Acné juvenil: cuándo consultar al médico

Durante la adolescencia y la juventud los cambios hormonales producen el acné, una afección en la piel que parece estar en aumento durante el aislamiento y que se manifiesta en forma de granos y espinillas.

Publicado el
El acné es una afección de la piel que se presenta principalmente durante la adolescencia. (Foto Prensa Libre: Unsplash)
El acné es una afección de la piel que se presenta principalmente durante la adolescencia. (Foto Prensa Libre: Unsplash)

De acuerdo con los expertos, esta condición afecta a cerca del 80 por ciento de personas durante esa etapa de su vida y puede desaparecer espontáneamente o mantenerse y, en algunos casos, dejar secuelas como como manchas o cicatrices.

El acné es una enfermedad que se caracteriza por la aparición de nódulos (barros) y espinillas, casi siempre en el rostro, el pecho y espalda, explica la dermatóloga Pilar Manrique, quien agrega que en estos días de confinamiento ha registrado un repunte en sus pacientes.

“Muchos pacientes me han consultado por brotes de acné. Cuando empezó la cuarentena pensé que aparecerían alergias, pero el 80 por ciento de las consultas que hago actualmente están relacionadas con el acné, asumo que el estrés y los descuidos en rutinas de lavado, alimentación y la falta de actividad física podrían ser las causas”, explica Manrique.

Al respecto, la dermatóloga Sofía Hernández señala que durante el aislamiento las personas están sometidas a estrés y eso activa la producción de cortisol.

“Se le conoce como la hormona del estrés y esta desencadena muchos efectos, entre ellos, la exacerbación de acné. Además de esto, muchas personas comen por ansiedad o han tenido una dieta poco saludable en estos días y eso también contribuye”, manifiesta Hernández.

Agrega que el acné afecta muchas veces el autoestima de la persona que lo padecen y aunque es más común en la adolescencia, no se puede decir que es “normal” a ninguna edad por tratarse de una enfermedad de piel.

Manrique opina que las principales causas de la aparición de esta condición son por la edad, los procesos hormonales y la genética, aunque señala que, ya se ha demostrado que la alimentación y el estilo de vida también inciden en la aparición del acné.

Proceso fisiológico

El acné ocurre en diferentes etapas dentro de los folículos capilares de la piel, también conocidos como poros, los cuales contienen glándulas sebáceas, que se encargan de lubricar el pelo y la piel.

Estos son los momentos que describen la aparición del acné:

  1. Producción exagerada de sebo
  2. Trastorno en el recambio de las células que lleva a la oclusión (obstrucción) del folículo
  3. Colonización del área por la bacteria Cutibacterium acnes que vive normalmente en nuestra piel
  4. Inflamación

De acuerdo con Manrique, durante este proceso puede generarse una proliferación de bacterias y entonces aparece el pus y también puede ocurrir que las células muertas queden retenidas y obstruyen el poro.

Existen productos que pueden adquirirse en farmacias y supermercados para tratar el acné. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)

Las causas del acné

Hernández afirma que la lista de posibles causas de acné es larga y la mayoría de veces hay más de una implicada. Algunas de ellas son:

Genética: tener familiares de primera línea con antecedentes de acné

Estrés: de cualquier origen, incluso la falta de sueño induce estrés en el cuerpo

Alimentación: alimentos con alto índice glicémico como azúcares añadidos y lácteos

Suplementos: multivitamínicos que contenga complejo B y suplementos proteicos originados de suero de leche

Medicamentos: esteroides

Hormonal: ovarios poliquísticos, embarazo, algunos métodos anticonceptivos

Cosméticos: maquillaje o productos oclusivos

De acuerdo con Hernández, cualquier persona que padezca de acné debería buscar ayuda profesional porque el principal objetivo del tratamiento debería ser evitar la aparición de secuelas como cicatrices y para esto debe iniciarse lo antes posible.

Aunque el acné es una afección común que puede desaparecer por sí sola o puede tratarse con productos de fácil acceso como cremas o jabones, existen señales que podrían indicarle a la persona que es momento de consultar a un experto.

A continuación Manrique lista los indicios de que se padece de un acné severo:

  • Cuando el acné aparece luego de los 30 años
  • Si en las mujeres el acné surge junto con hirsutismo, es decir proliferación de vello en las áreas donde a los hombres les crece la barba y el bigote, puede ser una señal de desorden hormonal o quistes en los ovarios.
  • Si el acné deja cicatrices
  • Cuando la piel está muy inflamada
  • En el caso de que haya sangrado
  • Si el acné no cede luego de un mes de tratarlo con jabones o cremas
  • Cuando los tratamientos populares causen irritación
  • También es necesario visitar al médico si hay mucho dolor
  • Cuando haya antecedentes genéticos de acné severo
  • Si los granos comienzan a unirse para formar uno más grande
  • Es necesario consultar al médico si hay mucha proliferación de granos.

De acuerdo con la dermatóloga, en los casos de un acné severo que necesite tratamiento médico, hay tres caminos a tomar, según la gravedad del caso.

  1. Uso de antibióticos cuando el acné es moderado o severo
  2. Tratamiento hormonal para regular la producción de las glándulas sebáceas
  3. Aplicación de Isotretinoina, una sustancia derivada de vitamina A que atrofia la glándula sebácea para que disminuya su producción de sebo. Esta opción se usa en casos de acné quístico, que es más severo que el acné moderado, también llamado vulgarís.

¿Cómo prevenir el acné?

Aunque, como se expuso anteriormente, el acné es ocasionado por genética y procesos hormonales, Manrique señala que las personas pueden ayudarse a mitigar la situación con un estilo de vida saludable.

“Lo ideal para prevenir el acné es hacer ejercicio, consumir frutas y vegetales, yogurt con probióticos y beber mucha agua”.

Además, Hernández opina que es común que se cometa el error de emplear remedios domésticos para intentar mitigar el acné, pero esto no es recomendable.

“Muchas personas utilizan recetas con ingredientes caseros y esto puede llevar que empeore. Mi consejo siempre es que acudan con el dermatólogo”, refiere.

Las expertas recalcan que llevar un estilo de vida saludable es de gran ayuda para evitar complicaciones a causa del acné.

Hernández comenta que el consumo de alcohol, fumar, tener una dieta poco saludable y manipularse las lesiones, son hábitos que se deben evitar.

Además, Manrique agrega que se ha comprobado que las manías, los lácteos, el azúcar, los carbohidratos y las grasas animales empeoran la condición.

La dermatóloga agrega que el chocolate es un alimento cuya relación con el acné no se ha podido descartar ni confirmar, por lo que Manrique recomienda consumirlo en pequeñas cantidades.