La osteoporosis, una enfermedad silenciosa

El diagnóstico de la osteoporosis se realiza a través de la medición de la densidad mineral ósea.

Publicado el
La osteoporosis, una enfermedad silenciosa
Es la enfermedad ósea más común en el mundo. Foto Prensa Libre: Pixabay

La osteoporosis es una enfermedad caracterizada por la baja densidad mineral ósea, eso quiere decir que el contenido de calcio y fósforo de los huesos está disminuido, por lo tanto, los huesos son más frágiles.  Su prevalencia es especialmente elevada en mujeres posmenopáusicas y, sin la intervención adecuada, conduce a un incremento significativo del riesgo de presentar fracturas.

Es la enfermedad ósea más común en el mundo.  Se estima que después de los 50 años, 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 5 hombres sufrirán una fractura en algún momento de sus vidas.

Generalmente, la osteoporosis no duele y la persona no sabe de su condición antes de fracturarse, y dependiendo de qué hueso se haya fracturado, serán los síntomas.

El diagnóstico de la osteoporosis se realiza a través de la medición de la densidad mineral ósea, por densitometría ósea, usando el puntaje T.

La medición de la densitometría debe hacerse en la columna lumbar y cadera, utilizando el antebrazo solo en casos donde no se pueda medir en las regiones anteriores.

Una vez que la persona se presenta con una desviación estándar de -2,5 en el puntaje T en cualquiera de los sitios de medición se le diagnostica como osteoporosis. Por otro lado, valores entre -1 y -2,5 del puntaje T se catalogan como osteopenia.

Prevención:

Es importante saber que la formación de la masa ósea inicia desde la gestación. A la mujer embarazada se le debe suplementar con calcio y vitamina D.

Luego a lo largo de la vida se debe mantener una adecuada ingesta de calcio y vitamina D. En niños y adolescentes se recomienda una ingesta diaria de calcio entre 800 a 1300 mg, en adultos y postmenopausia al menos 1200 mg.

La siguiente recomendación es actividad física razonable, adaptada a la edad y características de la persona, lo que incrementa la coordinación y potencia de los músculos y equilibrio. Conviene caminar diariamente (al menos 20 minutos), realizar ejercicios suaves como montar bicicleta, nadar o subir escaleras.

El tratamiento consiste en un adecuado consumo de calcio y vitamina D. El calcio se debe consumir en la dieta, por lo menos 2 porciones al día de lácteos, yogurt o queso, además se debe suplementar con calcio para alcanzar la meta de 1200 mg de calcio elemental al día. La vitamina D está presente en muchos alimentos de origen animal y vegetal, el requerimiento diario es de 800-1000 unidades.

También se recomienda suspender tabaco, disminuir la cantidad de alcohol y café que se consume al día, dieta balanceada y ejercicio regular.

Existen varios medicamentos inyectados o tomados (bifosfonatos, anticuerpos monoclonales, raloxifeno, estrógenos, hormona paratiroidea, calcitonina) para tratar osteoporosis, el objetivo es evitar la progresión de la enfermedad y prevenir fracturas. Lo ideal es acudir a un médico capacitado para evaluar cada caso individualmente y recomendar lo ideal para cada persona.

Dr. Rómulo de León, Miembro de la Asociación de Endocrinología, Metabolismo y Nutrición de Guatemala

Tratamiento

Dr. Rómulo de León, Miembro de la Asociación de Endocrinología, Metabolismo y Nutrición de Guatemala

El diagnóstico y tratamiento oportuno de la osteoporosis debe ser prioridad en personas mayores de 65 años.