobre la visita de Mario Vargas Llosa (Foto Prensa Libre: Pablo Juárez).

El peruano Mario Vargas Llosa, político y escritor, ganador del Premio Nobel de Literatura, estuvo en Guatemala. 


Lo hizo en una visita discreta, poco publicitada y que se dio a conocer por un tuit, donde se difunde la fotografía del autor en la cabecera departamental de Zacapa.

Específicamente en la sede de la Asociación Zacapaneca de Contadores de Cuentos y Anécdotas (Azcca), que fue fundada en 1987 y promueve la tradición oral del departamento al oriente del país. 

Vargas Llosa quedó maravillado con la situación. Su experiencia fue narrada en una columna en el diario El País, de España. El escritor destacó la imaginación y palabra de aquellos que se dedican a vivir y contar las historias. 

Este viernes, Azcca celebró un evento en la libería Sophos, en la ciudad de Guatemala, donde comentaron sobre cómo fue interactuar con el peruano. 

Vilma Sánchez, Mario Vargas Llosa, Jorge Pinto y Álvaro Vargas Llosa, en Zacapa (Foto Prensa Libre: Twitter / @EvelynMorataya).

A la actividad asistieron Vilma Sánchez, actual presidenta de la organización, y Jorge Pinto, poeta y contador de cuentos. 

Lea también: Las otras visitas de Vargas Llosa a Guatemala

Ambos relataron que el evento fue espontáneo y ocurrió sin mayor preparación. El mismo Pinto confesó que, tras no poder ir a su trabajo por unos bloqueos en carretera.

“De un colegio me pidieron unos libros y entonces fui a la sede de la asociación. Allí me encontré con él”, recuerda. 

“Él [Vargas Llosa] viene de incógnito. Entonces yo le digo 'qué tal, mucho gusto', y el otro preguntó, junto a su acompañante, 'señora, ¿será que podemos conversar un momento'”, explicó Sánchez.

Según la dirigente, Vargas Llosa sintió curiosidad por conocer cómo funcionaba Azcca y su labor por preservar la tradición oral. “A él le interesaba conocer la situación de Azcca. Solo en Pakistán encontró una situación similar a la nuestra”, agregó.

Pinto, quien también es tesorero de Azcca, se mostró emocionado con la situación. “Lo que usted dice en el libro El hablador es también lo que nosotros hacemos acá”, le afirmó. 

Sobre el tema de la oralidad, Vargas Llosa recomendó que debe seguirse “explorando y explotando”, como un vínculo entre generaciones.

Vargas Llosa, en la sede de Azcca (Foto Prensa Libre: Twitter / @EvelynMorataya).

“Convivir con él fue una emoción. Fue una relación momentánea, de una hora, pero no es fácil coincidir con un premio Nobel, más con alguien que sintió interés por conocernos”, dijo Pinto. 

“Las cosas espontáneas, como nos ocurrió, son igualmente emotivas”, concluyó. 

Mario Vargas Llosa (Perú, 1936) es un destacado novelista y ensayista. Recibió el Premio Nobel de Literatura en 2010. Ha publicado libros reconocidos como La ciudad y los perros (1962), Historia de Mayta (1984), La guerra del fin del mundo (1981) y La fiesta del chivo (2000), entre otras.

Contenido relacionado:

> El escándalo que pone en la mira al Nobel de Literatura
> Escritor guatemalteco es nominado a importante premio latinoamericano
> Muere el investigador arqueológico Guillermo Mata Amado