Rubén Blades, Luis Fonsi y más destacan en los Latin Grammy 2017

Despacito, de Luis Fonsi fue la canción más premiada en los Latin Grammy 2017, realizados la noche de este jueves en Las Vegas, Estados Unidos, que también reconocieron a más artistas como Residente, Natalia Lafourcade, Alejandro Sanz y Vicente García, entre otros. 

Pasito a pasito, suave suavecito, Despacito, el éxito mundial de Luis Fonsi, ganó el jueves en las cuatro categorías en la que fue nominado en el Grammy Latino, que dio el premio a mejor álbum a Rubén Blades.


El tema, que llegó al tope del Hot 100 de Billboard, ganó el premio a mejor grabación, mejor canción, mejor fusión por su versión con Justin Bieber, y mejor video en versión corta.

“Ha sido un año hermoso, diez u once meses de mucho trabajo, de representar a nuestro idioma en el mundo entero, de disfrutar de una canción que gracias al público latino y a mucha gente se ha convertido en una canción muy importante, unir al mundo entero, romper la barrera del idioma”, dijo Fonsi a periodistas.

Fue el tema que cerró la ceremonia de la 18a edición del los premios más importantes de la música latina, celebrada en Las Vegas, con una versión “vestida de diferentes géneros” junto a Bomba Estéreo, Víctor Manuelle y Diplo.

“Es la búsqueda y el alcance de la excelencia profesional (…). Es una canción que pudo romper cualquier tipo de barreras, de muros”, indicó Énder haciendo alusión clara al proyecto del presidente Donald Trump.

Luis Fonsi en la alfombra roja de los premios (Foto Prensa Libre: AFP).

Integrantes de Bomba Estéreo asistieron a la ceremonia (Foto Prensa Libre: AFP).

Residente conquistó dos premios al destacar en la categoría de música urbana (Foto Prensa Libre: AFP).

Alejandro Sanz recibió el reconocimiento de Persona del Año (Foto Prensa Libre: AFP).

“Palabras anormales”

Rubén Blades se fue con el premio más importante, el de álbum del año, con su Salsa Big Band, grabado junto a su compatriota Roberto Delgado y su Orquesta, el segundo de esta noche, también ganó mejor álbum de salsa.

Residente por su parte, que llegó con nueve nominaciones al Grammy, sumó dos trofeos: mejor álbum de música urbana por Residente, su ambicioso trabajo inspirado en el estudio de su genoma, y mejor canción urbana por “Somos anormales”.

“El arte no tiene que ver con cifras, nosotros los artistas no somos cifras, no somos datos”, así que “dejen de poner cantidad de seguidores, cantidad de views y comiencen a hablar de música”.

El dominicano Vicente García se impuso como mejor nuevo artista, mejor canción tropical con Bachata en Kingston y mejor álbum cantautor con A la mar, su trabajo en el que se pasea con comodidad entre la bachata y el reggae y que produjo Eduardo Cabra, Visitante de Calle 13.

Shakira, que llegó con seis nominaciones, se ganó el mejor álbum vocal pop contemporáneo con su El Dorado.

La Banda El Recodo destacó en la música de banda (Foto Prensa Libre: AFP).

El reguetonero Maluma en la alfombra roja de los premios (Foto Prensa Libre: AFP).

Residente realizó una emotiva presentación dedicada a Puerto Rico (Foto Prensa Libre: AFP).

Alejandro Fernández se presentó en vivo en los Latin Grammy (Foto Prensa Libre: AFP).

Carlos Rivera junto a Natalia Lafourcade cantan en los Latin Grammy (Foto Prensa Libre: AFP).

“Por los dreamers”

Los Grammy Latino se otorgan por votación de los miembros de la Academia Latina de la Grabación, que el miércoles hizo un homenaje a Alejandro Sanz como persona del año.

Este jueves, tocó a Juan Luis Guerra entregar a Sanz ese Grammy de reconocimiento a su carrera, que el español dedicó a “estos chicos que viven en este país hace muchos años y están aún en una situación ilegal, los dreamers”.

Sanz se sumó así a la defensa de los 700.000 inmigrantes sin papeles, la mayoría latinoamericanos, llegados de niños a Estados Unidos que el gobierno de Trump amenaza con expulsar tras derogar en septiembre el programa que los protege de la deportación.

En medio de la interpretación de un popurrí de sus temas más conocidos, el autor de Corazón partío dijo que lleva “media vida tratando de tirar los muros”, en clara alusión a otra promesa de campaña de Trump.

“Por cada piedra un soñador”, repitió una y otra vez Sanz. “Dreamers”, gritó, y fue secundado por un coro formado por jóvenes dreamers, con los que se fusionó en un emotivo abrazo al finalizar su actuación.

La categoría de mejor canción rock resultó dividida entre el argentino Andrés Calamaro y los colombianos de Diamante Eléctrico.

El colombiano Juanes se impuso con Mis planes son amarte como mejor álbum pop rock. La chilena Mon Laferte ganó por su parte un Grammy Latino en la categoría de mejor canción alternativa con Amárrame.

Rubén Blades, que ganó el álbum del año con Salsa Big Band, se presenta en los premios (Foto Prensa Libre: AFP).

Alejandro Sanz canta junto a unos niños dreamers durante los 18 Latin Grammy (Foto Prensa Libre: AFP).

French Montana y J Balvin cantan juntos en la ceremonia (Foto Prensa Libre: AFP).

La revelación Mon Laferte durante su presentación en el acto (Foto Prensa Libre: AFP).