Adolfo Domínguez dice que morirá haciendo moda

Su imperio se extiende desde Santiago de Chile hasta Tokio y sus hijas Valeria y Adriana, cada vez se involucran más en su negocio. Pero el veterano diseñador de modas español Adolfo Domínguez, ya casi en edad de jubilación, piensa en todo menos retirarse.

Diseños del modista español Adolfo Domínguez, para la temporada Primavera-Verano 2015.
Diseños del modista español Adolfo Domínguez, para la temporada Primavera-Verano 2015.

MÉXICO- “¡No, no, no! Yo realmente me moriré en esto, eso está claro”, dijo Domínguez el lunes en una entrevista en la Ciudad de México, al ser consultado si en breve piensa dejar de trabajar en el diseño de vestuario.

“Tengo 64 años pero no tengo la más mínima intención de jubilarme, a no ser que me jubilen. Sigo ágil y con la intención de mantener el ADN de la marca. Puedo delegar la gestión, pero en el diseño, yo estoy ahí,”, agregó el modista, quien ha creado un estilo de moda casual de una simplicidad que adquiere tintes poéticos.

Modelo de la colección de Adolfo Domínguez, para la temporada Primavera-Verano 2015.

El diseñador se encuentra estos días en la capital mexicana con un doble objetivo: participar en la Semana de la Moda de México, y poner en marcha una tienda en línea, por cierto, la primera que opera fuera de su natal España.

Lea también: Adolfo Dominguez en Guatemala. País atrae a marcas de lujo.

Aunque cuenta con unas 400 tiendas en España y otras 300 esparcidas alrededor del mundo, apuesta por el comercio electrónico para seguir dominando la escena del casual wear.

Después de México, donde se ubica el segundo mercado de la firma, el objetivo será Japón, donde actualmente se concentra su tercer mercado.

Lea también: Diseñador Luis Domínguez, inaugura la Semana de la Moda en Lima, Perú.

Con el país asiático dijo que mantiene una sinergia normal debido a su estilo simplista y las emociones que despierta con cada una de sus prendas.

Modelo de la colección de Adolfo Domínguez, para la temporada Primavera-Verano 2015.

“Los japoneses quizás son uno de los pueblos más refinados del planeta. En Japón conectamos con mucha facilidad, ahí gusta nuestro producto, esta sencillez, esta capacidad de emocionar con pocas cosas y pocos medios es muy japonesa”, explicó.

En sus colecciones retoma, después de siete años, los estampados para su próxima colección otoño-invierno. También, tiene en mente la publicación de su segundo libro con sus vivencias y consejos de moda. Con información de agencia AP.