Ayude a los niños a expresar sus emociones

La expresión de emociones es fundamental a toda edad, sin embargo, durante la niñez se aprende a entenderlas y gestionarlas.

Aprender a expresar sus emociones desde niños les dará un mejor balance emocional cuando crezcan. (Foto Prensa Libre: shutterstock).
Aprender a expresar sus emociones desde niños les dará un mejor balance emocional cuando crezcan. (Foto Prensa Libre: shutterstock).

Las emociones están con nosotros siempre, pero conforme se va creciendo se desarrollan mecanismos para enfrentarlas. Por ello, es importante que durante la niñez se aprenda a entenderlas, nombrarlas y expresarlas, para lograr un buen desarrollo emocional y equilibrio mental, lo cual ayuda a tener mejor empatía y asertividad, herramientas indispensables en todos los ámbitos a cualquier edad.

De acuerdo con Karla Giron, psicóloga infantil, los niños más pequeños siempre dejan fluir sus emociones de forma espontánea y natural, aún cuando no entienden qué significan. Sin embargo, los padres de familia, de forma indirecta, tratan de regularlas o reprimirlas con frases como “por eso no se llora”, “no grites porque los demás se van a enojar” o “eso no te tiene que dar miedo”. Con estas acciones los pequeños comienzan a pensar que mostrar sus sentimientos no siempre es correcto.

“Cuando un niño es capaz de hablar con un adulto de confianza acerca de cómo son sus emociones, es seguro que se sentirá mejor. Si la persona mayor considera que el pequeño no sabe exactamente cómo decir lo que siente con palabras, puede notar su lenguaje corporal. Por el movimiento de sus manos, cuerpo y gestos puede dar a entender cómo se siente”, dice la profesional.

No es positivo reprimir mucho las emociones de los niños, porque puede generar ansiedad, inseguridad, retraimiento y que las reflejen en forma de malestar físico. Los expertos dan algunos consejos para lograr que los más pequeños del hogar aprendan a expresar sus emociones:

Enseñar con ejemplos

Para Sergio Morales, pedagogo, la mejor forma de ayudar a un infante a entender lo que siente es por medio del ejemplo. Si el adulto expresa adecuadamente sus emociones frente a sus hijos ellos lo tomarán como una guía. Para lograrlo es vital que exprese sus sentimientos con palabras y no con acciones, para que los pequeños hagan lo mismo.

Con frases como “hoy me siento feliz y entusiasmado porque en el trabajo logré la meta que me propuse” o “estoy enojado porque…”, les ayudará a entender que las emociones son naturales y todos pueden llegar a tenerlas. Así como expresarlas puede ser una buena forma para sentirse mejor.

Expresar con palabras

Ayudar a decir con palabras lo que siente es vital para que le niño entienda y reconozca la emoción. Por ejemplo, si está enojado porque su hermano no quiere jugar con él o le quitó el juguete, el adulto puede decir algo como “estás enojado porque tu hermano te quitó tu juguete”.

Por medio de juegos se puede enseñar a los niños los gestos de cada emoción. (Foto Prensa Libre: shutterstock).

De esta forma el pequeño aprenderá el término correcto de lo que siente y luego, en una próxima ocasión, ya podrá decirlo con palabras y no con enfados o berrinches, que muchas veces a los adultos les cuesta entender.

Expresiones faciales

Una manera clásica de entrenar el reconocimiento de emociones pasa por la identificación de expresiones faciales en caras dibujadas o fotografías. No hace falta que revistan gran complejidad, sino simplemente que puedan observarse el tipo de gestos que se llevan a cabo al experimentar una emoción.

Afrontamiento

Cuando un niño entiende sus emociones, pero no sabe expresarlas, necesitará estrategias de afrontamiento para poder volver a su equilibrio emocional. Por ello, no castigue ni regañe al pequeño innecesariamente o cuando no entiende lo que sucede, porque lo que necesita es una guía para explicar sus sentimientos.

Cuando vea que algo le sucede, invítele a que le cuente lo que siente, sin interrogarlo o presionarlo. Demuéstrele su confianza para que se sienta seguro al hablar y sea capaz de expresar sus emociones. También puede usar cuentos o juegos para que entienda mejor las emociones, con estos recursos también puede explicarle que es importante sentir y expresarse.

Muestre disposición para escuchar al niño cuando quiera expresar sus sentimientos, aún cuando le cueste explicarlo con palabras. (Foto Prensa Libre: shutterstock).

Si considera que le cuesta decirlas con palabras, puede optar por dibujos o escritura para que saque sus sentimientos. Cualquier opción es válida.

Vídeos y películas

Hablar de las emociones a través de películas o vídeos cortos puede dar la oportunidad de reflexionar con la historia o reacciones de los personajes. Cuando el contenido es adecuado a su edad y se identifica con los personajes, puede ser más fácil entender lo que está sintiendo el protagonista y la razón por la que es así.

Al finalizar de verlo, puede preguntarle acerca de su opinión de lo que pasó y si cree que el personaje pudo reaccionar de otra forma. Si responde con un “no”, acepte su opinión y no lo cuestione.

Listado de emociones

Desarrollar junto a los niños un listado acerca de las cosas que les hacen sentirse bien es una herramienta para ayudarlos a sentir mejor cuando están enojados o tristes. Lo ideal es tener la lista a la mano para que al sentir emociones negativas, tengan soluciones para resolver conflictos.