El centro de la Navidad son las velas

La mesa es el lugar por excelencia en el cual las familias conviven con sus seres queridos y degustan de los platillos de la época navideña, como tamales, pavo y ponche.

El dorado y el plateado son colores que siempre han caracterizado la decoración navideña. Este centro de mesa —sobre una base color oro— incluye bombas y vasos de cristal con velas con luz artificial en el interior. (Fotos Prensa Libre, Carlos Hernández)
El dorado y el plateado son colores que siempre han caracterizado la decoración navideña. Este centro de mesa —sobre una base color oro— incluye bombas y vasos de cristal con velas con luz artificial en el interior. (Fotos Prensa Libre, Carlos Hernández)

“Los centros de mesa son los accesorios más importantes de la decoración navideña, ya que estos engalanan el espacio donde se hace el brindis y se agradece por los alimentos”, dijo el martes la decoradora de interiores Irma de Cruz, durante El Consultorio, que se transmite por las plataformas digitales de Prensa Libre.

Según De Cruz, los centros de mesa tienen que combinar con el resto del decorado, como cortinas, guirnaldas y el tradicional arbolito. “Por eso debemos encontrar una línea estética con los colores. Recordemos que el verde, el rojo, el dorado y el plateado nunca pasan de moda”, agregó.

Las personas que deseen emplear tonalidades más modernas, el morado y el cobre son tendencia esta temporada.


Otra recomendación es que el centro de mesa no mida más de 30 centímetros de alto, para que no bloquee la visibilidad de los comensales.