Estos son los dos nuevos tipos de cáncer de piel

Investigaciones recientes revelan que existen dos nuevos tipos de cáncer de piel de tipo no melanoma los cuales aumentaron entre los años 2000 y 2010.

Permanecer expuesto al sol sin protección es un riesgo de cáncer en la piel. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Permanecer expuesto al sol sin protección es un riesgo de cáncer en la piel. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

El equipo del Proyecto Epidemiológico de Rochester en Minnesota, Estados Unidos, informa que, el diagnóstico del carcinoma de células escamosas (también conocido como carcinoma cutáneo de células escamosas) aumentó en 263 por ciento y el de carcinoma de células basales en 145 por ciento.  Los investigadores compararon el período de los años 2000 a 2010 frente a otros dos segmentos de tiempo: 1976 a 1984 y 1985 a 1992.

Las mujeres de 30 a 49 años presentaron el mayor aumento en los diagnósticos de carcinoma de células basales, en cambio las mujeres de 40 a 59 años y de 70 a 79 años presentaron el mayor aumento en el carcinoma de células escamosas. 

Los hombres presentaron un aumento en el carcinoma de células escamosas entre el primero y el segundo períodos estudiados (1976 a1984 y 1985 a1992), pero mostraron un ligero descenso en el período 2000 a 2010. Sin embargo, los hombres de más de 29 años mostraron aumentos similares en el diagnóstico de carcinoma de células basales tanto en el período 2000 a 2010 como en los dos anteriores.

¡Cuidado con las camas de bronceado!

El dermatólogo Christian Baum, de Mayo Clinic indica que ya se tiene conocimiento que el sol y algunas fuentes artificiales de luz solar emiten rayos ultravioletas que dañan la piel (rayos UV) y que los daños se acumulan con el tiempo y que eso generalmente conduce al cáncer de la piel. 

“Pese al hecho de que los protectores solares y las advertencias han estado ampliamente disponibles por más de 50 años, en la década de los años 80 se observó el surgimiento de las camas de bronceado, y durante muchos años ha sido común broncear la piel, sea adentro o afuera”, añade el médico.

Según Baum, se ha identificado una disminución en el bronceado de la piel pero las camas de bronceado no han dejado de existir y las playas tampoco están vacías, “lo que la gente debe recordar es que el daño se acumula, advierte el médico, y que “al final, aquellas ampollas de las quemaduras solares de la juventud y aquella piel caliente, enrojecida y pelada en los hombros de la edad adulta pueden sumarse y conducir a uno o más tipos de cáncer de piel”.

Los investigadores informan que, entre 2000 y 2010, el diagnóstico del carcinoma de células escamosas aumentó en 263 por ciento y el de carcinoma de células basales en 145 por ciento. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Protector solar

Los autores del trabajo también informan que las alteraciones en la exposición a la luz ultravioleta pueden ser la razón del cambio en la ubicación donde se encontraron los tumores cancerosos. En los períodos anteriores, tanto el carcinoma de células basales como el de células escamosas fueron diagnosticados en la cabeza y el cuello; pero en los últimos tiempos, los informes muestran más carcinomas de células basales en el torso, igual que más carcinomas de células escamosas en los brazos y las piernas.

“Aplíquese protector solar, incluso en el brazo izquierdo aunque no conduzca, porque los rayos ultravioletas penetran tanto las ventanas del automóvil como la piel expuesta, hasta cuando no brilla el sol. Los rayos ultravioletas se reflejan bajo las nubes, en la nieve, en los edificios y en mucho más; eso ocasiona daños, incluso en los días grises”, explica el Dr. Baum.

El Dr. Baum dice que el riesgo de cáncer debe brindar el máximo argumento para la aplicación de protectores solares a diario, durante todo el año y en toda la piel expuesta al sol.

Los protectores solares deben aplicarse  a diario, durante todo el año y en toda la piel expuesta al sol. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)