Cómo ordenar el clóset y desechar ropa

Ordenar varios ambientes de la casa puede ser una buena actividad para aprovechar el tiempo. Muchas veces organizar el clóset es una tarea pendiente, que ahora puede llevar a cabo.

Un armario ordenado le da tranquilidad y lo hará sentir más cómodo en su hogar. (Foto Prensa Libre: Pixabay).
Un armario ordenado le da tranquilidad y lo hará sentir más cómodo en su hogar. (Foto Prensa Libre: Pixabay).

El hogar es el espacio más íntimo de las personas y en donde se fortalece su área personal y familiar, por lo que es indispensable tenerlo ordenado. El dormitorio es un área importante porque brinda tranquilidad y bienestar; sin embargo, muchas veces el desorden del clóset impide este objetivo. Aprender a ordenarlo le ayudará a tener mejor humor y sentirse más cómodo.

El desorden provoca una saturación visual que genera en la persona cansancio, el cual puede verse reflejado en la falta de energía para desarrollar las actividades diarias. Tener las cosas en su lugar ayuda a la concentración, a reducir el estrés y la sensación de cansancio. Además, desde el momento en que se toma la decisión de ordenar se comienza una terapia ocupacional que le ayudará a relajarse y a tomar mejores decisiones.

Cómo desechar ropa

De acuerdo con la diseñadora y organizadora de interiores Jimena Álvarez existen diversas técnicas para ordenar un armario, según el espacio y cantidad de ropa que se tiene. Sin embargo, todos inician con el mismo paso: vaciar el clóset por completo, limpiarlo y comenzar a organizar la ropa. Al vaciarlo tendrá una idea de la cantidad de prendas que tiene, el color o la temporada que predomina, así como el espacio del que dispone.

Al tener toda su ropa afuera se dará cuenta que ha guardado prendas que no ha usado en mucho tiempo y que, probablemente, ya no usará. Siga estos pasos para desechar un poco de ropa:

1. Separe su ropa en tres secciones: la que más usa, la que se pone no tan seguido y la que no se ha puesto en el último año.

2. Trabajará primero con la que no se ha puesto en el último año. Revísela y determine la razón por la que no la usa, puede dividirla en: ya no le queda o no le gusta, está rota y es de otra temporada. Con la primera división, lo aconsejable es lavarla, colocarla en bolsas y donarla. Con la segunda, analice si se puede arreglar, de ser así, decida si la volverá a usar. “Si esa prenda está en el grupo de la ropa que no se pone desde hace un año, es probable que ya no se vuelva a usar. Por eso, aunque la haya arreglado, lo mejor es donarla. Con la tercera división hay que ponerse creativos. Vea si con la ropa que usa más seguido puede crear combinaciones que usará o si la temporada ya se acerca, sino también opte por desecharla.

3. Si decide quedarse con ropa lo mejor es guardarla limpia. En caso de que sea de otra temporada, guárdela en bolsas plásticas para evitar que se ensucien, y colóquelas en la parte del armario que menos utilice.

Cómo ordenar el clóset

La organizadora de interiores Andrea Rivera opina que la clave para ordenar bien un clóset es dividir la ropa en diferentes grupos, según sus características y guardarla tomando en cuenta el uso que se le dé y el espacio que se tenga.

1. Separe la ropa por tipos: cuando ya haya seleccionado la ropa con la que se quedará, sepárela por tipos. Es decir, pantalones, shorts, camisas, playeras, pants, pijamas, ropa interior, etc. De esa forma determinará el espacio que necesita para cada grupo.

2. Divida por características: cada grupo deberá dividirlo en subgrupos. Separe, por ejemplo, las camisas de manga larga y las de manga corta, los pantalones de vestir y los informales, etc. Así será más fácil guardar sus prendas.

Ordenar por características le ayudará a encontrar más rápido la ropa. (Foto Prensa Libre: Pixabay).

3. Analice su armario y prendas: al tener los grupos ordenados se dará cuenta qué tipo de ropa predomina en su clóset. Luego, analice cómo la guardará. La ropa que se pone más debe estar bien a mano. Las gavetas o cajas pueden ser para la ropa interior, para las prendas que usa menos o la de fin de semana. Los pantalones, coloque primero los que utiliza para el trabajo y luego los de descanso, al igual que las camisas. Cada grupo puede ir ordenado por color.

4. Opte por el doblado vertical: esta técnica se volvió popular por la gurú del orden Marie Kondo, con su serie en Netflix ¡A ordenar con Marie Kondo! El método consiste en doblar la ropa de forma vertical para optimizar espacio y al abrir la gaveta, ver todas las cosas de una sola vez. En este video, Vanesa Travieso, organizadora profesional, explica cómo hacerlo.

5. La ropa interior también puede ir en una gaveta usando el doblado vertical. No olvide colocar separadores para que no se desordenen y se mezclen las piezas.

Recomendación: las gavetas y cajas pueden ir según el orden en que se vista. Por ejemplo, en los cajones superiores la ropa interior y después camisas y pantalones. En los últimos puede guardar zapatos.

6.  Los accesorios también necesitan un espacio propio. Coloque a la vista los que más usa y guarde en cajas los que no son de temporada o ya no usa. Aquí se incluyen cinchos, bolsas, anteojos, joyería, etc.

“Si tiene espacio en su dormitorio, los bolsos y cinchos puede dejarlos a la vista, así no olvida cuáles podrían combinar con su ropa. Los cinchos, incluso, puede colgarlos en una esquina, para que no se quiebren al estar enrollados mucho tiempo. Los pañuelos y bufandas puede colgarlos en una percha para mantenerlas ordenadas y limpias”, recomienda Rivera.

 

0