Nuevas marcas impulsan la Semana de la Moda de Sao Paulo 

El mercado mundial de la moda atraviesa un momento complejo y así lo puso el martes de relevancia la Semana de la Moda de Sao Paulo, Brasil, que en su segundo día desfilaron nuevas marcas de la “slow fashion” (moda lenta) y de adeptos al “see now, buy now” (vea ahora, compre ahora).

Publicado el
Diseños de la colección de la modista Adriana Degreas, durante la Semana de la Moda de Sao Paulo, Brasil. (Foto Prensa Libre, AFP).
Diseños de la colección de la modista Adriana Degreas, durante la Semana de la Moda de Sao Paulo, Brasil. (Foto Prensa Libre, AFP).

La segunda jornada se caracterizó por una variada pasarela que mezcló a amantes de ambas tendencias, como la estilista Paula Raia o la popular marca Riachuelo.

En este día, caracterizado por la avalancha de presentaciones, nuevas marcas se lucieron por primera vez en las pasarelas, como la firma de ropa de baño Vix que, aunque veterana en ventas, es novata en los desfiles, o A.Brand, del grupo Animale, que busca atender a un mercado más joven y con menor poder adquisitivo.

En la mezcla de estrategias de la jornada, los asistentes disfrutaron de una mañana fuera del Pabellón de la Bienal de Ibirapuera, con tres desfiles exclusivos para prensa y amigos, como el de Osklen, Vix y Paula Raia, quien maravilló con una fabulosa colección que mostró en su mansión del lujoso barrio paulista Jardim America.

Raia, de nuevo, se superó a sí misma con una presentación que llevó hasta las últimas consecuencias el tratamiento sofisticado de tejidos de seda, lino y algodón.

La colección, compuesta en su totalidad por vestidos largos y túnicas, evoca la ropa antigua,  con tonalidades que van del puro blanco a los amarillos y tonos azafrán en degradé, que resaltan los trabajos artesanales de tops y sobrefaldas con aplicaciones y bordadas en punto francés.


Después del despliegue de Raia, el diseñador Oscar Metsavat, de la marca Osklen, presentó en su local una colección de verano de faldas largas y tops en tejidos de seda y estampados tropicales, que contrastaban con las piezas de neopreno blanco y aplicaciones de pedrería pensadas para las noches de playa.

La moda de baño de Vix, que posee tienda en Estados Unidos hace casi 10 años, marcó presencia con su primera colección que desfila en la pasarela de la Semana de la Moda, y en la que no podían faltar sus ya icónicos biquinis “levanta traseros”. Una pieza que ha sido usada por modelos Gisele Bündchen y Thalia Ayala, la actriz Jennifer Aniston o la royal Kate Middleton.

Por su parte, la juvenil marca Lollita, amada en esta pasarela por sus propuestas novedosas y contemporáneas, presentó una colección veraniega en la que la diseñadora demostró su dominio del trabajo en tricot del material de rafia o los tejidos estampados, insertados de cortes geométricos, cortados a láser en faldas y vestidos a media pierna.


La marca Adriana Degreas volvió a impresionar al público con una colección repleta de sofisticadas piezas de biquinis y trajes de baño, con aplicaciones sobrepuestas de carei que simulan collares y cinturones, y que combinaban con elaboradas salidas de playa en gasas y brocados de seda inspiradas en los kimonos japoneses.

La pasarela presentó también a la marca Juliana Jabour, con una colección inspirada en la moda de la década de 1990, y a PatBo, una de las marcas preferidas de las blogueras y las denominadas “it-girl”.

La segunda edición de la plataforma de moda cerrará el viernes con la colección de Karl Lagerfeld para Riachuelo, que está previsto que sea de inspiración rockera, con piezas de cuero, detalles metalizados, estilismos de la década de 1990 y grandes eslóganes en camisetas para celebrar el nombre del diseñador.