Cómo crear hábitos de estudio en sus hijos

Empiece el ciclo escolar de la mejor manera. Para que sus hijos tengan un rendimiento satisfactorio en clases, necesitará poner en práctica algunos consejos. Es cuestión de hábitos para lograr la meta.

Publicado el
Si sus hijos comienzan el ciclo escolar con buenos hábitos estudios, rendirán mejor. (Foto Prensa Libre: Servicios).
Si sus hijos comienzan el ciclo escolar con buenos hábitos estudios, rendirán mejor. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Aunque pueda parecer demasiado temprano, este es el momento adecuado para que los estudiantes inicien de manera óptima la preparación académica del ciclo escolar 2020. Las buenas prácticas asegurarán que su hijo aprenda en sus clases y alcance los objetivos a tiempo.

En algunos casos, hay alumnos que postergan el estudio y se concentran en otras actividades, pero esto tiene repercusiones tanto en su aprendizaje como en las notas que son fundamentales para pasar el grado.

Esta práctica no es aconsejable porque, además de que los menores dejan de adquirir conocimientos, en los últimos meses intentan recuperar la zona, lo cual implica que hagan un sobreesfuerzo al estudiar, se elevan los niveles de estrés y, en algunas ocasiones, no logran llegar al promedio requerido por el establecimiento educativo.

Esto se traduce en que los alumnos necesitarán un año más para graduarse y mayor inversión económica de los padres en la educación de sus hijos.

La importancia de los hábitos

Olimpia Hernández, de Clases y Tutores, opina que un hábito se forma a partir de constantes repeticiones hasta que se vuelve una acción automatizada. “Si un estudiante organiza su tiempo, hace sus tareas y se concentra en estudiar, rendirá mejor en lo académico”, comenta.

Considere que podría tomarle un tiempo formar estos hábitos, especialmente si se trata de niños muy pequeños. Lo recomendable es que incorpore una rutina gradualmente. Hernández indica que esto evitará que los padres tengan preocupaciones a finales de año y pasen por malas experiencias.

Siga los consejos de expertos en tutorías escolares para crear hábitos de estudios en sus hijos:

En clase

Llevar una agenda

La organización es clave para tener un adecuado rendimiento en el centro educativo. Hernández recomienda que todo estudiante lleve una agenda para saber exactamente cuáles son sus asignaciones para cada día.

Una agenda es una herramienta útil para la organización. (Foto Prensa Libre: Servicios).

“Hay alumnos que anotan sus deberes en los cuadernos y lo olvidan. Los padres, al revisar los útiles, podrían pasarlo por alto y, como consecuencia, no hacen las tareas que correspondían”, refiere Hernández. Si su hijo tiene una agenda, no habrá posibilidad de que olvide sus obligaciones.

Los niños también deben llevar un acompañamiento de sus padres o tutores. Hernández sugiere que los responsables de los menores se deben encargar de revisar diariamente la agenda y motivar a sus hijos a que cumplan con compromisos.

Hacer anotaciones

En el salón de clases, mientras los docentes imparten la clase, es importante que los estudiantes presten atención y tomen nota. Jacinto de la Cruz Velasco, tutor de Sthar Tutorías, indica que esto muestra interés y disposición por aprender y, a su vez, es una manera de destacar los temas importantes.

Invite a su hijo a resolver las dudas que tenga sobre los temas vistos en clase. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Motive a su hijo a resolverlas para estar preparado en las evaluaciones.

En casa

Tener un espacio adecuado

Para estudiar de manera efectiva, es necesario que el estudiante tenga un espacio adecuado en casa. Lo ideal, dice Hernández, es que sea una habitación libre de ruido.

Procure que el espacio de estudio sea iluminado y esté libre de distracciones. Acompañe a su hijo en el proceso de aprendizaje. (Foto Prensa Libre: Servicios).

“Generalmente, el comedor está cerca de una sala donde la familia se reúne, hay música, televisión o algún distractor. Los padres podrían implementar un espacio iluminado, con buena ventilación, un escritorio y sillas cómodas”, sugiere.

Organizar el tiempo

Nuevamente, la agenda jugará un rol importante. Dependiendo de las asignaciones anotadas en ella, el estudiante podrá determinar cuanto tiempo deberá tomarse para cumplir con cada tarea. Estas no deberían absorber toda la tarde y noche. También debe considerar la hora que regresa a casa.

Esto también funciona como una meta lo cual motivará a su hijo a terminar todo a tiempo, bien hecho y contar con un momento de distracción.

Recrearse

Al tomar en cuenta que las jornadas escolares suelen ser largas, si desea que su hijo rinda en lo académico, también debe tener la oportunidad de distraerse y recrearse. Permita que descanse al llegar a casa, que almuerce, que salga.

Tenga empatía con su hijo. Recargarlo de tareas podría frustrarlo. (Foto Prensa Libre: Servicios).

“Si traemos a un niño a casa que viene de estar todo el día sentado en el colegio, no querrá estudiar y hacer sus tareas de inmediato”, asegura Hernández. Pero esto no es sinónimo de permitir que pase todo su tiempo libre frente a la televisión o dispositivos electrónicos. “La mejor forma para distraerse es salir, platicar, reír y hacer ejercicio porque así oxigena el cerebro”, indica De la Cruz Velasco.

Motive a sus hijos a practicar actividades en el exterior. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Si obliga a su hijo a estudiar en exceso, perderá la concentración y no rendirá en sus estudios.

Padres: establecer metas y acompañamiento

Para lograr los objetivos deseados, los padres deben establecer metas a sus hijos y darle seguimiento a su desempeño escolar. Que no se conformen únicamente con “pasar la materia”, sino con entender los temas. La formación académica es fundamental para construir bases sólidas para su futuro.

 

Contenido relacionado:

>Qué evaluaciones médicas debe hacerle a su hijo con regularidad

>Cómo ayudar a sus hijos a relacionarse y convivir con más niños

>Estos factores pueden condicionar el rendimiento escolar